A ojos del régimen, es un "enemigo del Estado"

Disparan en Alemania al futbolista germano-turco Deniz Naki, crítico con Erdogan

EP - Lunes, 8 de Enero de 2018 - Actualizado a las 19:38h

Fotografía de archivo tomada el 8 de noviembre de 2016 que muestra al delantero germano-turco de origen kurdo Deniz Naki.

Fotografía de archivo tomada el 8 de noviembre de 2016 que muestra al delantero germano-turco de origen kurdo Deniz Naki. (EFE/ Str)

Galería Noticia

Fotografía de archivo tomada el 8 de noviembre de 2016 que muestra al delantero germano-turco de origen kurdo Deniz Naki.

AQUISGRÁN (ALEMANIA). El jugador germano-turco Deniz Naki, muy crítico con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, fue víctima de disparos por parte del ocupante de un vehículo esta madrugada cuando viajaba por una autopista en el oeste de Alemania.

Los hechos, ocurridos cerca de la localidad natal del jugador, en Düren, están siendo investigados por la Fiscalía de Aquisgrán, que ha abierto diligencias por un delito de homicidio en grado de tentativa contra un desconocido.

"Estamos investigando en todas las direcciones", señaló la fiscal Katja Schlenkermann, poniendo de manifiesto que el Ministerio Público no descarta una motivación política en el ataque.

Este ha sido un extremo apuntado por el propio Naki, quien en declaraciones al diario conservador 'Die Welt' aseguró haber sido víctima de un atentado.

"Pude haber muerto, no me faltó mucho", dijo el jugador, que hace años formó parte de la selección alemana sub-21. El deportista admitió haber temido por su vida y explicó que dos de las balas habían impactado en el centro de la ventanilla y cerca de las ruedas.

El delantero, de origen kurdo, cree que detrás del ataque se encuentra un agente de los servicios de inteligencia turcos o una persona que no comulga con su posición política.

"En Turquía soy continuamente un blanco por mi postura prokurda", indicó al semanario 'Der Spiegel' Naki, que juega en la actualidad en el Amed SK, un club de la tercera división turca de la ciudad de Diyarbakir, en el sureste del país.

El año pasado, un tribunal turco condenó a Naki a 18 meses de prisión condicional tras ser acusado de propaganda terrorista a favor del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), prohibido por Ankara.

A ojos del régimen de Erdogan, el futbolista es un "enemigo del Estado" mientras que la población kurda le profesa una gran veneración. No es la primera vez que Deniz Naki da cuenta de los ataques perpetrados contra su persona o su equipo.

etiquetas: sucesos, futbol