Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Evolución del gasto de las familias

La cuota de mercado de la marca blanca se estanca con la mejora de la economía

Los productos de los grandes distribuidores se han consolidado con la crisis y suponen cerca del 34% del mercado

Xabier Aja - Lunes, 8 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:15h

Mercadona ha dado un impulso a las conocidas como marcas blancas en el Estado español.

Mercadona ha dado un impulso a las conocidas como marcas blancas en el Estado español. (Borja Guerrero)

Galería Noticia

  • Mercadona ha dado un impulso a las conocidas como marcas blancas en el Estado español.

pamplona- Los hogares vascos gastan de media unos 4.865 euros al año en alimentación (incluidas bebidas), la cifra más alta de todo el Estado, según el estudio Evolución del gasto de las familias españolas en alimentación 2014-2016, realizado por AIS Group.

Según el informe, dedican a las compras en alimentación unos 500 euros más de lo que gastó la media de familias españolas, 4.313 euros. Buena parte de ese dinero va destinado a la adquisición de productos de la conocida como marca blanca o marca de distribuidor como insisten en llamarles las grandes cadenas comerciales. Estos productos de marca blanca están detrás del auge en el Estado de cadenas como Mercadona, líder indiscutible del mercado español y líder con más del 57% de enseña propia en sus estanterías, que ha hecho bandera de su marca Hacendado pero tras un crecimiento imparable coincidiendo con la crisis económica que estalló en 2007, su evolución al alza parece haberse parado, según los últimos datos del sector, en cotas cercanas a un estimable 35% con la llegada de la recuperación de la economía.

La marca blanca, santo y seña de Mercadona, es en realidad, al menos en el Estado español, fruto de una iniciativa del grupo Eroski hace casi 40 años. En 2001 la cuota de mercado de las citadas marcas estaba en algo más del 18% y ha llegado a duplicarse. En 2001, según la consultora Kantar, había unas 85.000 referencias y hoy, más de 140.000. Este auge ha favorecido a los consumidores que se han encontrado con precios más bajos, no sólo en los productos del distribuidor, sino también en los del fabricante que a la vista del aumento de competencia ha tenido que estrechar sus márgenes, pero ha perjudicado a la innovación en nuevos productos por falta de retorno de la inversión.

Como se recordará la citada marca blanca es una enseña que pertenece a una cadena de distribución, hipermercado o supermercado, -ya sea Mercadona, Carrefour, Eroski, Dia, El Corte Inglés, Lidl etc- que sirve para comercializar productos de diferentes fabricantes a precios más competitivos. Por ejemplo sale más económico adquirir un yogur natural, por citar un producto de uno de los sectores con mayor peso de la marca blanca, con la etiqueta del distribuidor que uno con la marca del líder Danone.

Precios más baratosLa crisis económica puso de moda este tipo de marca por sus precios económicos y muy ligada a la cadena valenciana Mercadona.

Aunque para muchos consumidores los productos de marca del distribuidor están indisociablemente unidos a la compañía presidida por Juan Roig, la iniciativa en el Estado fue de Eroski que lanzó los primeros con envases blancos en 1977 aunque la idea original es británica, país, junto a Suiza, con el mayor peso de estas marcas en Europa.

La marca blanca se mantiene estable en el Estado español con una cuota de mercado del orden del 34%, según Kantar. Esto es un respiro para los grandes fabricantes tradicionales, agrupados en Promarca, que han visto como estos años sus márgenes se estrechaban de manera apreciable y que además no han dudado en criticar lo que consideran prácticas que rayan la competencia desleal. Antes las marcas, por ejemplo Coca Cola y Pepsi, eran competidoras entre sí y había una cadena comercial que distribuía los productos. Pero en los últimos años la cadena se ha convertido en distribuidora además de competidora, tiene su propia marca y compite con las demás. Y en este escenario, según un estudio sobre innovación de la consultora Kantar, las marcas clásicas tienen las de perder pues, por ejemplo, si se lanza un producto nuevo y los grandes distribuidores, léase Mercadona, Carrefour, Dia, Eroski etc no lo ponen en sus estanterías, está condenado al fracaso en el 100% de los casos.

Mercadona, Lidl y Dia son las cadenas comerciales que más apuestan en su surtido por la marca blanca. Mientras que otras, -caso por ejemplo de la vasca BM-Uvesco-, eligen como elemento diferenciador en el mercado la libertad de elección del consumidor. En Eroski la marca propia supone entre el 30 y 36% de las ventas totales, según la empresa vasca, muy lejos del más del 57% de Mercadona. En la actualidad el grupo vasco cuenta con varias marcas propias presentes en todas las categorías y está innovando en productos más saludables.

Distribución

Marca blanca. Los productos con la marca del distribuidor han pasado de contar con una cuota de mercado del orden del 18% en 2001 a cotas cercanas al 36% en la actualidad. Desde 2004, y de la mano de la mejora de la economía, el crecimiento se ha estancado y se consolida en cotas del 34-36%, según los diferentes informes sectoriales. El peso de las mismas en unas cadenas comerciales u otras oscila entre el 20% y más del 50%.

Alimentación. Los hogares vascos son los que más gastan del Estado en alimentación y bebidas con una media de 4.865 euros al año, según un estudio de AIS Group. La media de las familias españolas es de unos 4.313 euros.


La cifra

34%

Es la cuota de mercado de las enseñas propias de las grandes cadenas de distribución.

Herramientas de Contenido