Hollywood se sacude sus demonios en la gala

Los Globos de Oro, un alegato contra el acoso a las mujeres

Con duros y sentidos discursos como los de Oprah Winfrey o Nicole Kidman, la 75 edición del certamen pasará a la historia

d.n. - Lunes, 8 de Enero de 2018 - Actualizado a las 08:29h

Oprah Winfrey, protagonista de la gala.VER VÍDEOReproducir img

Oprah Winfrey, protagonista de la gala.

Galería Noticia

Oprah Winfrey, protagonista de la gala.ReproducirOprah Winfrey, protagonista del día.Debra Messing.Allison Williams.Laura Marano.El elenco de 'Lady Bird'.Oprah Winfrey.Nicole Kidman con su marido Keith Urban.Jessica Chastain y Octavia Spencer.Parte del elenco de 'Big little lies'.El reparto de 'El cuento de la criada'.Millie Bobbie Brown.William H. Macy.Jessica Chastain y Kerry Washington.Los hermanos James y Dave Franco.Sarah Jessica-Parker.Resse Witherspoon, Eva Longoria, Salma Hayek y Ashley Judd.Sharon Stone con su hijo.Emilia Clarke.Alicia Vikander.America Ferrera, Natalie Portman, Emma Stone y Billie Jean King.Margot Robbie.Angelina Jolie.Kendall Jenner.Justin Timberlake y Jessica Biel.Jude Law.Mandy Moore.Kit Harington.Dakota Johnson.Ewan McGregor.Heidi Klum.Meryl Streep y Ai-jen Poo.Allison Brie.El reparto de 'Stranger things'.Catherine Zeta-Jones.Los protagonistas de 'The Crown', Claire Foy y Matt Smith.Catherine Zeta-Jones.Alexis Bledel.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

LOS ÁNGELES. Tras unos meses de enorme controversia y estupefacción que dejaron a Hollywood temblando, el mundo del espectáculo se sacudió hoy sus demonios en los Globos de Oro y gritó con contundencia contra el acoso sexual a las mujeres.

Con duros y sentidos discursos como los de Oprah Winfrey o Nicole Kidman pero también con ácidos chistes como los del presentador Seth Meyeres, la 75 edición de los premios que organiza la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA) pasará a la historia, no tanto por sus ganadores como por la denuncia y condena pública de las agresiones sexuales a las mujeres.

La gala llegó precedida por una alfombra roja en la que prácticamente la totalidad de los artistas vistió de negro, como protesta por el acoso sexual, pero la crítica contra el machismo continuó durante toda la gala al calor de los movimientos "Me Too" ("Yo también") y "Time's Up" ("Se acabó el tiempo").

Oprah Winfrey, ganadora del premio honorífico Cecil B. DeMille, fue una de las más tajantes al dirigirse contra "los hombres poderosos y brutales" que han dominado el mundo durante mucho tiempo: "Su momento ha llegado. Se acabó el tiempo".

EL DISCURSO No hubo tregua, ni falta que hacía. Era la primera vez que una mujer negra recibía este reconocimiento concedido por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood. 75 años han tenido que pasar y en su discurso Winfrey no dejó pasar la oportunidad de arrancar su discurso recordando el momento en el que Sidney Poitier se convirtió en el primer actor negro en ganar un Oscar.

"Recuerdo que su corbata era blanca, su piel era negra, y lo estaban celebrando. Nunca había visto que se homenajease a un hombre negro así", rememoró. Pero si el año pasado el protagonista del discurso de Meryl Streep fue Donald Trump, este año Winfrey escogió un nombre desconocido para la mayoría del público, el de Recy Taylor. "En el año 44 era una joven ama de casa que volvía de la iglesia hasta su casa de Alabama cuando fue atrapada y violada por seis hombres blancos que la dejaron tirada en la carretera. La amenazaron con matarla si contaba su historia(...) Esos hombres no fueron perseguidos. Ella murió hace diez días, justo antes de cumplir 98 años", recordó emocionada la actriz para después denunciar que durante demasiado tiempo "no se ha creído a las mujeres si se atrevían a alzar la voz contra esos hombres".

"Pero ese tiempo ha acabado. Ya basta", proclamó Winfrey que deseó que Taylor "haya muerto sabiendo que su verdad no se olvida". En su discurso la actriz también reclamó que no se mire hacia otro lado ante la "la corrupción, la injusticia" y no se dé la espalda a las víctimas de todos esos secretos y mentiras. "Decir la verdad es el arma más poderoso que todos tenemos. Y estoy muy orgullosa de todas esas mujeres que se sienten lo suficientemente fuertes y poderosas para contar sus historias", señaló Winfrey que también recordó la lacra de los abusos "no solo afecta a la industria del entretenimiento", sino que se extiende a todas las culturas, países, etnias, religiones y distintos sectores laborales.

En otro momento de su poderoso discurso, Oprah también quio dar las gracias "a todas las mujeres que han aguantado años de abusos y acoso porque ellas, como todas las madres, estaban obligadas a final de mes y cumplir sus sueños".

"A todas las chicas que estén viendo esto les digo que en el horizonte se despierta un nuevo día. Y cuando finalmente llegue ese nuevo día, será gracias a muchísimas magníficas mujeres, muchas de ellas están aquí presentes esta noche, y también con algunos hombres fenomenales, que pelearán duro por convertirse en los líderes que nos llevarán a un tiempo en el que nunca nadie tenga que decir: 'Yo también' otra vez", concluyó Winfrey ante un público que emocionado y puesto en pie aplaudió durante varios minutos su discurso.

Barbra Streisand, que puso el colofón a la velada al anunciar el premio a la mejor cinta dramática, aprovechó la ocasión para denunciar que ella es la única mujer que ha ganado el Globo de Oro a la mejor directora, distinción que logró en 1984 por "Yentl".

"Eso fue hace 34 años. Amigos, se acabó el tiempo. Necesitamos más mujeres cineastas y más mujeres nominadas a mejor directora", afirmó en una gala en la que no había ninguna realizadora como candidata.

Por su parte, Nicole Kidman, que triunfó con la miniserie "Big Little Lies", recordó sobre el escenario que su personaje de una mujer maltratada representa los abusos que ahora son el centro de la conversación en Hollywood.

"Creo y espero que podamos suscitar un cambio a través de las historias que contamos y la manera en las que las contamos. Mantengamos vivo el debate", señaló.

Y Frances McDormand, ganadora del premio a la mejor actriz de drama por la cinta "Tres anuncios en las afueras", dijo sentirse genial por estar en una velada como la de hoy y por ser parte de "un movimiento tectónico en la estructura de poder" de la industria del cine.

La noche comenzó con humor ácido gracias a los venenosos dardos enviados por el maestro de ceremonias, Seth Meyers, que salió airoso de la compleja tarea de abordar con chistes los escándalos sexuales de Hollywood.

"Buenas noches, damas y los caballeros que queden", dijo nada más aparecer en pantalla.

"Es 2018. La marihuana está permitida por fin (en California) y el acoso sexual ya no. ¡Va a ser un buen año", ironizó.

Meyers se refirió explícitamente a Harvey Weinstein, el depredador sexual cuyas decenas de agresiones sexuales inspiraron el movimiento "Me Too" para que las víctimas de abusos denunciaran sus casos.

"Volverá (a los Globos de Oro) cuando sea la primera persona abucheada durante el 'en recuerdo'", comentó con sarcasmo acerca del segmento de las galas dedicado a las personas fallecidas.

Tampoco se escapó de sus chistes Kevin Spacey, repudiado de Hollywood por sus casos de abuso.

"Van a hacer otra temporada de 'House of Cards'. ¿También está Christopher Plummer disponible para eso?", afirmó en referencia al reemplazo a última hora de todas las escenas de Spacey en la película "Todo el dinero del mundo".

Y no olvidó al controvertido presidente de EE.UU., Donald Trump, de quien dijo que solo podría odiar más un nombre como la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, organizadora de los Globos de Oro, si se llamara "Asociación Hillary México Ensalada".

La gala también tuvo detalles de humor por parte de los premiados, como un emocionado Guillermo del Toro, vencedor del premio al mejor director por "La forma del agua", implorando más tiempo para su discurso: "Bajad la música, chicos. Me llevó 25 años (estar aquí). Dadme un minuto".

Además, James Franco, mejor actor cómico por "The Disaster Artist", subió al escenario a Tommy Wiseau, autor del catastrófico filme "The Room" en el que está inspirada "The Disaster Artist".

Wiseau amagó con robarle el micrófono a Franco, mientras que éste dijo que "The Disaster Movie" parece un filme sobre la peor película de la historia pero en realidad es "una historia de amistad":

Susan Sarandon y Geena Davis, las estrellas de "Thelma &Louise" (1991), criticaron al presentar un premio la desigualdad salarial entre hombre y mujeres en el cine, mientras que toda una leyenda como Kirk Douglas, a sus 101 años, compareció por sorpresa en la ceremonia para presentar uno de los galardones y recibió, por ello, una enorme ovación del público.

Últimas Noticias Multimedia