Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Navidad para todos y todas, piensa dónde aparcas

Por Carlos Couso - Lunes, 8 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:15h

Los días navideños son días de compras, tumultos, prisas de última hora, y a veces también días de intenso frío y un mal tiempo atmosférico propio, lógico y razonable en estas fechas de calendario. Un cúmulo de factores, creados en su mayor parte por nosotros mismos que nos empujan a una buena parte de la ciudadanía a coger el coche mucho más de lo conveniente, que es una de las peores decisiones que se pueden tomar estos días, contribuyendo con ello a empeorar aún más las cosas en materia de atascos y nervios, por no hablar de la consiguiente aportación al calentamiento global por la emisión de humos de escape y humos de mal genio.

Mientras permanecemos sumergidos en la vorágine de consumo desbocado en el que nuestra sociedad ha convertido estas fechas, tendemos a olvidar que a la par que unos disfrutamos de tiempos y actividades de ocio, otras y otros se dedican a facilitar con su trabajo diario que podamos tener los mejores momentos y vivencias en nuestros pueblos y ciudades manteniéndolos limpios, ordenados, atendidos…

Entre otras y otros, no se escapan de esto las y los trabajadores de los servicios públicos que limpian las calles y recogen nuestros amontonados residuos, quienes atienden y curan los coscorrones ocasionados por tumultos y prisas, a veces también del hielo en el suelo, quienes conducen taxis y villavesas, quienes velan por nuestra seguridad y atienden nuestras denuncias o también las y los trabajadores de la zona azul, esas y esos que tienen la misión de que el tráfico y estacionamiento de vehículos discurra con mayor fluidez.

Trabajadoras y trabajadores de la zona azul que contratados por la empresa Dornier, subcontratada por el Ayuntamiento, en el caso de Pamplona, controlan todas las plazas de aparcamiento que están pintadas en azul o rojo, para asegurarse que dentro de los horarios estipulados los usuarios han pagado los correspondientes tickets, que en principio sería la tarea exclusiva a la que debieran dedicarse, según entendemos algunos.

El problema viene cuando la empresa para la que trabajan les hace también intervenir, y sancionar, en los casos de ocupación de vados, espacios de carga y descarga y dobles fila, cuestión que muchos ciudadanos entienden que no es de su competencia, lo que provoca continuos altercados, a veces incluso agresiones, y una situación de estrés que les lleva como colectivo profesional a unos altos índices de absentismo por baja laboral. Porque tienen que intervenir como autoridad también fuera de la zona azul sin serlo. Y sin estar protegidos, sin que la mayoría de las veces su protección frente al personal que pierde fácil los nervios llegue a tiempo.

Y esto hay que saber que tienen que hacerlo, porque entre otras cosas las y los vigilantes de la zona azul están vigilados por una veintena de inspectores que les siguen por las calles discretamente y les abren expedientes sancionadores cuando se les pasa un coche sin mirar un ticket o no intervienen en vados, dobles filas y demás.

El caso es que esto es así porque la empresa para la que trabajan tiene contratados con el Ayuntamiento (en el caso de Pamplona/Iruña) todos esos trabajos citados además de la zona azul, aunque sin embargo, según la documentación a la que hemos tenido acceso, esa parte del trabajo además no está recogida, regulada, y compensada en el convenio colectivo que, pactado entre parte empresarial y social, regula las condiciones de trabajo y relaciones laborales.

Mientras que el Ayuntamiento de Pamplona/Iruña se ocupa a la mayor brevedad de corregir esto, de que las empresas que contrata tengan pactadas con sus trabajadores cómo se han de realizar y compensar aquellos servicios que han sido contratados, desde estas líneas pedimos a toda la ciudadanía comprensión y respeto hacia estas y estos trabajadores. Y después también.

Igual que a las y los de los servicios de limpieza, taxistas, conductores de villavesas, personal sanitario, y todas y todos los que ponen todo de su parte en su trabajo para que todas y todos tengamos los mejores momentos en nuestros pueblos y ciudades en estas fechas.

El autor es parlamentario de Podemos-Ahal Dugu

Herramientas de Contenido