Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“Los vecinos de Alsasua estuvieron muy pendientes de nosotros en todo momento”

El joven leonés de 17 años Sergio Díez pasó la noche acostado en las gradas del polideportivo del municipio

Ainhoa Bravo - Lunes, 8 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:15h

Algunas de las personas que quedaron atrapadas por la nieve tuvieron que andar un tramo hasta llegar al refugio. Fotos: Sergio Díez

Algunas de las personas que quedaron atrapadas por la nieve tuvieron que andar un tramo hasta llegar al refugio. Fotos: Sergio Díez

Galería Noticia

  • Algunas de las personas que quedaron atrapadas por la nieve tuvieron que andar un tramo hasta llegar al refugio. Fotos: Sergio Díez
  • Varios grupos de personas se dirigen a sus vehículos tras pasar la noche en el polideportivo de Alsasua.

pamplona- Eran las 17.00 horas de este sábado y el estudiante de 17 años Sergio Díez, tras pasar unos días con su familia y amigos en León, su ciudad natal, cogió un autobús dirección Toulouse (Francia), donde estudia su primer año de universidad. Pero el viaje no fue como esperaba.

“He llegado doce horas más tarde de lo esperado por culpa del temporal”, destacó el joven

Cargado con una maleta, una mochila y su inseparable guitarra, el joven se dirigía a Donostia, concretamente a Hernani, donde tenía que hacer un transbordo para llegar a su destino: Toulouse. Sin embargo, al pasar por Navarra el mal estado de la carretera se lo impidió. La aventura no había hecho más que empezar y todo apuntaba a que la noche iba a ser larga y Díez lo intuía. Por lo que decidió retransmitir en Twitter los acontecimientos de esa noche.

El reloj marcaba las 20.45 horas de este sábado cuando el autobús donde viajaba Díez comenzó a moverse lentamente debido a un atasco en la carretera de la comunidad foral donde la nieve continuaba cayendo. Poco después, hacia las 21.50 horas, el autobús se detuvo al igual que lo hicieron otros vehículos. Tras una larga espera, un policía “nos dijo, que los vehículos pesados como camiones y autobuses, tenían que apartarse, que solo podían pasar los coches más ligeros. Y eso es lo que hicimos”, señaló Díez.

El joven creyó que después podrían continuar con el viaje pero una vez que el autobús se apartó estuvieron parados durante casi tres horas esperando alguna noticia pero no fue así. “No tuvimos mucha información de lo que sucedía y lo que iba a pasar pero aún así, la gente estaba tranquila dentro de la situación que estábamos viviendo”, añadió Díez.

El autobús se encontraba cerca de Alsasua por lo que los 40 pasajeros del vehículo, junto con otras personas que estaban viviendo la misma situación, se dirigieron hacia el polideportivo del municipio. “Cuando llegamos a Alsasua, cerca de las 00.45 horas, la gente del pueblo nos ayudó mucho y estuvieron muy pendientes de nosotros”, destacó el joven.

Entre miembros de la policía, bomberos, Cruz Roja y vecinos del pueblo, comenzaron a organizar todo y se empezaron “a formar cadenas humanas” para facilitar camas hinchables, mantas, comida y bebida caliente. En este caso, a Díez le tocó dormir en las gradas del polideportivo ya que las camas hinchables estaban reservadas para personas mayores o familias con niños. “La verdad es que tan solo pude dormir escasas dos horas ya que en el polideportivo hacía mucho frío. Intenté calentarme con un café y un ColaCaoque nos ofrecieron pero nada”.

Según señala Díez, en ese momento las personas que se encontraban en el polideportivo estaban tranquilas y ya habían avisado a sus familiares de que se encontraban bien.

Cerca de las 9.30 horas y tras pasar esta noche tan inesperada en el polideportivo de Alsasua, la gente comenzó a salir hacia los autobuses para, por fin, retomar el trayecto. Pero en el autobús donde viajaba Díez no estaban todos. Algunos pasajeros habían pasado la noche en el frontón, otros en el polideportivo y otros en casa de algunos vecinos de Alsasua y no se encontraban todos juntos, por lo que la salida aún tuvo que retrasarse algunos minutos más.

Minutos más tarde, a las 09.40 horas, el vehículo salió rumbo a Hernani y Sergio Díez pudo llegar a su destino aunque no a la hora prevista. “Aunque he llegado 12 horas más tarde de lo esperado ya estoy en Toulouse. Ha sido una gran aventura aunque para la próxima vez pensaré si volver a coger un autobús”, concluyó.

los camioneros

“se creó un gran tapón de camiones”

“Teníamos miedo de quedar atrapados”. Bruno Marques y Clementino Ribeiro son dos chóferes portugueses que esperaban ayer a que arreciase el temporal en la estación de servicio de IDS en Altsasu. Procedentes de Francia con destino Palencia y Manzanares, estos dos transportistas pudieron llegar a esta área hacia las cinco de la tarde, antes de que se cerrase el puerto de Etxegarate. “Teníamos miedo de quedarnos atrapados allí pero tuvimos suerte”, destacaron. Asimismo, se lamentaban de la falta de información, al igual que Alfredo Alvárez, chofer de extremeño que le pilló el cierre de Etxegarate muy cerca de la frontera. En su caso, los problemas comenzaron a 3-4 km de Bayona. “Todo estaba cortado y se iban acumulando los camiones, creándose un gran tapón. Estuve cerca de nueve horas parado”, recuerda. Aunque pudo llegar a la estación de Altsasu, también pensaba pasar noche en esta localidad.

Herramientas de Contenido