pablo zalacáin, en el poblado de tsunza

‘Derbi tafallés’... en Kenia

FÚTBOL |EL JUGADOR DEL TAFATRANS Y FISIO DE LA Peña sport, pablo zalacáin, llevó camisetas de sus clubes a los niños del poblado de tsunza

M.J. Armendáriz - Martes, 9 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:15h

Los niños de Kenia posan con las camisetas de la Peña Sport (de pie) y del equipo de fútbol sala Tafatrans Vulcanizados Ruiz

Los niños de Kenia posan con las camisetas de la Peña Sport (de pie) y del equipo de fútbol sala Tafatrans Vulcanizados Ruiz

Galería Noticia

Los niños de Kenia posan con las camisetas de la Peña Sport (de pie) y del equipo de fútbol sala Tafatrans Vulcanizados RuizPablo Zalacáin, con tres pequeños kenianos. Fotos: cedidas

“Se desplazan veinte kilómetros para conseguir agua, pero tienen Internet y siguen La Liga” “Llegamos el 24, después del Clásico y estaban como locos. El fútbol llega a todos los rincones”

pamplona- Estas navidades se celebró un derbi entre la Peña Sport y el Tafatrans. Al aire libre. A 35 grados. En Tsunza, un poblado de Kenia. 9-3. Los participantes llevaban las camisetas de los clubes tafalleses, pero eran niños de allí, que a partir de ahora podrán vestir como equipo cuando jueguen contra los niños de otros lugares. Eso, y mucho más, porque las equipaciones son sólo una parte de lo que Pablo Zalacáin, jugador de fútbol sala del Tafatrans y fisioterapeuta de la Peña Sport, ha podido llevar esta Navidad a África.

Junto a su amigo Ander Huarte, planeaban un viaje. El hermano de Pablo había estado en Kenia en verano con la ONG Children of Africacomo voluntario y aprovecharon la ocasión para colaborar unos días en el poblado de Tsunza, en el condado de Kinango, uno de los cinco distritos más pobres de Kenia. “Fuimos con el fin de poner nuestro granito de arena llevando cosas. Ayudamos a entregar material escolar, forramos libros, pintamos los baños de la escuela, visitamos los proyectos que tienen por allí, como la construcción de un pozo de agua, porque actualmente tienen que andar 20 kilómetros para ir a por agua, 10 de ida y 10 de vuelta”, comenta Pablo Zalacáin.

Recientemente fue el Muskaria el que, a través del jugador del Alfaro, Babá, cedió camisetas a un equipo de Senegal. Ahora han sido Peña Sport y Tafatrans los que se han volcado con un poblado de Kenia, con el que también colabora Barañáin, a través de una carrera solidaria. “Yo conocí a Children of Africa a través de mi hermano y nos animamos a ir. Tanto Peña Sport como Tafatrans colaboraron con camisetas para que los niños jueguen en el Kabalo Fútbol Club. Allí el fútbol les apasiona. No tienen nada y el fútbol les vuelve locos. Los niños juegan descalzos, y tener una equipación les hace mucha ilusión”.

Agua no tienen, pero Internet, sí. “Donde estuve yo, tienen algún recurso más por la relación directa con la organización: una tele de hace mil años para todo el pueblo y hasta algún teléfono móvil antiguo. Siguen la Liga. Nosotros llegamos el 24, un día después del clásico, y estaban como locos. El fútbol llega a todos los rincones”.

El condado lo forman 10.000 personas. “Estábamos en una zona en la que había 15 casas. A los pocos kilómetros, hay otro grupo de casas. Dormíamos en una casa con niños sin padres. La comida se hace en una especie de kiosko, con una olla encima de tres palos y alimentan a todos: arroz de allí, pilau... Ellos celebran la Navidad y la comida era especial”.

La experiencia le ha permitido experimentar que “vivimos en una sociedad no real. Deberíamos aprender de esa gente. Los niños caminan dos horas para ir al colegio, pero al menos ahora hay un colegio, donde, además de suajili, estudian inglés. También llevamos portátiles para los que van a la universidad. Y se ha construido un centro médico, que incrementa la esperanza de vida”. No tiene dudas: “Si tengo oportunidad, volveré. Se hace duro al principio, pero los críos son las personas más felices del mundo. A los mayores ya se les entristece la cara”.

apadrinar

hacer la vida más fácil a los niños

Futuro. Pablo Zalacáin anima a colaborar. “Por 120 euros al año puedes apadrinar a un niño y hacerle la vida más fácil. Tienen un futuro poco prometedor y ese dinero sirve para pagarle el colegio principalmente, para el material escolar... Al menos puede engancharse y tendrá posibilidad de ir a la universidad y optar a otra cosa si no quiere ser pescador. Allí se levantan con el objetivo de sobrevivir. Si de los 150 chavales, 15 pueden optar a algo... Al año siguiente pueden ser 20. Dos chicas ya están en la Universidad”.

etiquetas: peña sport, kenia