Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Indignación en la zona norte por cortes de luz de hasta 35 horas por el temporal

Leitza reclamará a Iberdrola 3.000 navarros afectados
Hubo problemas en Araitz, Larraun, Betelu, Malerreka, Baztan y Beriáin, y fueron también de teléfono

Enrique Conde/Lander Santamaría/Patricia Carballo - Martes, 9 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:15h

Desprendimiento de piedras en la N-135 en Valcarlos.

Desprendimiento de piedras en la N-135 en Valcarlos. (Patricia Carballo)

Galería Noticia

Desprendimiento de piedras en la N-135 en Valcarlos.

pamplona- Calentando la comida en pucheros al gas butano (quien tenga) ante la falta de corriente, lavando a mano, con el ordeño del ganado sin poder atender, acercándose a casa de familiares en coche para comprobar si estaban bien a la vista de lo inoperativo del teléfono, suplicando por que el género perdido en la tienda fuera el menor posible, con la empresa de fundición a medio gas por la falta de suministro, sin datáfonos para cobrar en comercios, ni calefacción en la escuela y el instituto... La situación en parte de la Comunidad Foral el pasado fin de semana, con prolongación ayer en pueblos como Leitza, el más seriamente afectado, ha dejado una sensación común de indignación con las empresas eléctricas. El millar de habitantes de los valles de Araitz (Arribe, Atallu, Azkarate, Intza, Gintza y Uztegi) y Betelu, parte del valle de Larraun (Uitzi y Errazkin, entre otros), gran parte de Leitza (1.200 habitantes) y municipios de Malerreka y Baztan, como Eratsun, Saldías y el barrio de Beartzun, además del pueblo viejo de Beriáin, padecieron las consecuencias del temporal de nieve en falta de suministros eléctricos y telefónicos. El fluido eléctrico dejó de suministrar a Leitza por ejemplo durante 35 horas, así que el ayuntamiento presentará una reclamación ante Iberdrola Distribución después de que “una gran parte del municipio de Leitza se quedase sin suministro eléctrico durante 35 horas en el margen de dos días” a causa de las averías.

El Consistorio de Leitza considera que “la gestión de Iberdrola Distribución ha sido muy deficiente”. “Consciente de los daños causados, la semana que viene se habilitará una oficina en el propio Ayuntamiento para que los vecinos puedan encauzar sus reclamaciones, a través de la asociación de consumidores Irache”, añadió. La oficina se abrirá el día 15 por la tarde (de 16.30 a 18.30 horas), y los días 16 y 17 por la mañana (de 9.30 a 13.30). Esta tramitación será totalmente gratuita para los vecinos de Leitza y Areso. Habrá cita previa a través del 012.

Leitza se quedó a oscuras, por diversas averías, desde las 21.00 horas del sábado y aunque la corriente se reanudó en parte del pueblo a las pocas horas, no ocurrió lo mismo en otras zonas que estuvieron sin electricidad hasta las 23.00 horas del domingo. “Iberdrola tardó aproximadamente 26 horas en restablecer el suministro de forma provisional, a través de generadores”, aseguraron desde el consistorio. Pero ayer lunes no fue mejor y a uno de esos generadores se le agotó el combustible, con lo que gran parte del pueblo se quedó sin suministro durante 9 horas más. Esas interrupciones “tan dilatadas en el tiempo” originaron “considerables daños en comercios, restauración y servicios públicos”. “Directamente, se han visto afectadas las viviendas un millar de personas, si bien, la interrupción de muchos comercios y servicios han hecho que los afectados sean todavía más”, señaló el consistorio. “Las interrupciones han afectado también a servicios públicos básicos, debiendo cerrar la escuela municipal Erleta y el Instituto Amazabal, así como al edificio consistorial, afectando así a las oficinas del Ayuntamiento, a los Servicios Sociales de Base, a la radio municipal Karrape Irratia y a la mancomunidad Mendialdea”.

A ello hay que añadir los problemas con la telefonía tanto fija como móvil, que provocó que fuera casi imposible la comunicación con Leitza y los pueblos de Araitz y algunos de Larraun. En Betelu también estuvieron sin luz desde las 20.00 horas del sábado a las 23.00 horas del domingo y no recuerdan una incidencia tan prolongada.

En otras zonas no fue para menos. Nada menos que 29 horas, desde las cuatro de la tarde del sábado hasta las nueve de la noche del domingo, sufrieron los vecinos de las localidades de Saldias y Eratsun, en Malerreka, la falta de suministro eléctrico y en algunos casos con perjuicios importantes. También en otras localidades y barrios rurales, la nevada y lo que algunos atribuyen a una “red obsoleta”, los cortes a consecuencia del temporal de nieve provocaron cortes de luz más prolongados y que no se resolvieron por completo hasta las 19.00 horas de ayer, después de dos días sin suministro total, como en el barrio de Beartzun que comparten Elizondo y Elbete, en el Valle de Baztan.

En la panadería Saldías que lleva el nombre de la misma localidad, la falta de electricidad les estropeó gran cantidad de masa con la que tenían previsto elaborar la producción prevista para el domingo que es el día de mayor consumo de la semana. Y todo el pueblo, que cuenta con 119 habitantes, vivió sábado y domingo en la misma situación con todo tipo de problemas domésticos y en sus explotaciones ganaderas.

Otro tanto ocurrió en Eratsun (154 habitantes) donde los cortes de energía eléctrica comenzaron a las dos y a las cuatro de la tarde del sábado, y se prolongaron hasta el domingo a las nueve de la noche. Como el vecino pueblo de Saldias, el pueblo es eminentemente ganadero y tuvieron dificultades para las labores de ordeño y limpieza de establos y cuadras, difícilmente cuantificables en lo económico por otra parte.

En el barrio de Beartzun, el suministro eléctrico se acabó de restablecer con normalidad ayer al atardecer, sobre las siete de la tarde, 48 horas después de los primeros cortes. Previamente, técnicos de Iberdrola instalaron grandes generadores con los que se solucionó de forma parcial la falta de energía eléctrica aunque con altibajos. También aquí las labores ganaderas se vieron dificultadas.

En cuanto al Pirineo Oriental, la nieve no causó tantos problemas en cuanto al suministro eléctrico. La nieve sí que sorprendió en Luzaide/Valcarlos, donde los 30 centímetros caídos causaron daños fuera de lo normal. Algunos barrios y caseríos de esta localidad fronteriza quedaron incomunicados, ya fuera por las avalanchas de nieve o por árboles caídos en carreteras vecinales, una situación que desde el Ayuntamiento pretenden poner solución lo antes posible después de agradecer la labor de los vecinos y “el trabajo bestial de los bomberos voluntarios de Valcarlos, que han trabajado las 24 horas del día”, exclamaba ayer el presidente de la gestora, Fernando Alzón. Asimismo, se congratuló de que, “tras varios años haciendo presión para que los cortes de luz fueran automáticos, hemos limitado los daños en cuanto al suministro eléctrico y todo ha ido mucho más rápido”.