Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
a través de la web, el 012 y el consistorio

Burlada preguntará a sus vecinos si quieren suelta de vaquillas en fiestas

La consulta se celebrará del 22 al 28 de enero, con una mesa redonda previa con partidarios y detractores de estos festejos

Mikel Bernués - Martes, 9 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:15h

Multitudinaria suelta de vaquillas por la calle San Francisco el 15 de agosto del año pasado.

Multitudinaria suelta de vaquillas por la calle San Francisco el 15 de agosto del año pasado. (Oskar Montero)

Galería Noticia

  • Multitudinaria suelta de vaquillas por la calle San Francisco el 15 de agosto del año pasado.

burlada- La semana del 22 al 28 de enero todas las personas empadronadas en Burlada mayores de 16 años tienen una cita con las urnas. El Ayuntamiento preguntará sobre la conveniencia o no de celebrar la tradicional suelta de vaquillas en fiestas a través de la web municipal www.burlada.es, en la oficina de Atención a la Ciudadanía (de lunes a viernes de 8.00 a 14.15 horas), o en el teléfono 012.

Antes, el próximo lunes en la Casa de Cultura (19.30 horas) una mesa redonda servirá como marco de debate en el que partidarios y detractores se expresen antes de la consulta. El periodista Juan Kruz Lakasta será el moderador y Alfonso Bañeres (Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal), Irma Jiménez (Libertad Animal Navarra), el aficionado y corredor Miguel Leza y Javier Solano, periodista, antiguo corredor y voz de los encierros en TVE, aportarán su visión en una cita abierta a la participación ciudadana. “Eso es lo más enriquecedor”, comentó Berta Arizkun (EH Bildu).

La edil responsable de Participación aseguró que la consulta será vinculante independientemente del porcentaje de vecinos que acudan a las urnas. Lo que diga la mayoría, sean muchos o unos pocos, se hará. “Por eso es importante la participación”, argumentó. “Como equipo de Gobierno no nos posicionamos ni a favor ni en contra. Lo valioso es que la ciudadanía participe y decida”.

El debate, presente desde hace tiempo en el Patronato de Cultura, nació en diciembre de 2015 a raíz de una moción impulsada por Alfredo Mazariegos (IU-E) y suscrita también por Cambiando Burlada y EH Bildu. En aquel pleno se declaró al municipio libre de circos con animales y el Ayuntamiento se comprometió entonces contra el maltrato animal “en todas sus formas”, maltrato que Mazariegos ya hizo extensible a las vaquillas.

Por otro lado, será la cuarta consulta de este tipo que se celebra en la Comarca de Pamplona. En 2016 Barañáin dijo mayoritariamente No a las vaquillas con el 73,3% de los votos, una participación del 10,6% y 1.907 sufragios. Acto seguido Huarte casi calcó los resultados, con el No del 78,8% de los 728 votantes y una participación del 13,87%. El resultado varió en Noáin, último municipio en preguntar a comienzos del pasado año. 548 de los 805 votantes (un 68,07%) sí quisieron vaquillas, con un 15,5% de participación.

En el caso de que Burlada no quiera vacas por sus calles, Arizkun explicó que la Comisión de Fiestas propondrá que el dinero que se invierte en estos festejos (alrededor de 13.000 euros), revierta en actividades enfocadas a adolescentes, principales actores en las vaquillas y el rango de edad con peor encaje a la hora de elaborar propuestas para el programa de fiestas.

burlada y su historia con vacasSegún los archivos municipales, en 1952 se montó la primera plaza de toros en las Eras. Se sucedieron desde entonces becerradas y novilladas en el programa de fiestas hasta 1984, con la excepción de la década de los 60, sin festejos taurinos. Desde 1984 hasta 1989 los burladeses disfrutaron de vaquillas en San Francisco, con toro ensogado y carrera de burros como novedad en 1987.

En 1989 el Ayuntamiento quiso recuperar a lo grande la tradición taurina montando una plaza portátil y contratando unos toreros aceptables. Pero fue un fracaso total para las arcas municipales, y a partir de entonces la afición disfruta de la suelta de vaquillas por la calle San Francisco.

Herramientas de Contenido