Termina en Colombia el alto el fuego del ELN

El Gobierno quiere prorrogar la tregua bilateral y la guerrilla pide tiempo para renegociar

Miércoles, 10 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:16h

bogotá- El alto el fuego bilateral entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) terminó ayer sin un acuerdo sobre su renovación.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, manifestó este fin de semana que busca prorrogar la tregua pactada el pasado septiembre en vísperas de la visita del papa Francisco pero ahora el ELN plantea más exigencias al Estado. En el nuevo ciclo de conversaciones, que tuvieron lugar este lunes en Quito, los equipos negociadores de ambas partes manifestaron su disposición a reeditar el pacto pero el entendimiento no fue suficiente.

El líder guerrillero encargado de los contactos con el Gobierno, Pablo Beltrán, dio por finalizado el alto el fuego: “Hoy, martes, a las 24 horas termina el cese, que tuvo una duración de 101 días”, afirmó.

“voluntad Política”Además, Beltrán mandó una advertencia a las autoridades. “Fuimos los que más colocamos para que este cese saliera adelante. Este es el balance que vamos a comenzar a mirar en la mesa. Quiere decir que otro cese el Gobierno, que supuestamente tiene voluntad política, más aliento, más fuerza, más que nosotros, tiene que colocar más que lo colocó en esta oportunidad, porque se trata de demostrar voluntad política”.

El Gobierno colombiano y el ELN, que dialogan en Ecuador desde febrero del año pasado apoyados por Brasil, Cuba, Chile, Noruega y Venezuela como países garantes, apenas ha tenido avances.

Ahora las negociaciones se reanudan con un nuevo impulso. Antes de Navidad, Santos, el presidente de Colombia, nombró a Gustavo Bell, exvicepresidente de Andrés Pastrana, como nuevo responsable de las conversaciones entre ambas partes. Bell sustituye en el cargo a Juan Camilo Restrepo.

Por su parte, la Iglesia y Naciones Unidas pidieron a las autoridades que preserven “los logros obtenidos en materia de reducción de la violencia” y destacaron el “alivio humanitario” para las comunidades rurales. También mostraron “la necesidad de un acuerdo de cese al fuego más robusto que genere mayor confianza entre las partes y en la sociedad colombiana”. - D.N.