Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

ocurrió en agosto de 2016 en la calle calderería

Tres años de cárcel por acuchillar tres veces en Pamplona a otro joven con el que discutió

El acusado, de 20 años, le indemnizará con 29.103 €
El herido sufrió lesiones en zona cervical, renal y hepática en el Casco Viejo en 2016

Enrique Conde - Miércoles, 10 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:16h

Vista de la calle Calderería de Pamplona.

Vista de la calle Calderería de Pamplona. (Iñaki Porto)

Galería Noticia

  • Vista de la calle Calderería de Pamplona.

pamplona- Un joven pamplonés de 20 años de edad, Ibai P.U, ha sido condenado por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Navarra a tres años de cárcel por una tentativa de homicidio tras acometer de madrugada contra otro joven en agosto de 2016 en plena calle Calderería y asestarle tres cuchilladas. Se le condena por una tentativa de homicidio y deberá indemnizar a la víctima con 29.103 euros por las lesiones causadas. Al acusado se le aplica en la sentencia la atenuante (circunstancia que rebaja la condena) muy cualificada de drogadicción. La Audiencia concluye que la acción generó un grave y concreto riesgo para la vida de la víctima, riesgo apreciable por cualquier persona, pese a lo cual el procesado ejecutó los hechos. Por tanto, “si bien pudiera suscitar dudas la concurrencia de un dolo directo de matar, como intención asumida por el acusado al lanzar por tres veces la navaja, no ofrece ninguna duda que cuando menos concurre un dolo eventual, dada la seria probabilidad de que una agresión así podía haber causado la muerte, lo que hubo de representarse al acusado”. Esta sentencia es recurrible ante el TSJN.

Los hechos ocurrieron el 18 de agosto de 2016 sobre las 2.00 horas cuando el acusado, al que no le constaban antecedentes penales, se encontraba en la calle Calderería de Pamplona cuando al llegar a la altura de otro joven, de 28 años y al que no conocía, se acercó a él y comenzó entre ellos una discusión.

PUDO HABERLE MATADOEn un momento dado, el agredido levantó el brazo y el acusado sacó una navaja y lanzó una cuchillada contra el otro joven, en el momento en que este se había girado al llamarle su novia, impactándole en la espalda y diciéndole “y ahora qué”. A continuación, la víctima le apartó con los brazos y el procesado le lanzó dos cuchilladas, la primera en el abdomen y la segunda en el cuello. Como consecuencia de los navajazos indicados, la víctima sufrió heridas en la zona latero cervical, otra cerca del hígado y una tercera próxima al riñón y al bazo. Las lesiones necesitaron para su sanidad tratamiento quirúrgico y afectaban a órganos y estructuras vitales en caso de no haber recibido tratamiento clínico adecuado. Sufrió un perjuicio personal de 33 días, así como otros 33 días de perjuicio de pérdida temporal de calidad de vida moderado, quedándole secuelas. El procesado tenía alteradas sus facultades intelectivas y volitivas de forma intensa por el consumo de alcohol y drogas y presenta adicción grave a estupefacientes, diagnosticado de trastornos mentales.

El propio acusado reconoció en la vista oral que había acuchillado tres veces a la víctima con una navaja, pero alegó que lo hizo porque se sentía que el agredido iba a ser él y que estaba “acorralado”. El tribunal aclara que eso no reflejan las imágenes que captaron los hechos y que si bien la víctima, antes del acuchillamiento, levantó el brazo por encima del acusado, eso no “refleja la existencia de situación alguna de acoso y que tiene lugar antes de que se constate que el acusado sacase la navaja”.

Herramientas de Contenido

Más sobre Navarra

ir a Navarra »