La Cendea de Olza, municipio cardioprotegido con 12 desfibriladores

Sus nueve concejos, el polideportivo de Ororbia y las piscinas de Arazuri cuentan con el aparato

Miércoles, 10 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:16h

El desfibrilador instalado en Izu.

El desfibrilador instalado en Izu. (Foto: cedida)

Galería Noticia

El desfibrilador instalado en Izu.

ororbia- La Cendea de Olza va a contar con 12 desfibriladores para 1.800 habitantes, uno para cada 150 vecinos. Sus nueve concejos (dos en Ororbia al ser el núcleo poblacional más grande), además del polideportivo de este concejo y las piscinas de Arazuri, serán zonas cardioprotegidas.

La medida se inició en 2016 sin que por el momento haya sido necesario emplear ninguno de estos aparatos. Los desfibriladores se han instalado en los accesos a los edificios concejiles por ser un lugar de referencia y la intervención se va a completar ahora con la colocación de un aparato en las piscinas de Arazuri y un tercero en el concejo de Ororbia. Cada desfibrilador supone una inversión de 1.800 euros, con otros 1.600 euros en total que costaron los tres cursos de manejo del aparato, impartidos a unos 40 vecinos de la Cendea que deberán reciclar sus conocimientos cada dos años.

Por otra parte, el Ayuntamiento de la Cendea ha aprobado una partida de 9.000 euros para instalar 13 placas fotovoltaicas de consumo directo (sin batería) en la cubierta de la casa consistorial, que se abastecerá con la energía que genere. También se ha decidido instalar y se ha adjudicado un punto de recarga para vehículos eléctricos (8.000 euros), que se ubicará cerca del Ayuntamiento como lugar representativo. No existe un censo de coches eléctricos en la Cendea, pero el Ayuntamiento sí dispone de un vehículo de estas características que adquirió en 2016.

reunión con medio ambienteResponsables municipales se reunieron ayer con la directora y técnicos del área de Medio Ambiente del Gobierno foral para tratar la contaminación que provoca la empresa Grafitech en Ororbia.

Según explicó la directora del área -y trasladó ayer el alcalde de la Cendea a este medio-, la empresa cumple con la ley, pero una directiva europea exige para 2020 una importante reducción de las emisiones contaminantes, por lo que el departamento hablará con Grafitech para solicitar que adelanten esas medidas correctoras.

Las partes se han emplazado a una nueva reunión y la Cendea se va a encargar ahora de pedir presupuestos para instalar un medidor fijo de polución en Ororbia. - M.B.