El Gobierno prestará otros 4 millones a Senda Viva tras haber aportado ya 63,5

Ayerdi señala que, a pesar de las pérdidas contables, el impacto de la infraestructura es positivo
Un estudio hecho por el parque cifra en 3,46 millones la recaudación generada

Juan Ángel Monreal / Mikel Saiz - Jueves, 11 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:15h

Peio Aierdi, Manu Ayerdi y Jokin Castiella, ayer en el Parlamento de Navarra.

Peio Aierdi, Manu Ayerdi y Jokin Castiella, ayer en el Parlamento de Navarra.

Galería Noticia

Peio Aierdi, Manu Ayerdi y Jokin Castiella, ayer en el Parlamento de Navarra.

pamplona- Casi 15 años después de su inauguración, Senda Viva se encuentra lejos de equilibrar sus cuentas. Y sigue necesitando todos los años de una inyección de dinero público que se ejecuta por medio de préstamos de Sodena. De hecho, el Ejecutivo foral solicita al Parlamento de Navarra una aportación adicional de cuatro millones de euros para los ejercicios de 2018 y 2019, los dos últimos de la legislatura, que elevarían la cifra total acumulada hasta casi 68 millones de euros.

De hecho, según consta en la documentación remitida al Parlamento de Navarra, la sociedad pública Sodena ha tiene un riesgo con la empresa Parque de Naturaleza de Navarra SA (Senda Vida ) en forma de préstamos de 63,56 millones de euros, según los datos correspondientes a 30 de noviembre de 2017. En su comparecencia ante el Parlamento, Manu Ayerdi, vicepresidente del Gobierno de Navarra, defendió que la concesión de este préstamo “resulta imprescindible para asegurar la continuidad de la actividad del parque”. “El Gobierno considera que, poniendo en un lado de la balanza el impacto favorable que tiene el parque en la economía y poniendo en el otro lado la necesidad de financiación requerida, el saldo es favorable y por ello considera positivo realizar los préstamos”, dijo.

Los datos, en cualquier caso, muestran que el parque elevará sus ingresos a cierre de 2017 hasta los 4,87 millones de euros, frente a los 4,52 millones del año anterior. El aumento, basado en un incremento en el número de visitantes y en los ingresos por hostelería, no basta sin embargo para mejorar la última línea de la cuenta de resultados, que sigue en un rojo intenso. Los 2,48 millones de euros de pérdidas suponen una cifra muy similar a los 2,50 millones del año pasado. A falta de los datos definitivos, unas 183.000 personas (4.700 más que en 2016) pasaron por el parque de Arguedas.

Para el próximo año, el Gobierno ha elaborado dos previsiones: una optimista y otra más conservadora. En la primera de ellas, las visitas crecen hasta las 197.500 personas, un aumento que, acompañado de otras mejorías, permitiría elevar los ingresos totales un 7%, hasta 5,17 millones de euros. “Si se controlan los gastos -dijo Ayerdi- el ebitda quedaría en menos 807.400 euros”. El resultado neto seguirían siendo negativo: -1,99 millones de euros. En el escenario más conservador, las pérdidas se elevarían hasta los 2,41 millones.

“La financiación solicitada está destinada a financiar la actividad del parque y sus inversiones”, explicó Ayerdi, quien destacó que hasta el momento una parte importante de este dinero se destinaba a devolver la financiación bancaria, algo que se ha completado en 2017. Para el próximo año, el parque tiene previsto invertir unos 515.000 euros, 66% en mejorar las actuales instalaciones, un 23% en nuevas instalaciones y el 11% restante en mejorar la confortabilidad de los visitantes. Para 2019, advirtió Ayerdi, podría ser necesaria alguna inversión en nuevas atracciones para “seguir enganchando la repetición del visitante”.

Acelerar el leve incremento en el número de visitas supone la principal vía de Senda Viva para ir engordando sus ingresos y tapar unas pérdidas que no evitan que el Gobierno siga apostando por un parque que, con 51 puestos de trabajo directos, contribuye a dinamizar la economía de la zona.

Desde 2012, el propio parque elabora un informe en el que analiza su impacto económico, tanto directo como indirecto e inducido. Y este estudio concluye que en 2017 Navarra ha obtenido unos 3,4 millones de euros de recaudación impositiva directa, indirecta e inducida por la actividad del parque, mientras que la recaudación por los gastos de personal, se han obtenido 609.000 euros, “un impacto neto claramente favorable si restamos el Ebitda negativo”. Estos cálculos, que se obtienen a partir de una presión fiscal en Navarra estimada en el 28,10%, sitúan el valor añadido del parque en 12,32 millones de euros, con un gasto directo generado en proveedores de 15,42 millones.

Pese a que el parque sigue perdiendo dinero, la mayor parte de los grupos mostró su apoyo a la concesión de un nuevo préstamo y defendió una infraestructura que no ha estado libre de críticas. “Es importante para la Ribera y para Navarra por el impulso que le da al turismo”, dijo Virginia Alemán, de Geroa Bai. También UPN mostró su apoyo a que el Gobierno de Navarra respalde una infraestructura puesta en marcha durante sus años de Gobierno. “Nos alegramos de que el Gobierno ahora apueste claramente por Sendaviva, porque al principio dudó de ello”, dijo Carlos García Adanero, parlamentario de los regionalistas.

apunte

Cumplir con la ley de 2014

Transparencia. Con su comparecencia, Manu Ayerdi activó el cumplimiento de una ley aprobada en 2014 pero que no había sido tenida en cuenta hasta ahora, tanto en la legislatura pasada como en la anterior, para la concesión de determinados préstamos y avales por parte de Sodena. En 2014 la nueva redacción de la ley foral de la Hacienda Pública de Navarra establece que Sodena necesita la autorización expresa del Parlamento de Navarra para conceder avales o préstamos superiores al 5 por ciento del riesgo vivo máximo establecido en la ley foral de Presupuestos Generales de Navarra. Ayerdi recibió críticas desde el Partido Popular de Navarra por no cumplir “su propia Ley” y Bildu recordó que el nuevo texto, que fue rechazado por UPN, buscaba una mayor trasparencia. - D.N.