Santos suspende el diálogo de paz con el ELN tras un ataque guerrillero

Los insurgentes piden al Gobierno colombiano que reconsidere su retirada

Jueves, 11 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:15h

El jefe del equipo negociador del ELN, Israel Ramírez Pineda, alias ‘Pablo Beltrán’ lee un comunicado.

El jefe del equipo negociador del ELN, Israel Ramírez Pineda, alias ‘Pablo Beltrán’ lee un comunicado. (Foto: Efe)

Galería Noticia

El jefe del equipo negociador del ELN, Israel Ramírez Pineda, alias ‘Pablo Beltrán’ lee un comunicado.

bogotá- El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció la suspensión del diálogo de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que debía reanudarse este miércoles en Quito, debido al ataque que la guerrilla ha llevado a cabo contra un oleoducto, un día después de que expirara la tregua bilateral.

A medianoche del 9 de enero (hora local) se extinguió el alto el fuego que entró en vigor el 1 de octubre y que constituía el mayor logro hasta la fecha del diálogo de paz que comenzaron el año pasado en la capital ecuatoriana para completar la paz firmada en 2016 entre el Gobierno y las FARC. Las partes expresaron su disposición a renovar el cese de hostilidades días antes de que expirara. El Gobierno confiaba en que se prorrogara automáticamente pero el ELN insistió en la necesidad de que para pactar otra tregua bilateral debían renegociarse las condiciones.

“El Gobierno estuvo siempre dispuesto a prorrogar el cese al fuego con esa organización y negociar uno nuevo. Pero inexplicablemente el ELN no solo se negó, sino que reanudó sus ataques terroristas esta madrugada, justo el día en que se debía iniciar el nuevo ciclo de negociaciones”, criticó Santos. La segunda guerrilla de Colombia ha retomado sus atentados contra uno de sus objetivos habituales: el oleoducto Caño Limón-Coveñas. Una bomba explotó a la altura de la vereda Volcán Blanco, contó el coronel Javier Giraldo.

el futuro del proceso de pazSantos ha deplorado “la decisión del ELN de reanudar sus ataques terroristas contra la población civil, las Fuerzas Armadas y la infraestructura”. Así las cosas, Santos ha ordenado al jefe de la delegación gubernamental en Quito, Gustavo Bell, “para que regrese de inmediato para evaluar el futuro del proceso de paz”. Bell y su equipo respondieron que “acudirán al llamado del presidente a consultas para definir la posición del Estado colombiano frente a este momento”.

Por su parte, el jefe del equipo negociador de la guerrilla del ELN con el Gobierno de Colombia, Israel Ramírez Pineda, alias Pablo Beltrán, reiteró que el grupo armado quiere pactar una nueva tregua y señaló que “durante el cese de hostilidades acordaron que cualquiera que fuese el incidente que pudiera ocurrir, eso no iba a dañar el cese ni iba a dañar las conversaciones, entonces nosotros nos mantenemos en eso: que se mantengan las conversaciones y que ningún incidente lleve a que éstas se interrumpan y los llamamos a que reconsideren su retiro de la mesa”.

Ante esta situación, la ONU lamentó desde el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, donde este miércoles rendía cuentas, la paralización del diálogo entre el Gobierno y el ELN. El jefe de la misión de Naciones Unidas en Colombia, Jean Arnault, explicó que la ONU confiaba en que las conversaciones de Quito lograsen una renovación del alto el fuego y pidió algo de tiempo para que la organización haga recomendaciones sobre su posible papel de supervisión del cese de la violencia. - E.P./Efe