Emisión imposible

¿Quién salvará a Rodrigo Rato?

Por Javier Arizaleta - Jueves, 11 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:16h

Galería Noticia

En TVE están a punto de cambiar de consejo de administración y de presidente. Pero siguen dispuestos a hacer de la censura productos informativos. Está ocurriendo muy marcadamente en los últimos meses y no parece que existan mecanismos de control efectivo que remedien este grosero control mediático por más que lo estemos denunciando de manera permanente. Lo último ha sido el episodio Rodrigo Rato. Un tipo que se ha ganado la enemistad de medio país cuando nos han ido descubriendo con bien de publicidad sus desfases en el uso de las tarjetas de crédito, las gestiones vestidas de equivocaciones estratégicas que dieron lugar al mayor agujero bancario de todos los tiempos. Pues ninguno de los dardos que lanzó contra el PP salió ayer en los telediarios. Fue como si la noticia de su comparecencia la dieran con el tono jocoso del Club de la Comedia pero en este caso protagonizado por los presentadores de las casa. Y es la casa la que ahora además tiene en sus manos OT, uno de los programas de mayor éxito de los últimos años con el que una cadena tan marcadamente partidista y parcial consigue registros que su credibilidad le podría negar. El lunes, Alfred -uno de los posibles finalistas- tuvo un ataque de ansiedad tras ver cuestionado su talento por las críticas del jurado. Su actuación no convenció. Pero no importa, sus compañeros lo libraron una vez más de ser eliminado del concurso. Ahora tiene una semana más para ir preparando el ataque hacia la final. Su sufrimiento puede catapultarle hacia la final donde seguramente estará Amaia de Navarra. Y cuando uno oye la voz de este jurado se pregunta si ya que están ahí no podrían juzgar también la labor de los responsables de los informativos que ni siquiera tuvieron el coraje dar completo el recital de Rodrigo: cantó a cuatro voces pero el corte que sacaron solo se metía con Zapatero. ¿O va a ser que -pelillos a la mar- a Rato también lo van a salvar al final con el voto de su excompañeros?