Críticas por la falta de medidas contra la nevada en Elizondo

El alcalde de Baztan opina que los servicios municipales “han hecho lo que han podido”, aunque hubo varias caídas por el hielo

Lander Santamaría Juan Mari Ondikol - Jueves, 11 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:16h

La plaza de Baztanberri y otros espacios, intransitables al helarse tras la nevada.

La plaza de Baztanberri y otros espacios, intransitables al helarse tras la nevada.

Galería Noticia

La plaza de Baztanberri y otros espacios, intransitables al helarse tras la nevada.

elizondo- Las anomalías originadas en la vía pública, en calles y plazas, a consecuencia de la importante nevada que descargó en Elizondo a lo largo de todo el domingo, han provocado polémica entre la población y los usuarios de las redes sociales. En la mayoría de los casos, las opiniones son críticas con la actuación, o ausencia de la misma, de los servicios municipales lo que se tradujo en riesgo para la población y en varios casos de caídas.

Las críticas se han centrado en la tardanza en reaccionar por parte del Ayuntamiento de Baztan, a pesar de que desde primera hora de la mañana del domingo ya se observaba que las características de la nevada eran superiores a cualquier otra situación. Por un lado se denuncia que el lunes, con 15 ó 20 centímetros de nieve, los accesos a los centros escolares (tres en Elizondo), al Centro de Salud y aceras de las calles, eran impracticables.

El alcalde Joseba Otondo, por el contrario, señaló que “con sus recursos limitados” el Ayuntamiento “ha hecho lo que ha podido”, aunque asumió que “como todo en esta vida, está sujeto a mejora”. El caso es que la mañana del lunes y todavía el martes, amplias zonas se encontraban intransitables y, al menos, se registraron ocho caídas: dos de personas mayores y otra de una madre que llevaba a su hijo en brazos, así como otro más que acudía a rehabilitación tras una rotura seria de un brazo.

polémicaSin embargo, el alcalde afirma que “el día de la helada los servicios municipales esparcieron sal en los caminos de acceso al consultorio médico y la escuela de Irurita, la Ikastola Baztan y la escuela de Elizondo. También se limpió el acceso de la escuela infantil. Cabe destacar que todos estos trabajos se realizan de forma manual”. Padres y madres de alumnos rechazan que sea así y comentan que fueron ellos quienes, a la vista del estado de los accesos y parques escolares, pidieron ayuda el lunes;y fue a partir de ahí cuando se vertió y se les facilitó sal.

El lunes, también, explicó el alcalde, los servicios municipales asistieron un caserío de Berroeta incomunicado del que no podían acudir al consultorio. Trabajaron en la “retirada de árboles y ramas que impedían el acceso a lugares habitados en Bagordi, Elizondo, Gartzain, Lekaroz y la regata de Irurita, y a algunas naves de ganado para facilitar su alimentación”. También se retiró nieve acumulada y helada en la cubierta de la escuela de Elizondo que generaba situaciones de riesgo. y se puso a disposición de los vecinos una pila de sal para que lo esparcieran alrededor de sus casas y caminos.

Destacó el alcalde que la mayoría de los barrios más altos tienen cuñas quitanieves adquiridas por el Ayuntamiento y que los voluntarios de cada barrio las utilizan con sus tractores para limpiar los diferentes caminos. Al menos en Elizondo, se pudo comprobar este extremo ya que toda la mañana del domingo un vecino residente en Bagordi actuó por su cuenta, y generosamente con su tractor, retirando la nieve que ya se acumulaba en Elizondo y Elbete.

Al mismo tiempo que la nieve generaba estos problemas, efectivos municipales de mantenimiento “debían resolver problemas de calefacción en algunas escuelas y urgencias que afectan al servicio público”, dijeron desde la alcaldía señalando que “es necesaria la implicación de la gente” y valorando “el trabajo voluntario de los baserritarras y vecinos de los pueblos que se arremangan, calzan botas, cogen palas y se ponen manos a la obra para intentar paliar estas situaciones en un municipio de quince pueblos con muchos barrios y caseríos diseminados”.

Con todo, las críticas arrecian respecto a la actuación municipal ante una emergencia que, en efecto, ha tenido carácter extraordinario y no ha causado más problemas gracias a intervenciones personales (además de las municipales que cita el alcalde) y a que se adoptaron precauciones. “Desde la experiencia, se establecerá un protocolo que facilite una actuación más optima, pero sabiendo que siempre tendrá alcance limitado”, dijo Joseba Otondo, y que, desde todo punto de vista, se ha revelado absolutamente necesario.