Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

plan piloto del área de Ecología Urbana

La Taconera acogerá un palomar para controlar la reproducción de ejemplares, en torno a 1.300

Se trata de un plan piloto del área de Ecología Urbana después de que en 2015 se paralizara el sacrificio de palomas

Kepa García - Jueves, 11 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:16h

Dos palomas, posadas sobre un semáforo en rojo.

Dos palomas, posadas sobre un semáforo en rojo. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

  • Dos palomas, posadas sobre un semáforo en rojo.

pamplona- El Ayuntamiento está instalando un palomar en los fosos de la Taconera para controlar el número de ejemplares, dentro de un plan piloto diseñado por el área de Ecología Urbana de cara a limitar la reproducción de palomas. El concejal delegado Armando Cuenca (Aranzadi) explicó ayer que según los resultados que ofrezca el proyecto se podrían instalar dos nuevos palomares y desveló que desde 2015, cuando se produjo el cambio en el gobierno municipal, ya no se matan palomas capturadas.

Aunque el palomar está siendo construido en los fosos de la Taconera, la idea que maneja el área es que una vez pasado el periodo de prueba sea instalado en un espacio más accesible para los ciudadanos, con la opción de que pueda realizarse algún tipo de actividad en el lugar. La previsión es que en un plazo no superior a dos meses esté en marcha el proyecto piloto.

La decisión de instalar el palomar en Taconera, donde existió durante años otro muy célebre cerca del minizoo de Antoniutti, viene dada por el hecho de que acoge la población de palomas más importante de Pamplona, entre 200 y 350, por delante de la Rochapea, donde se han detectado entorno a 150-200 ejemplares, parte de los cuales se desplazan a dormir al Casco Viejo. En el resto de la ciudad se estima que hay entre 500 y 700 palomas, lo que hace un total aproximado de 1.300.

El asunto fue tratado ayer en la comisión de Urbanismo después de que los regionalistas presentaran una declaración interesándose por la cuestión. La iniciativa corrió a cargo del concejal Fernando Villanueva, convertido por méritos propios en lo que va de legislatura en el azote verde de UPN, con decenas de propuestas sobre arbolado y fauna de lo más diversas, que han ido desde los jardines, a los castores del Arga pasando por las ranas de Lezkairu o los pájaros de Pío XII.

no hay superpoblaciónAyer le tocó el turno a las palomas, un serio problema según dijo, aunque Cuenca negó que haya superpoblación (Pamplona se encuentra muy lejos del ratio a partir del cual hay que actuar, 100 palomas por kilómetro cuadrado).

Aunque reconoció que la población de palomas ha podido crecer en los últimos años, el concejal de Ecología Urbana aseguró que se trata de proceso normal, al que por cierto colaboran no pocos ciudadanos que les dan de comer sin estar permitido. Sobre la instalación del palomar experimental dijo que permitirá limitar su reproducción, ya que se podrán retirar los huevos cuando se considere necesario para la reducción del número de especímenes.

Cuenca explicó que en 2015 el Ayuntamiento suprimió la campaña de captura y exterminio de palomas -desde 1997 han sido eliminados 20.861 ejemplares- y que se descartó el sistema del maíz hormonado de efecto anticonceptivo, muy eficaz, al entender que suponía un riesgo para la cadena trófica al tratarse de un material modificado genéticamente.

Villanueva mantuvo que en Pamplona existe una reproducción incontrolada de palomas y recordó los daños que causan en edificios y material urbano. También acusó al equipo de Gobierno de inacción y de falta de transparencia.

Iñaki Cabasés (Geroa Bai) recordó que la Taconera acogió durante años un palomar y al concejal de UPN le dijo que “le pierde su exageración”, recordando las iniciativas que ha presentado contra los proyectos municipales.

Herramientas de Contenido