Danzas de Estella en la memoria

El gaitero juan carlos doñabeitia documenta en un libro el repertorio de coreografías creadas para el antiguo grupo folklórico municipal

Un reportaje y fotografía de Maite González - Viernes, 12 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:15h

Joaquim Llansó, del Gobierno de Navarra, Juan Carlos Doñabeitia y Koldo Leoz, ayer.

Joaquim Llansó, del Gobierno de Navarra, Juan Carlos Doñabeitia y Koldo Leoz, ayer.

Galería Noticia

Joaquim Llansó, del Gobierno de Navarra, Juan Carlos Doñabeitia y Koldo Leoz, ayer.

Cuando en la década de 1950 los y las dantzaris del Grupo Folklórico Municipal de Estella recorrían la geografía interpretando sus bailes se vio necesario aumentar el repertorio existente, que entonces básicamente se ceñía al Baile de la Era, recuperado en Estella-Lizarra en 1903. Así se fueron componiendo coreografías, como el Desmayo, la jota fandango de Estella-Lizarra o las kalejiras estellesas, que han llegado hasta nuestros días.

Un libro documenta y recoge ahora este corpus de danzas, creado por el entonces secretario del Ayuntamiento y folclorista Francisco Beruete con la colaboración de gaiteros y dantzaris de la época. Así, el músico y gaitero estellés Juan Carlos Doñabeitia Cardiel ha publicado la obra La danza en Estella. Francisco Beruete. Estudio del corpus de danzas creado para el Grupo Folklórico Municipal. El libro ha sido coeditado por el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Estella-Lizarra.

Este trabajo fue presentado ayer con la presencia del alcalde de Estella-Lizarra, Koldo Leoz, el director del Servicio de Archivo del Gobierno de Navarra, Joaquim Llansó y el autor, Juan Carlos Doñabeitia.

El alcalde de la Ciudad del Ega recordó que “no se puede entender Estella-Lizarra sin la gaita, sin la música en general y sin la danza. La música y el folklore son enseñas de nuestra ciudad”.

Sobre la obra, Llansó indicó que “es un libro de investigación rigurosa, una obra exhaustiva en la recogida de documentación tanto en archivo como en hemerotecas para el que se ha indagado en fuentes como el Archivo Municipal, el archivo de Francisco Beruete, el de los Gaiteros de Estella o en la prensa de la época”.

Por su parte, el autor del libro, Juan Carlos Doñabeitia, recordó que “Francisco Beruete buscó preservar la danza dándole amparo bajo el Ayuntamiento creando el Grupo Folklórico Municipal. Pero el repertorio solo incluía el Baile de la Era y por ello se crearon nuevos bailes, para lo que Beruete necesitó la ayuda de dantzaris y gaiteros”. El libro recoge la historia de todo ello, del tiempo en el que se hizo necesario completar el Baile de la Era con otras danzas, de las fechas de estreno de estos bailes y de aspectos de la vida del grupo de dantzaris, así como de la figura de Francisco Beruete.

Además, en la obra se repasa la indumentaria que lucieron los dantzaris, así como las actuaciones que realizaron. En este sentido, Juan Carlos Doñabeitia recordó especialmente el viaje que se realizó en 1948 a Biarritz, que se consideró importante por el aislamiento que sufría España. “Después, hubo un segundo viaje frustrado ya que, en tiempos de estraperlo como eran aquellos, se escondió en los gigantes una partida de chocolate para intercambiarla por champán, que fue descubierta en la frontera. Tras permanecer toda la noche retenidos, tuvieron que regresar”, relató.

detalles

Danzas. En el libro se recogen la historia, origen y características de bailes como las kalejiras estellesas, el ‘Desmayo’, la jota-fandango de Estella-Lizarra, las boleras solemnes, la jota, el Baile de la Balsa o el Baile de San Juan o de las ballestas.

Trajes. La obra describe la indumentaria de los dantzaris, la organización del Grupo Folclórico Municipal y sus actuaciones y proyección exterior.

Francisco Beruete. El trabajo también incluye un espacio para recordar la figura de Beruete.

Últimas Noticias Multimedia