Opinión

El objetivo está en el oro

Por Juan Luis. Arnedillo - Sábado, 13 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

españa llega al Europeo de Croacia con la mente puesta en el oro. Vista su trayectoria en los últimos torneos continentales, es lógico pensar que esta vez hay que subir un escalafón más: en Serbia 2012 fue cuarta;en Dinamarca 2014, bronce;y en Polonia 2016, plata. Así que ahora la meta debería ser el primer puesto. Ahora bien, un Europeo es mucho más difícil que un Mundial. Todas las selecciones van muy parejas y no hay más que echar un vistazo al grupo de España: quizá el rival de hoy, la República Checa, puede estar en un segundo escalafón, pero ante Hungría y Dinamarca podemos tanto ganar como perder. Además, no hay que olvidar que los puntos obtenidos en la primera fase de clasificación se arrastran a la segunda, así que conseguir pasar con puntos, teniendo en cuenta que en la siguiente ronda hay que medirse a rivales del grupo C (donde están la Macedonia de Raúl González o Alemania) puede suponer unas semifinales, que en realidad es el primero de los objetivos de los Hispanos.Más tarde ya se verá. Por otro lado, un aspecto a a tener en cuenta es que este Europeo te da prestigio si lo ganas, por supuesto, pero nada más de cara a futuras competiciones. No así, por ejemplo, el próximo Mundial de 2019 o el Europeo de 2020, que es de donde saldrán las plazas para las Olimpiadas. Pero en realidad, este torneo continental, no. Más bien puede servir a las selecciones para adaptarse a las futuras citas. Los equipos están inmersos en un período de renovación de sus plantillas. Se me va a hacer muy difícil ver a Francia sin Omeyer ni Narcisse, por ejemplo. El combinado que tiene la plantilla más joven es, ahora mismo, Alemania, que ya protagonizó el relevo generacional en 2016 y, por lo tanto, es un rival a batir. En España, Jordi Ribera ha empezado ese período de transición. Aún nos quedan Entrerríos, Sarmiento o Aginagalde, pero va metiendo savia nueva. En cuanto a los navarros, el que estén Iosu Goñi y Eduardo Gurbindo es algo muy positivo para un equipo en transición.

El autor es técnico navarro de la Federación Española de Balonmano