Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Divertido SUV, urbano y

Seat llegó con el Ateca al segmento SUV cuando
éste ya se había consolidado;pero lo hizo para triunfar. Ahora, con el nuevo Arona, se repite la jugada y todo apunta a que el mercado le volverá a dar la razón.

Un reportaje de Tomás Pastor - Sábado, 13 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h

El nuevo Arona refuerza la presencia de Seat en el segmento SUV y suma otro éxito al del popular Ateca.

El nuevo Arona refuerza la presencia de Seat en el segmento SUV y suma otro éxito al del popular Ateca. (Foto: T.P.)

Galería Noticia

  • El nuevo Arona refuerza la presencia de Seat en el segmento SUV y suma otro éxito al del popular Ateca.

Hoy en día resulta cada vez más difícil encontrar rasgos verdaderamente diferenciadores en los nuevos modelos que llegan al mercado. De hecho, me comentaba recientemente el jefe de ventas de un concesionario que, “en un país tan marquista como el nuestro, si a potenciales compradores se les preguntase sobre su opinión respecto a un nuevo modelo, cambiaría mucho la valoración final si en lugar de ver los anagramas de una marca generalista el vehículo en cuestión portase los de una firma de las consideradas de gama alta o Premium”.

Y es que en la actualidad hay tantos modelos y tan satisfactorios, que resulta realmente complicado encontrar defectos de calado en los nuevos lanzamientos. Sin ir más lejos, he disfrutado de una intensa jornada a los mandos del nuevo Arona, el SUV urbano de Seat -cedido por el concesionario pamplonés Iruña Motor-, en su acabado más lujoso (Xcellence) y provisto del motor de gasolina de tres cilindros 1.0 TSI de 115 CV y con caja de cambios manual de seis marchas -en opción está disponible con cambio automático de doble embrague DSG de siete relaciones-, y sólo he sido capaz de advertir dos aspectos que mejoraría: su antena a rosca, perfecta para que te la roben, como en muchos coches actuales;y que para mí siempre es mejor una rueda de repuesto de tamaño estándar, aunque no lleve llanta de aleación, que una de emergencia (la que porta), que a su vez es siempre mejor que el maldito kit reparapinchazos.

En todo lo demás, el Arona es sencillamente una gozada de cross-over, es decir, de SUV exclusivamente asfáltico. Y si se quiere optar por una variante más deportiva, siempre está disponible el acabado FR, claramente más adecuado para rodar rápido con su control dinámico de tracción y sus suspensiones más firmes, que el más lujoso y confortable Xcellence probado, que literalmente lo borda.

El Arona 1.0 TSI de 115 CV aporta el dinamismo de Seat al segmento SUV y lo adapta al formato más compacto

Para empezar, cuenta con un diseño exterior muy logrado, y al que la pintura bitono termina por realzar para dotarlo de la personalidad y distinción que hacen de él un coche diferente y atrayente. Su equipamiento incluye, además, todo lo deseable en confort, conectividad y seguridad, siendo especialmente destacable su interminable lista de sistemas de asistencia a la conducción;sencillamente de diez. Luego esto se refleja en el precio final, incrementado con las opciones incluidas en la unidad probada (Digital Audio Broadcasting, Beats Sound Pack, llantas de aleación de 17 pulgadas, faros full led, actualización cartográfica, pack de control, Connectivity Plus Pack y Winter Pack), llegando a los 20.750 euros si se financia, aunque con la ventaja añadida en tal caso de sumar cuatro años de garantía (u 80.000 kilómetros), cuatro años de mantenimiento (o 60.000 km) y un año de seguro a todo riesgo. No hay que olvidar que Seat anuncia el Arona, financiando, desde 13.900 euros.

Al volante, las sensaciones son también excelentes. Está claro que no es tan espacioso ni accesible en las plazas traseras como el Ateca, el SUV hermano mayor en Seat, pero también que sus dimensiones son más compactas (4,138 metros de largura, 1,780 de anchura, 1,543 de altura, 2,566 de distancia entres ejes y un maletero de 400 litros de capacidad), y eso es algo que se nota con una maniobrabilidad en ciudad y una facilidad de aparcamiento muy destacables. Dinámicamente es también muy brillante. Su estabilidad, agilidad y precisión se alían con un apreciable confort de marcha y un refinado funcionamiento. Es un coche con el que te lo pasas bien porque se disfruta en cada kilómetro.

El motor, por su parte, es todo un ejemplo a seguir. Sus 115 CV y los 200 Nm de par máximo entre 2.000 y 3.500 rpm, junto a los 182 km/h de velocidad punta, un paso de 0 a 100 km/h en 9,8 segundos y un consumo medio homologado de 4,9 litros hablan de su buen andar y de una eficiencia destacable. Además, la caja de cambios, aunque sus desarrollos resulten un pelín largos para este redactor, permite aprovechar su potencial con una sexta utilizable incluso en carretera nacional a 90 km/h, con una velocidad de crucero legal de 120 km/h de marcador a 2.500 vueltas en autopista. En definitiva, un SUV urbano con todo para triunfar, sin pegas y en el que la diversión forma parte del equipamiento de serie.

SEAT ARONA

1.0 TSI 115 CV

Herramientas de Contenido