Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

“La planta era más una actividad empresarial que una solución medioambiental”

Gil critica que el proyecto estuvo “mal gestionado” y que la maquinaria comprada era “obsoleta y anticuada”

Sábado, 13 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h

Galería Noticia

“De no haber existido una normativa favorable, esas plantas no hubiesen sido viables”

pamplona- La de Ignacio Gil fue una comparecencia técnica en los términos y comedida en las valoraciones políticas. Pero el director general de Desarrollo Rural, que compareció antes que Pilar Irigoien en la doble sesión de ayer, no tuvo concesiones a la hora de definir un proyecto del que incluso duda de su idoneidad.

ignacio gil jordán

Director general de Desarrollo Rural

De la planta dijo que su modelo de negocio, la venta de energía con base en purín, era “muy pobre”;que “se gestionó mal”;que adoleció de “falta de previsión”;que se equipó con una “maquinaria obsoleta y anticuada”;y que desde el primer día no gustó a los ganaderos, de los que dudó que surgiese la iniciativa de poner en marcha la planta y de los que recordó sus quejas por el “servicio” y las altas tarifas. Incluso Ignacio Gil dudó de si se puso en marcha con la intención de solucionar un problema de residuos en la zona, o por el mero hecho de explotar una actividad empresarial y enriquecer a sus promotores. Sus argumentos para sustentar este último punto parten de la demostración empírica: la planta no solucionó el problema de los residuos y el sistema de balsas actual cumple la normativa y satisface más a los ganaderos de la zona, descontentos con el fallido sistema. La prueba: un 40% de ganaderos abandonó el sistema de la planta al no estar conformes con los precios de las tarifas, de en torno a 2,75 euros por metro cúbico tratado. En cualquier caso, también habrá influido, consideró, el hecho de que en 2010 hubiese 4.000 cabezas de ganado en la zona y ahora haya mil menos, con una reconversión de vacuno de leche a carne.

escenario “favorable”Que el proyecto tampoco era pertinente lo atestiguó un informe de Intia en 2006, que consideró que un buen sistema de balsas podría bastar. A pesar de ese informe, el Ayuntamiento decidió impulsar la planta y optar a las primas por creación de energía que el PP cortó de un día para otro en la pasada legislatura. “De no existir esa normativa, no hubiesen sido viables esas plantas. Yo creo que desde luego esta no, cuyo objeto además desconozco. ¿Era solucionar un problema de purines o explorar una actividad empresarial? Yo creo que no se hizo principalmente para la solución de la problemática en Ultzama. Existía un escenario favorable y se aprovechó a través de una iniciativa empresarial”, concluyó. - A.I.R.

Herramientas de Contenido