Las empresas generan cotizantes

Navarra sumó el año pasado casi 8.900 cotizantes más, el mayor incremento desde 2014, y todos fueron asalariados. Solo cuatro actividades, industria, salud, educación y administrativos, aglutinaron el 70% de los nuevos empleos.

Un reportaje de S. Zabaleta Echarte / Infografía Itxaso Mitxitorena - Domingo, 14 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h

Decenas de empleados eventuales de Volkswagen han pasado a fijos durante 2017.

Decenas de empleados eventuales de Volkswagen han pasado a fijos durante 2017. (PATXI CASCANTE)

Galería Noticia

Decenas de empleados eventuales de Volkswagen han pasado a fijos durante 2017.

navarra registró el año pasado casi 8.900 nuevos cotizantes, el mayor incremento desde 2014 y todos se produjeron en el régimen general, es decir, en el de asalariados, según el informe de la Seguridad Social. El profesor de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Navarra (UN) José Luis Álvarez Arce señala que “esta recuperación de asalariados es positiva, porque indica que las empresas se están animando a crecer y a contratar”.

La Comunidad cerró diciembre con 274.337 cotizantes (asalariados más autónomos), niveles casi semejantes a 2008, pero todavía quedan por recuperar otros 10.500 para alcanzar la cifra de 2007, año previo a la crisis sufrida en la última década. “Hay que felicitarse por la evolución del empleo. Necesitamos que siga la tendencia para lograr los niveles de antes de la crisis. En términos de producción ya hemos más que recuperado las pérdidas de la doble recesión, pero el paro se ha convertido en un problema más difícil de subsanar”, manifiesta Álvarez Arce.

El 70% de los nuevos cotizantes al régimen general se concentra en cuatro de las 21 actividades catalogadas por la Seguridad Social: industria manufacturera (2.387), administrativos y auxiliares (1.876), sanitarios y servicios sociales (1.220) y educación (834). El Observatorio de la Realidad Social del departamento de Derechos Sociales destaca que “el peso del sector industrial en la afiliación se mantiene en casi el 25% desde 2013;doce puntos más que en el Estado”. El profesor de Economía de la UN José Luis Álvarez valora de forma positiva el incremento de cotizantes en esta actividad el año pasado, ya que “se trata del motor de la economía navarra, que tira de otros sectores”.

A pesar de ello, la industria manufacturera todavía debe recuperar casi 7.000 trabajadores para alcanzar las cifras previas a la crisis, ya que actualmente suma 59.044 asalariados, y en 2007 se contabilizaban casi 66.000 en el régimen general.

los serviciosLa industria ocupa la primera posición y tras ella, se sitúan tres actividades enmarcadas en el sector terciario: administrativos y auxiliares;sanitarios y servicios sociales y educación.

El Observatorio de la Realidad Social manifiesta que todas las actividades que se engloban en servicios suponen el 65% de los cotizantes en la Comunidad Foral. Apunta que entre 2014 y 2016 “el aumento de la afiliación en servicios (tanto asalariados como autónomos) fue superior al de la industria, aunque en términos de proporción no se apreciaron cambios notables”.

El comercio y la hostelería continúan generando empleo entre los asalariados, 449 y 401, respectivamente, debido a la mejora del consumo interno. El gasto de los hogares creció un 6,5% en la Comunidad Foral el año pasado, según el informe Índices de Gasto de Hogares del Instituto Navarro de Estadística (Nastat). En ocio, cultura y hostelería creció un 13% el desembolso económico;en alimentación, vestido, calzado y vivienda, casi un 5%;en transporte y comunicaciones, un 3,5%, y en enseñanza y salud, un 2,2%.

El vicedecano de alumnos y profesor de Economía de la UN, José Luis Álvarez Arce, remarca que “la progresiva recuperación del consumo y su confianza, ayudada por el impulso del turismo, sirve para explicar la creación de empleo en la hostelería”. La Comunidad concluye 2017 con casi 1,5 millones de visitantes, según adelantó el pasado viernes el vicepresidente de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi. La estadística marca cinco años de crecimiento consecutivo y un nuevo récord de viajeros.

Tanto la hostelería, la educación como las actividades sanitarias se convierten en las tres que han recuperado el empleo perdido en la crisis ya que superan los niveles de 2007. La hostelería ocupa a 13.180 asalariados, un 16% más que hace una década;educación, 16.703, un 32% más;y las actividades sanitarias, 25.936, casi un 24% más.

característica del empleoNavarra ha incorporado a 24.582 asalariados desde 2014, con aumentos consecutivos desde ese año. Sin embargo, tanto el profesor de la Universidad de Navarra como el Observatorio de la Realidad Social advierten de las características de ese empleo. Álvarez recalca que “no está claro que el empleo que se crea sea de la calidad deseada: la temporalidad está aumentando en la recuperación, algo que ocurre de manera recurrente en las fases de crecimiento, tras la también típica caída de la eventualidad en las recesiones”.

El Observatorio muestra su preocupación por “el cambio de modelo laboral: el incremento de la flexibilidad, la contratación intermitente y la inestabilidad, entre otros factores”. Para este organismo, “conviene analizar el encadenamiento de la temporalidad y dimensionar sus efectos”. El año pasado se batió un nuevo récord de contratos, al contabilizarse 371.431 en Navarra, una subida que se debe a la mejoría de la economía, pero también a la rotación laboral (el número de contratos que concentra cada persona). La industria agroalimentaria, las actividades sanitarias y los servicios de comida y bebida fueron los subsectores que más contratos generaron en 2017.

los autónomosSi los asalariados han protagonizado el crecimiento en el ejercicio pasado, los autónomos han experimentado una leve bajada, de apenas el 0,1%, tras aumentos consecutivos desde 2013. Navarra concluyó el año con 47.389 trabajadores por cuenta propia.

Álvarez destaca que “tal vez ante la mejora económica y laboral, las personas que optaban antes por el trabajo autónomo por necesidad, ahora se decanten por ser asalariados”.

El presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) en Navarra, Juan Carlos Equiza, no achaca a ese motivo ese descenso, que también se ha producido en otras ochos comunidades: Asturias (-1,4%);Castilla y León (-1,3%);Galicia (-1,2%);Cantabria (-1%);la CAV (-0,8%);Aragón (-0,7%);Castilla-La Mancha (-0,5%) y La Rioja (-0,2%).

Entre otros motivos, Equiza cree que se han producido estos datos en Navarra, con 64 autónomos menos, por la entrada en vigor de la nueva ley en enero de 2018. “Seguramente algunas personas habrán esperado a darse de alta este mes para poder disfrutar de la tarifa plana durante un año: pagar 50 euros cada mes”.

El presidente de ATA pide “celeridad” al Gobierno foral para poner en marcha las medidas del Plan de Trabajo Autónomo;señala que hay que amoldarse al actual contexto económico y social, en referencia a las nuevas tecnologías y al cambio de hábitos de los clientes y consumidores;y propone impulsar planes de segundas oportunidades y relevo generacional. El presidente de ATA indica que sobre esta última cuestión “ya trabajan con el Ejecutivo”. Y es que en el último año, el comercio fue el que más autónomos perdió: 207, al pasar de los 10.526 en 2016 a los 10.319 en 2017.

Equiza recuerda que aunque se haya registrado ese exiguo descenso, los autónomos también han contratado personal: a unos 250 en el último año.

Esta semana la Federación Nacional de ATA presentó su encuesta, en la que ha preguntado al colectivo sobre las expectativas de creación de empleo este año en España. “Uno de cada tres prevé contratar”, dice. Actualmente en la Comunidad hay 4.516 autónomos como persona física con asalariados a su cargo, 9.150. El profesor de Economía de la UN José Luis Álvarez concluye también su análisis con un mensaje optimista para 2018. “ Hay encuestas que muestran que las empresas miran con optimismo al futuro, lo que desde luego ayudará a la recuperación del empleo”, a que generen más cotizants.

las cifras

223.062

Asalariados (media anual). El Observatorio de la Realidad Social informa de que Navarra registró el año pasado 223.062 cotizantes al régimen general, 7.509 más que en 2016. Este dato difiere de los 214.428 asalariados de diciembre, porque la primera cifra realiza la media de cotizantes de todo el año.

Media anual de asalariados

2008 225.509

2009 212.108 (-13.401)

2010 209.837 (-2.271)

2011 208.272 (-1.565)

2012 208.900 (+628)

2013 202.309 (-6.591)

2014 203.575 (+1.266)

2015 209.410 (+5.835)

2016 215.553 (+6.143)

2017 223.062 (+7.509)

Fuente: Observatorio de la Realidad Social

47.413

El Observatorio de la Realidad Social registra 47.413 autónomos de media anual, con 66 más. Al igual que en la cifra anterior, este resultado difiere de los 47.389 registrados en diciembre de 2017.

Media anual de autónomos

2008 50.241

2009 47.934 (-2.307)

2010 46.939 (-995)

2011 46.401 (-538)

2012 45.585 (-816)

2013 45.199 (-386)

2014 46.086 (+887)

2015 46.833 (+747)

2016 47.347 (+514)

2017 47.413 (+66)

Fuente: Observatorio

en breve

Autónomos en la construcción. En 2007, casi 9.700 trabajadores por cuenta propia desarrollaban su actividad en la construcción. Actualmente están dados de alta 6.666, casi 3.000 menos. El Observatorio apunta a que el descenso de este colectivo en el régimen de autónomos se compensó con la llegada de personas que ante “las pocas perspectivas de encontrar un empleo por cuenta ajena, se intentaron mantener en el mercado laboral como autónomo”.

la cifra

1.017

contratos diarios. Navarra registró el año pasado una media de 1.017 contratos diarios. En 2016, fue de 977.