Beneficios del uso de ‘walkies-talkies’ en la caza y normativa de utilización

Su utilización es muy recomendable tanto para la seguridad como para la organización de las batidas

Domingo, 14 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h

Un cazador se comunica a través de un ‘walkie’.

Un cazador se comunica a través de un ‘walkie’. (Foto: Iñaki Munarriz.)

Galería Noticia

Un cazador se comunica a través de un ‘walkie’.

Pamplona- Para asegurarnos una buena comunicación en las batidas de caza mayor en los montes navarros lo recomendable y habitual es utilizar walkies-talkies que aseguran una correcta comunicación entre todos los integrantes de las partidas de caza, estando su uso cada vez más extendido entre los cazadores de nuestra Comunidad.

Su utilización se ha demostrado que es de gran valor tanto para informar del comienzo y final de la cacería, así como de las eventualidades que puedan suceder en la misma, como puede ser la entrada de niebla y la suspensión de las mismas, el cobro de las piezas heridas, el que se haya cumplido el número de ejemplares que pudieran ser permitidos en los cupos de determinadas especies como los corzos y ciervos, para la recogida de los perros, el urgente aviso en el caso de que pudiera ocurrir un accidente o un problema de salud de unos de los cazadores, para el control de las cacerías por parte del Guarderío y los cuerpos de seguridad, que de este modo pueden estar informados de todos los aspectos que tienen lugar en estas.

Jesús Irazola, secretario de Adecana, indica que “es muy interesante que los cazadores de los puestos hablen lo menos posible, salvo que ocurra una urgencia, dejando hablar al jefe de cuadrilla y a los perreros. Lo que se hace es escuchar para ser informados de la dirección que llevan los perros, si se han levantado caza, etcétera. Es decir, que sirve tanto para que la actividad cinegética se desarrolle de forma mucho más correcta, tanto en sus aspectos técnicos como los inherentes a su seguridad, ya que los teléfonos móviles a veces no suelen tener cobertura en las apartadas zonas donde se caza”.

REQUISITOS de AUTORIZACIÓN La gestión del Dominio Público Radioeléctrico, y en este caso del uso de radiotransmisores, es competencia estatal, encargándose de las autorizaciones para su uso la Delegación en Navarra de la Dirección General de Telecomunicaciones. Por este motivo, Adecana dispone desde hace muchos años de una autorización de red radioeléctrica con 21 canales de radio para poder utilizarlas en los cotos navarros con el fin de que las cuadrillas que cacen en terrenos colindantes utilicen diferentes frecuencias o subtonos, y previa petición pueden ser utilizadas por sus socios a los que se les expida la correspondiente autorización, siendo también ampliable a la Comunidad Autónoma de Aragón, donde muchos cazadores navarros se desplazan al cazar en ambas autonomías.

Los aparatos tienen que estar legalmente adquiridos y homologados en España, con el marcado CE (Comunidad Europea para las frecuencias que se les van a grabar), cumpliendo las características técnicas y zona geográfica indicada para los que han sido autorizados, dando el visto bueno a su uso para actividades propias del objeto social de la entidad titular.

Este tipo de walkies-talkies son los llamados de uso profesional en banda UHF, semejantes a los que se usan en las empresas, donde únicamente se les pueden grabar los canales objeto de la concesión administrativa.

uso de las FRECUENCIAS La utilización de este tipo de aparatos está sujeta a concesión administrativa, cuya competencia corresponde al Estado, a través del Ministerio de Telecomunicaciones, la cual únicamente puede ser utilizada por los integrantes de la entidad titular de la concesión administrativa, teniendo que tener la correspondiente tarjeta que les autorice temporalmente a ello, la cual deberán portar si la autoridad se la solicita. Adecana tiene concedida una autorización para utilizar 21 canales en todo el territorio Navarra, pudiéndolos usar solo los previamente autorizados por esta asociación mediante la correspondiente tarjeta personalmente expedida que le habilita a utilizarlo en la caza.

Preguntado Jesús Irazola qué requisitos tienen que cumplir este tipo de aparatos, responde: “En primer lugar, tienen que ser aparatos que deben estar homologados por el Ministerio de Telecomunicaciones y entrada legal en España, habiendo pagado el IVA, con su factura. Además, deben tener expedida la Declaración de Conformidad, con la carátula oficial de la CEE (¡ojo con las falsificaciones chinas que se compran por internet!)”.

Irazola sigue abundando en los requisitos: “Tienen que ser aparatos únicamente provistos de la banda UHF, siendo ilegales los bibandas provistos además de VHF, ya que estos están homologados para trabajar en frecuencias asignadas a la radioafición, ya que no están homologados para este tipo de frecuencias, siendo también ilegales los trucados o “abiertos de banda” para que puedan ser utilizados. Las canales legales para este tipo de autorizaciones profesionales en UHF se asignan generalmente en las frecuencias de 447 y 448 Megahercios”, concluye.

si el APARATO es ILEGALPudiendo llevar toda la documentación que es necesaria para cazar, llevar algo que no se adecua a la normativa puede ser motivo de sanción. Por ejemplo, la retirada del aparato por las autoridades y posterior devolución tras ser precintado, pudiéndose poner en contacto en cualquier momento para comprobar que no se está volviendo a usar. El usuario se expone también a una posible sanción económica de muy superior valor al que asciende el aparato, tanto por no estar incluido en una autorización, como por ser en su caso de contrabando. Otro motivo de sanción es utilizar ilegalmente una red ajena saturando la red de los cazadores legalmente habilitados.

Por todo ello, Jesús Irazola aconseja que todos los cazadores que utilizan walkies-talkies se adecuen a la normativa para evitar problemas ya que las autoridades en su labor inspectora les pueden requerir que los tengan correctamente habilitados. La proliferación de equipos no homologados, e incluso homologados mal programados, deterioran mucho el buen funcionamiento y uso de la red pudiendo entorpecer la comunicación en casos de urgencia o interferir durante mucho tiempo al tener permanentemente pulsado el botón de transmisión accidentalmente. - D.N.