Apuesta con y por el pequeño comercio

Por Patricia Perales - Domingo, 14 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h

en un momento de crisis donde los hábitos de compra están cambiando, es más necesario que nunca poner en valor la importancia del pequeño comercio en nuestra ciudad, apostar por dicho sector y elaborar una estrategia conjunta para posicionar el pequeño comercio en primera línea puesto que es uno de los sectores que dinamiza la vida de una ciudad en todos sus ámbitos. Como Administración debemos asumir un compromiso serio, real y compartido para trabajar con el sector y poder generar un comercio competitivo, de calidad y cercano a la ciudadanía. Ese es nuestro objetivo.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la realidad está cambiando rápida y abruptamente. Si tenemos en cuenta los datos sobre las tendencias del comercio en Navarra, es necesario destacar un cambio de hábito a la hora de consumir que está poniendo patas arriba el panorama tradicional: el comercio on line. En Navarra, las ventas on line se incrementaron un 46,48% en el periodo de junio de 2015 a marzo de 2016, en relación al mismo periodo del año anterior, y según los últimos informes, ya superan el 30% del global de las compras. Otro cambio que se ha comprobado, según el estudio de demanda elaborado por el propio Ayuntamiento, es que el gasto por persona ha aumentando en ocio y servicios y ha bajado en el destinado a comercio. También el descenso de la renta en Navarra durante estos años ha agudizado ese cambio de tendencias, cambio que nos obliga a todos, Administración, sector y ciudadanía, a impulsar una reflexión en común para afrontar con garantías un futuro repleto de retos complicados.

Y en esa línea debemos destacar y potenciar otras cualidades que indiscutiblemente ponen en valor al pequeño comercio frente a su competencia: la atención personalizada, la comodidad que genera la cercanía, el trato directo, la confianza, la exclusividad y especialización de dichos comercios, la dinamización y revitalización de barrios, etcétera. Estas son las fortalezas de nuestros pequeños comercios y creemos que éstas son las cualidades que se deben reforzar para que los clientes sigan confiando en ellos.

Conscientes de esa necesidad y tras constatar la absoluta falta de planificación y análisis que heredamos, creímos y creemos que es totalmente necesario trabajar por una estrategia conjunta de carácter transversal, que vaya más allá de las simples actividades de dinamización. Para ello se ha elaborado el Plan Estratégico de Comercio, un plan que verá la luz en breve, y que, sin duda, marcará la estrategia y líneas de trabajo hasta 2021. Pero es un plan cuyos efectos prácticos se plasman ya en los presupuestos de 2018 donde la asignación económica en total para el área de comercio asciende a 1.774.309 euros, un 29,3% más que en 2017 con un incremento real de gasto de 402.000 euros.

No obstante, lo más destacable en el desarrollo de este plan es su carácter transversal recogido en cinco ejes que marcarán no solo las distintas actuaciones promovidas desde el área de comercio, sino también la planificación del espacio urbano, el impulso del emprendimiento, el fomento de la competitividad y el relanzamiento asociativo.

El primer eje se refiere, precisamente, a las actuaciones urbanísticas necesarias para mejorar la accesibilidad y la atractividad de determinados espacios comerciales. Siendo conscientes de la existencia de importantes reivindicaciones de parte del sector para mejorar el proyecto de amabilización del centro, reivindicaciones que se están estudiando dentro de la fase de evaluación que finaliza en febrero, queremos destacar que, pese a que algunos quieran ocultarlo, la apuesta del Ayuntamiento en esta materia va mucho más allá. La prueba está en el compromiso para 2018 de inversión de 978.000 euros en la remodelación del mercado del Segundo Ensanche, unas mejoras que van a impulsar la vida de uno de los mercados más importantes de la ciudad convirtiéndolo en un espacio referencial, funcional y moderno. Si Geltoki, con una inversión de 800.000 euros, fue el elemento central para impulsar el comercio de proximidad, el mercado del Segundo Ensanche tiene que convertirse en el referente de un modelo de comercio que impulse el sector de los frescos. Y ambas infraestructuras basadas en la filosofía central que impulsa el segundo eje del plan, el fomento de la economía circular como germen del emprendimiento e impulso del movimiento asociativo.

Los 50.000 euros destinados este año para el concurso de ideas del paseo Sarasate son también un ejemplo de la apuesta por seguir con una planificación escalonada a corto, medio y largo plazo (tercer eje). Respecto al fomento de la competitividad (cuarto eje), la apuesta se refleja presupuestariamente en una asignación de 55.000 euros para poner en marcha el desarrollo de la marca de comercio de ciudad. Otro compromiso que puede incluirse en esta apuesta es el reforzamiento del gasto en difusión y publicidad como fórmula para impulsar campañas de prestigio, de fidelización y de puesta en valor de nuestros comercios. Igualmente se refuerzan las asignaciones presupuestarias establecidas para el fomento del asociacionismo en todos los barrios y actividades de dinamización.

Y esto son solo los primeros pasos de una estrategia cuyo valor añadido, cuya gran seña de identidad, es que ha sido elaborada y compartida con el sector alumbrando un plan con 5 ejes, 15 líneas y 50 actuaciones, que pretende apoyar y trabajar en pro del pequeño comercio, de su fortalecimiento y de la concienciación ciudadana respecto a la importancia de mantenerlo vivo como herramienta vertebradora fundamental de los barrios. Ese es el compromiso de este Ayuntamiento, su línea de trabajo desde hace casi tres años y su apuesta de futuro.

La autora es concejala de Economía Local Sostenible del Ayuntamiento de Pamplona