Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Experto barranquista, impresor y motorista

Quiles había hecho en varias ocasiones el descenso de Artazul, destaca un amigo

Domingo, 14 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h

pamplona- Positivo, afable y aventurero. Así describieron ayer a través de las redes sociales a Quique Quiles Cerdera diversos amigos, tras confirmarse la noticia de su fallecimiento en el barranco de Artazul. La mayoría coincidió al recordar a este vecino de Guadalajara, de 53 años, por su afición al barranquismo y al motor.

“Era una persona muy noble en los descensos, muy amable. Además, si tenías que hacer un viaje en coche a donde fuera, se ofrecía a llevarte”, explicó Jesús Mª Ayúcar Chandia, montañero y barranquista estellés, poco después de que confirmarse que Quiles era el fallecido en el barranco navarro. “Me lo han confirmado varios amigos. Sabía que venía a esta zona, y cuando he oído que era un hombre de Guadalajara, de 53 años, ya he sabido que era él”, lamentó.

un barranquista “muy activo”Ayúcar había realizado varios descensos con Quiles, uno de ellos por ejemplo en febrero de 2017 en el propio barranco de Artazul. “Conocía la zona, había estado en varias ocasiones”, explica el barranquista, que define a Quiles como un hombre “muy activo”, que aprovechaba muchos fines de semana para desplazarse y hacer barranquismo. Recordaba, por ejemplo, cómo era habitual que pudiera seguir el rastro de sus expediciones viendo las numerosas imágenes que Quiles subía a sus redes sociales.

Quiles, padre de dos hijos y residía en Guadalajara, gestionó durante años junto a su padre la empresa Gráficas Minaya, hoy ya desaparecida. Él continuó trabajando como impresor. En el periódico La Crónica de Guadalajara destacaron también su afición al motociclismo: “Son muchos los que siguieron sus pasos como piloto de motociclismo y muchos más los que le apreciaron siempre por su afabilidad en el trato y su bonhomía”. - D.N.