vecinos

Colgados del ejercicio al aire libre

Los vecinos de Barañáin Mario Azcona y Xabier Zúñiga explican las bondades del parque de calistenia recién instalado en la plaza Lur Gorri

Mikel Bernués | Oskar Montero - Domingo, 14 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h

Mario Azcona y Xabier Zúñiga se cuelgan de las barras del parque de Calistenia instalado en la plaza Lurgorri de Barañáin.

Mario Azcona y Xabier Zúñiga se cuelgan de las barras del parque de Calistenia instalado en la plaza Lurgorri de Barañáin. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

Mario Azcona y Xabier Zúñiga se cuelgan de las barras del parque de Calistenia instalado en la plaza Lurgorri de Barañáin.

“La calistenia es hacer ejercicio utilizando tu propio peso”

BARAÑÁIN- “Lo que me enganchó de esto es que eres tú contra ti mismo. Tienes ese pique interno de que hace un mes solo podía hacer hasta aquí, ahora puedo un poco más, igual en un mes otro poco... Y sigues entrenando para mejorar porque sabes que puedes hacer más”. El que habla es Mario Azcona Aizcorbe, que junto a su amigo Xabier Zúñiga Yanguas vive colgado literalmente del parque de calistenia recién instalado en la plaza Lur Gorri de Barañáin. Haga frío, llueva o nieve, allí están para entrenar. “Lo ves y dices... hay mucha barra, ¿qué hago? ¿Me cuelgo y ya está? Pero hay muchísimos ejercicios para progresar”, defiende.

“La calistenia es hacer ejercicio utilizando tu propio peso corporal. No es como el gimnasio típico, con máquinas, pesas... Aquí eres todo tú, con tu cuerpo y con las barras”, explica sobre esta disciplina todavía desconocida por estos lares. “Esto no surge de repente”, retoma Xabier. “Es una derivación de la gimnasia deportiva, pero con un estilo más urbano, de manera que cualquier persona pueda llegar a hacer auténticos movimientos de gimnasta. Prácticamente todos los ejercicios son copiados de ahí”, dice.

El parque cuenta con un conjunto Street Workout de 9 postes con múltiples ejercicios que permiten trabajar diferentes capacidades físicas: flexibilidad, fuerza, resistencia muscular, equilibrio y coordinación. Barras paralelas de 1,20 metros de altura, banco de abdominales y suelo amortiguador. Una instalación que le ha supuesto al Ayuntamiento una inversión de 12.047 euros más IVA. La actuación finalizará en las próximas semanas con el vallado del parque y la colocación de juegos infantiles.

Durante el proceso participativo para la mejora del parque del Lago, una de las propuestas más secundadas fue la de un equipamiento deportivo de este tipo. Tras analizar los espacios del parque, el área de Urbanismo valoró su traslado a la cercana plaza Lur Gorri. “Ya había un parque de barras muy deteriorado. Y la propuesta del referéndum hablaba de un parque al aire libre, pero sin especificar más, así que tiramos para lo nuestro a ver si había suerte”, dice Xabier.

“Animo a todo el mundo a que pruebe. Yo estuve apuntado a un gimnasio, pero era muy aburrido y quería hacer deporte al aire libre. Vi unas barras (de la antigua instalación) y empecé a ir sin saber qué era. Luego viendo tutoriales en YouTube me enganchó”, expone Xabier. “Me gusta la comunidad que se ha creado alrededor, ves gente haciendo, hablas... Todos amigos sin conocernos de nada”, explica.

Mario y Xabier cuentan para finalizar que hay muchas barras, pero ninguna barrera. “Se trata de moverse y hacer algo. Luego hay niveles. Colgarte boca abajo o hacer cosas más sencillas. Cada uno hasta donde llegue”. Para poder empezar, la zona cuenta con un cartel con instrucciones generales de uso y código QR, con enlace a rutinas de entrenamiento, clasificado por niveles, que se pueden leer con un smartphone.