Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

2018: el año del Casco Antiguo

Numerosos proyectos potenciarán la zona histórica de Tudela, un barrio para el que los vecinos reclaman mayor atención y actuación municipal. Si se cumplen los planes, éste podría ser su año

Un reportaje de Fermín Pérez-Nievas - Domingo, 14 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h

Vista panorámica del Casco Antiguo de Tudela.

Vista panorámica del Casco Antiguo de Tudela. (Fermín Pérez-Nievas)

Galería Noticia

  • Vista panorámica del Casco Antiguo de Tudela.

pese a su reducida extensión (unos 400.000 m2), con respecto a la totalidad de la ciudad de Tudela (215 km2), el peso del Casco Antiguo en las políticas de los ayuntamientos (por sus acciones o falta de ellas) es una de las claves de la política municipal. Junto al Barrio de Lourdes, son los dos enclaves con mayor personalidad de la capital ribera y sus vecinos, los más exigentes con los gobiernos de turno.

A principios de 2017, la Asociación de Vecinos del Casco Viejo centró sus peticiones en tres objetivos: mejorar la limpieza y volver a poner en funcionamiento los contenedores soterrados, aumentar las plazas de aparcamiento de cara a la peatonalización y una mayor intensidad en las campañas contra las heces caninas.

Durante este año, las críticas han vuelto a ser una constante. Acusaron al tripartito de “desidia” en cuanto a la limpieza (una losa que pesa sobre cualquier gobierno de Tudela y en la que los grupos municipales basaron su campaña sin que las medidas hayan sido muy efectivas), al tiempo que destacaron la “inoperancia” y la “mala gestión” de las mesas que se crearon para encauzar las quejas y necesidades de una de las zonas más deterioradas de la ciudad. “La mala gestión de los temas del barrio es cada vez más evidente y se nos alimenta la impaciencia con un futuro de bonanza que no llegamos a vislumbrar”, indicaron.

Sin embargo, en los últimos meses los anuncios de medidas, proyectos y actuaciones en la zona histórica de la ciudad (con cimientos anteriores al siglo X) han sido constantes y la mayor parte de ellos se pondrán en marcha en 2018. Si se cumplen los plazos, los proyectos podrían revolucionar y potenciar esta zona, donde se espera mayor acción del turismo e introducir comercio y actividad económica.

Con la llegada de dinero procedente de subvenciones europeas (que respaldan proyectos presentados por el Ayuntamiento), un parking, viviendas de protección oficial para jóvenes, ayudas a la actividad económica, proyectos para potenciar el valor cultural de la ciudad y de sus orígenes, construcción de un hotel de 4 estrellas y la adecuación de solares serán pasos a dar que se integrarán en un nuevo Casco Antiguo que cumplirá su primer año de peatonalización total. Pero ¿real? Además de esas medidas es de esperar que se den pasos para la restauración de la Puerta del Juicio y cuyos trabajos irán acompañados de visitas guiadas, de charlas y citas culturales que explicarán la relevancia de esta obra del siglo XII, un libro en piedra donde se narra el final que espera a santos y pecadores.

los proyectosTras tres años de discusiones parece que finalmente se recuperará y frenará el deterioro de la Puerta del Juicio con una inversión de 600.000 euros que será abonada por Gobierno, Caixa y CAN, y Arzobispado (180.000 euros cada uno), mientras que Tudela pagará 60.000 euros. Por otra parte, en la misma catedral se tiene previsto iluminar la puerta frente a la peña La Teba, hasta el momento la más olvidada. También se espera que con apoyo de la UE se inyecten 450.000 euros con el objetivo de lograr “la regeneración socioeconómica. Puede ser a través de ayudas, mejora del entorno, de edificios como el mercado o adecuación de locales comerciales. También la mejora de un edificio que sirva de motor de actividad”, explicó el alcalde en la presentación de presupuestos.

Un mes antes, y junto al Gobierno, se habían comprometido a recuperar el proyecto de creación de una plaza en la zona del Horno de Coscolín con 26 viviendas (en dos fases), rehabilitar un edificio en la calle Magallón, derribar tres en Chapinerías y crear un aparcamiento disuasorio que comunique la calle Terraplén con la plaza de San Francisco y Huerto del Rey.

El responsable de Urbanismo, Daniel López, hizo hincapié en varias ocasiones en “la capacidad que pequeñas actuaciones pueden tener para ser elementos transformadores de la ciudad. Son acciones muy importantes tanto a nivel social como urbanístico”. Para el Gobierno la reactivación urbanística de Tudela es una “apuesta estratégica”. El presupuesto para todas ellas ronda los 7 millones y el reto es saber si se podrán cumplir los plazos.

Postergado durante 8 años por otras obras recientes, una de las claves para el desarrollo de esta zona será la recuperación del cerro de Santa Bárbara, cuna de Tudela y emplazamiento del núcleo de todas las civilizaciones que han pasado por la ciudad. Musulmanes, reyes navarros, lucha contra el reino de Castilla, franceses o incluso guerras carlistas y muchos episodios históricos tienen su centro en este cerro.

Un proyecto en el que Tudela aporta 400.000 euros pero que se desarrolla a nivel europeo y busca revivir los restos de las murallas del castillo de los siglos XIV y XV (desconchados y mellados bajo la tierra arcillosa) y ponerlos en valor. Su adecuación podría crear un corredor cultural desde la plaza Nueva pasando por San Jaime, la Catedral, la Rúa, Casa del Almirante, la iglesia de San Nicolás, la Magdalena y el cerro.

Por último, se prevé reurbanizar el paseo de Pamplona y quedará como siempre pendiente el enganche con el Ebro y el destino del edificio de Sementales que se hunde. Al margen de los grandes diseños, los problemas de saturación de ruido y bares, de no recogida de basuras, de mala pavimentación, de convivencia en algunas calles, de palacios y edificios en ruina o de despoblación, que deberán seguir estando en la agenda de este Ayuntamiento y también de los venideros.

los proyectos

Hotel. Cuatro jóvenes piensan abrir uno de 4 estrellas en la calle Rúa en 2018.

Cerro de Santa Bárbara. Proyecto conjunto con otros países que busca nuevos modelos de construcción y tiene como base recuperar las murallas de Tudela. El Consistorio pone 400.000 €.

Coscolín. Proyecto abandonado en 2004 para 26 viviendas con garaje y trastero y crear una nueva plaza que se una a la plaza Vieja.

Magallón. Rehabilitación de un edificio junto a la UNED para vivienda social.

Terraplén. Un parking para más de 75 plazas.

Chapinerías. Derribo de 3 edificios y venta del solar.

Puerta del Juicio. Restaurar con 600.000 euros.

450.000 euros. Ayudas europeas para potenciar la economía de la zona.

Cifras. Esta zona cuenta con 3.300 habitantes y unas 2.000 viviendas. Hay 10 edificios catalogados en muy malas condiciones.

Herramientas de Contenido

Últimas Noticias Multimedia