El frío dispara las pernoctaciones en el Centro de Personas sin Hogar

Las nevadas y las temperaturas bajo cero de los últimos días han hecho que desde el 11 de diciembre se hayan producido 740 pernoctaciones en aplicación en la capital del Protocolo conocido como "ola de frío"

EP - Lunes, 15 de Enero de 2018 - Actualizado a las 11:32h

Vista del interior del Centro de Atención a Personas sin Hogar, ubicado en Trinitarios.

Vista del interior del Centro de Atención a Personas sin Hogar, ubicado en Trinitarios. (Oskar Montero)

Galería Noticia

Vista del interior del Centro de Atención a Personas sin Hogar, ubicado en Trinitarios.Centro de Atención a Personas sin Hogar, ubicado en Trinitarios.

PAMPLONA. Las nevadas y las temperaturas bajo cero de los últimos días han hecho que desde el 11 de diciembre se hayan producido 740 pernoctaciones en el Centro de Atención a Personas sin Hogar de Pamplona en aplicación del Protocolo conocido como "ola de frío".

Esas estancias se suman a las 243 que se produjeron desde el 1 de noviembre hasta esa fecha, según ha informado el Ayuntamiento de Pamplona en una nota, que revela que la agudización de las condiciones invernales han hecho extender el horario de este recurso a 24 horas y anuncia que en los próximos días la climatología seguirá siendo adversa.

Así, en todo el periodo de vigencia, este recurso que depende del Área de Acción Social del Ayuntamiento de Pamplona, ha atendido a 140 personas usuarias que, además de dormir a resguardo, tienen derecho a cena y desayuno;y que en casos extremos de frío y nevadas permite prolongar el estadío a todas las horas del día y englobar asimismo las comidas.

Esto último ha sucedido 12 jornadas desde que se inició el Protocolo en las que se han repartido 60 comidas. Cinco de las jornadas han sido en 2018, con 28 comidas.

La aplicación del protocolo supone también -en caso de ser necesario- una ampliación de plazas en servicio del centro (usualmente 25 para personas empadronadas y 25 para itinerantes), a la vez que una flexibilización de los criterios para la acogida de usuarios.

El día que más demanda ha habido desde el 1 de noviembre ha sido el 16 de diciembre en el que solicitaron espacio en aplicación del protocolo 22 personas, además de las otras 50 atendidas en los otros dos recursos del centro.

Este último fin de semana ha sido uno de los más concurridos, ya que el viernes, además de las personas que están empadronadas o en el programa de itinerantes, durmieron en el centro 12 personas por la ola de frío.

El sábado durmieron 14 y se amplió el horario de las 24 horas para todo el que quisiese quedarse, de manera que se atendió a 5 de estas personas que se quedaron todo el día y se les ofreció el servicio de comida.

El domingo fue también un día de mucha afluencia y acudieron por ola de frío 19 personas, además de los que están en los otros dos programas. Se amplió también el horario y de esas 19 personas, cuatro se quedaron a pasar el día.

Las mismas fuentes explican que el Protocolo por Ola de frío se encuentra recogido en la Ordenanza municipal de Alta Exclusión que se aprobó en octubre del año 2012 y cuyo objeto concreto es paliar desde el Centro de Atención a Personas sin Hogar situaciones de necesidad urgente y excepcional por emergencia humanitaria.

Desde este programa se cubren necesidades básicas de alojamiento y manutención y, en algunos casos puntuales, otro tipo de atenciones, como la sanitaria.

A cambio las personas usuarias se comprometen a mantener las condiciones básicas de respeto y convivencia, conocer y cumplir el reglamento de funcionamiento y a salir del recurso en el plazo acordado con la plantilla de profesionales de referencia.

Asimismo, desde el programa se reparten billetes de autobús -128 desde el 1 de noviembre- a personas itinerantes de manera extraordinaria, aunque el protocolo lleva otros recursos asociados.

Si la demanda del Centro excede la capacidad disponible, Policía Municipal, las Unidades de Barrio y el propio centro reparten vales para alojamiento en pensiones a través del llamado Programa de alojamiento en establecimientos hosteleros.