Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Alsasua se movilizó

Jesús Pérez Artuch - Martes, 16 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h

Sí, lo sé. Muy socorrido, muy recurrente, incluso cansino puede llegar a ser el, a todas horas, escuchado comentario sobre la meteorología. Los espacios televisivos acerca de esta ciencia tienen un lugar propio en la programación, ya no van incluidas como una sección del noticiero. En verano casi siempre es por demasiado calor. ¿Que no hace tanto?: entonces una mierda de tiempo. En invierno hace frío en Navarra, (¿extraño verdad?) pues también mal. Si llueve la queja aumenta y si palpamos nieve, ¡uf!, cataclismo.

Pero miren por dónde que esta vez el temporal de la primera semana del año lo aprecio como una segunda oportunidad para un pueblo vilipendiado en octubre de 2016.

Altsasu, en la Burunda, a apenas cincuenta kilómetros de Iruñea, en la que según el coronel jefe de la PGC en Navarra, Javier Hernández, “no se sienten especialmente incómodos”. La misma localidad es “lugar hostil”, “lodazal en el que aún se sigue condenando la violencia, venga de donde venga, ese pozo moral en el que toda miseria es posible” donde entre “sus representantes políticos prácticamente solamente hay basura” a juicio del periodista Carlos Herrera.

Pues bien, es este mismo pueblo el que el pasado seis de enero, cuando la noche se echó encima y cientos de personas se encontraban atrapadas en la carretera sin poder llegar a sus casas, abrió sus puertas, se puso en la piel de toda esa gente y echó una mano en todo lo que pudo para que pudiesen dormir a cubierto, más o menos calientes a la espera de que al día siguiente la situación mejorase. Café, leche, galletas, mantas, calor humano y físico en el polideportivo aunado por profesionales y tanta gente anónima voluntaria que no dudó en ayudar al infortunio causado por la climatología propia de estas fechas.

Esta vez no aparecieron fotos con nombres y apellidos. Simplemente, ¿la casualidad? dio la oportunidad de que se blanqueara el quehacer diario de todo un pueblo señalado en tantas rotatorias y tertulias acechantes.

¿Año de nieves, año de bienes?

Herramientas de Contenido