Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
la carta del día

Pamplona 2018, ¿un calendario sexista?

Por Beatriz Bermudez Rothe - Martes, 16 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h

Hice una larga cola bajo la lluvia frente al civivox Condestable para retirar un ejemplar del calendario 2018 que edita el Ayuntamiento de Pamplona. No me lo quería perder. Me gusta mucho su diseño, su cuidada edición y sobre todo el hecho de que el tema sea la ciudad. Esta, Iruña, donde ahora habito como ciudadana del mundo. Ya adentro, aproveché la cola para ver un poco de prisa la exposición de las fotografías participantes en el concurso Enfoca Pamplona, entre las que se seleccionaron las imágenes del calendario. ¡Una mejor que la otra!, pero no pude detenerme a leer los nombres y menos aún fijarme en el género o sexo de sus autores. Sin embargo, cuando tuve el calendario entre mis manos no pude evitar sorprenderme, y hasta sentirme incómoda por el hecho de que todas las fotografías pertenecieran a hombres y no solo eso, no veía en ellas a ninguna mujer y tampoco un tema o visión femenina. ¡Tan malas somos!, pensé, como parafraseando a Sor Juana.

Revisé las noticias por Internet a ver si decían algo al respecto que explicara esta exclusión y fue cuando me enteré de que la figura desenfocada de una de las fotografías era de una mujer. La única y sin enfoque, así, como solemos aparecer las mujeres en el mundo del arte. También me enteré que Marta Salas Arrarás había ganado el segundo premio del concurso por lo que deduje que no se trataba de un concurso de fotografía solo para hombres. Sin embargo, como bien lo señala la noticia de prensa: “Participaron 111 fotógrafos…”, bai, bai, en masculino.

Y así mes por mes, todos ellos igualmente con nombres masculinos como desde la época de los romanos y sin hacerle ningún tributo a la Luna a la que se deben, vemos que aparece un dantzari, un santo entre flores, un caminante, los hombres del conjunto escultórico del encierro, un par de trompetistas, un ciclista, y hasta un faro solitario, que bien pudo ser un falo. ¡Ahh…! y esa figura humana desenfocada al lado de la palabra taxi que ocupa el primer plano. Imagen, en mi opinión, en la que hay poco o nada que se pueda reconocer inequívocamente como femenino.

No pretendo hacer un profundo análisis semiológico-político-feminista de lo que implica todo esto. Las tareas domésticas no me dan tiempo para tanto. Solo quiero llamar a reflexión sobre la manera cómo oficialmente se nos cuela el ninguneo sexista, en mi opinión, uno de los pilares del machismo, de la injusticia, de la violencia. Y así, sin querer, terminamos legitimando aquello que tanto decimos combatir.

Me consuela saber que la causa no está perdida. Tenemos en tres de las instituciones museísticas más importantes de Navarra la exposición Yo la peor de todas, tal como me siento ahora escribiendo estas líneas. Un especial homenaje a la poeta mexicana Sor Juana Inés de la Cruz y prueba de que aquello de mirar a las mujeres en el arte desde otra perspectiva va calando y dejando huellas. Pero este calendario y constatar, por ejemplo, que en la programación del festival de cine Punto de vista, que se celebra en Pamplona, encontramos que en cada una de sus ediciones la participación de las cineastas apenas se acerca a la tercera parte, me confirma que aún hay mucho por hacer. Que no basta estar en el poder y que las mujeres, con o sin una cámara en la mano, debemos continuar luchando día a día, y en todos los ámbitos, hasta lograr construir una sociedad verdaderamente equitativa e igualitaria. Una sociedad donde dejen de vernos y dejemos de estar fuera de foco, como en este calendario 2018.

La autora es cineasta y escritora venezolana

Herramientas de Contenido