Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Dos goles, seis puntos

la liga | osasuna saca el rendimiento máximo a sus dos últimos partidos fuera, racaneando en el juego, asumiendo el sufrimiento, pero ganando

Javier Saldise | Agencia LOF - Martes, 16 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h

David Rodríguez, autor del gol de la victoria en Sevilla, se lleva el balón con Pozo tras él.

David Rodríguez, autor del gol de la victoria en Sevilla, se lleva el balón con Pozo tras él.

Galería Noticia

  • David Rodríguez, autor del gol de la victoria en Sevilla, se lleva el balón con Pozo tras él.

pamplona- Habrá que esperar que frente a rivales de mayor entidad Osasuna saque también a relucir su altura y entre en juego con una propuesta más brillante, pero en este proyecto montado para el ascenso, con los resultados como único sostenimiento del plan, se está a estas cosas: a ganar y a callar.

Osasuna ha echado mano de la efectividad más letal y descarnada para lograr sus dos ultimas victorias fuera de casa, las dos por una diferencia mínima de un gol (0-1) y ambas con un sufrimiento exagerado frente a dos contrincantes de la zona baja, Lorca y Sevilla Atlético. El equipo de Diego Martínez protagonizó dos encuentros casi calcados en sensaciones y apuros, con más tensión ambiental en Lorca que en Sevilla, con más temor por el resultado el domingo que en el último partido oficial de 2017. En ambos escenarios, con un gol a favor como argumento máximo, que no es poco, Osasuna se metió a continuación en la defensa del resultado, soportando incluso un control del encuentro durante muchos minutos por parte de sus rivales y asumiendo, en definitiva, un papel con muchos riesgos. Con más acierto a la hora de concluir los contraataques -ha habido un montón de acciones para ello en la suma de los dos últimos compromisos fuera-, dentro de ese rol de conjunto conscientemente dominado, los rojillos no hubieran sentido el terror de la pérdida de dos puntos, cosa que rondó en la historia de las visitas a Lorca y sobre todo en Sevilla.

Ante el filial sevillista, Osasuna protagonizó un partido flojo, feo, aligerado en su pesadez lógicamente por el resultado y por algunos lances de fútbol más alegre, menos atenazado, en el segundo tiempo. Sin un gestor de fútbol en el centro del campo ante la ausencia de Fran Mérida y todavía sin Borja Lasso, cuando los rojillos por fin pillaron carril con Kike Barja o Rober Ibáñez, por fin hubo un juego más reconocible, pero desde un papel de secundario. En Lorca y Sevilla no se acabó de ver a un equipo de mando y poderío, sino más bien agazapado y calculador, rentabilizador de lo obtenido, aunque penda de un hilo.

El Sevilla Atlético, que apretó de lo suyo a Osasuna, se lamentaba tras el partido de las ocasiones desperdiciadas, de la falta de chispa. Los rojillos sacaron partido a la pegada de sus delanteros y al acierto de Sergio Herera. Con tres de los mejores atacantes de la categoría en sus filas, la inercia del campeonato va a reclamar el protagonismo a estos futbolistas. David Rodríguez, otro de los perfiles que hay para la delantera, fue el hombre más activo ante el filial -cuatro disparos, un gol, un larguero- y uno de los argumentos que tiene este equipo para días como el domingo. El retorno a la portería a cero también salvó a Osasuna en Sevilla. Otra vez un Sergio Herrera muy seguro le permitió a su equipo dar un ejemplo de efectividad, aunque el sufrimiento acompañara al final feliz, los tres puntos, a la rentabilidad.

el refuerzo

“da los pases como curro romero”

En el terreno de Borja Lasso. Borja Lasso es un chico querido por el sevillismo y el domingo en las instalaciones de del club donde jugó Osasuna, -las mismas que recibieron ayer la visita de los Biris-, en donde se han visto más andanzas del chaval y ha tenido un seguimiento minucioso, hubo algunas referencias para él. Por parte del propio entrenador rojillo, Diego Martínez, que a preguntas de los informadores ya señaló la dirección en el juego como una de las características del centrocampista recién fichado, como por el lado de alguno de los habituales de la ciudad deportiva del Sevilla. “Borja Lasso da los pases como Curro (Romero), mirando a la grada”, soltó uno de los habituales. Ahí va toda una tarjeta de presentación.

Herramientas de Contenido