Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Sacrificada una yegua que trabó una pezuña en un paso canadiense

Ocurrió en un paraje de Lekaroz con una barrera colocada precisamente para que no pase el ganado

Lander Santamaría - Martes, 16 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h

La yegua trabó sus pezuñas en la reja y tuvo que ser sacrificada.

La yegua trabó sus pezuñas en la reja y tuvo que ser sacrificada. (CEDIDA)

Galería Noticia

  • La yegua trabó sus pezuñas en la reja y tuvo que ser sacrificada.

elizondo- Una yegua de raza del país que introdujo y enganchó una de sus pezuñas en un paso canadiense tuvo que ser sacrificada en Lekaroz, al resultar imposible rescatarla y encontrarse en muy mal estado después de un prolongado sufrimiento. El triste suceso, del que es ahora cuando se ha tenido noticia, tuvo lugar en la noche del Día de los Reyes Magos, el 5 de enero, precisamente cuando se registró la intensa nevada que ocasionó serios problemas de circulación.

El pobre animal fue localizado por un grupo de jóvenes del municipio sobre las once de la noche que, al darse cuenta de la situación en que se encontraba, intentaron ayudarle por sus propios medios, lo que les resultó de todo punto imposible. Recurrieron entonces a emergencias desde donde enviaron efectivos de la Policía Foral de la comisaría de Elizondo y con posterioridad a un veterinario, también elizondarra. Sin embargo, las asistencias tampoco pudieron hacer nada ya que la yegua estaba totalmente atrapada entre las rejillas.

Según informó el grupo de jóvenes, que se encontraba muy afectado y dolido por el desafortunado suceso, llevaba nevando todo el día y algunas de las parrillas estaban completamente cubiertas de nieve (luego no eran visibles) pero en este caso unos vecinos aseguraron que “ese camino había sido despejado”. Desgraciadamente, la yegua quedó inmovilizada en el paso, la encontraron y para entonces “ya tenía signos de haber estado forcejeando”, con el nerviosismo y el sufrimiento imaginables.

Al parecer, la yegua “estaba totalmente destrozada, pero peleaba con todas sus fuerzas por intentar salir viva”. Tuvieron que hacerle un torniquete para cortarle la terrible hemorragia que tenía en una de las heridas principales y además intentaron sujetarle la cabeza, ya que al ponerse muy nerviosa se golpeaba constantemente contra el suelo.

Al constatar que no se podía sacar al animal y que tampoco se podía hacer mucho más, llamaron al veterinario que, a la vista del estado del animal y su sufrimiento, decidió que lo único que podía hacerse y lo más aconsejable era sacrificarlo. Se hizo mediante una inyección letal que calma y adormece al animal y muere sin darse cuenta.

críticas Con todo, los jóvenes que demostraron un encomiable sentimiento de humanidad y permanecieron en todo momento junto a la yegua, indicaron que “la agonía duró más de lo que debería”, aunque entre todos intentaron que el sufrimiento fuese el menor posible.

Muy dolidos, los jóvenes criticaron que “una vez más, el paso canadiense no ha cumplido debidamente su función y el diseño que presentan ha sido causa de otro fatídico suceso”. En su opinión, las características de estas estructuras “no son las adecuadas”: por ejemplo la altura de las aberturas que “no permite ningún tipo de apoyo al animal y quedan totalmente indefensos entre las rejillas” y pidieron una solución para que estos hechos no vuelvan a ocurrir. Se da la circunstancia negativa de que la yegua carecía de microchip, lo que comprobó la Policía Foral, por lo que el propietario no ha podido ser identificado.

Herramientas de Contenido