Turquía amenaza con ocupar regiones sirias en manos de kurdos

EEUU quiere crear una fuerza local de unos 30.000 combatientes en la frontera entre ambos países

Miércoles, 17 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:10h

estambul- Turquía se prepara para una inminente invasión de dos zonas del norte de Siria actualmente bajo control de milicias kurdas aliadas de Estados Unidos, según el propio presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

La campaña, anunciada por Erdogan desde hace días, se dirigiría contra las regiones de Afrin, un feudo kurdo, y Manbech, ocupada por las milicias kurdas Unidades de Protección Popular desde el verano de 2016. “Mañana o pasado mañana, dentro de poco tiempo, dispersaremos uno por uno los nidos de terror de Siria, empezando por Afrin y Manbech”, dijo Erdogan durante un discurso en el Parlamento de Ankara.

Aunque las milicias YPG son aliados de las fuerzas estadounidenses en Siria y han recibido armas de Washington para luchar contra el grupo yihadista Estado Islámico, Ankara las considera terroristas por sus estrechos vínculos con el Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda de Turquía. Erdogan ha denunciado la presencia de las YPG cerca de la frontera turca como “inaceptable” y ha exhortado a Trump a forzar su retirada, que no se produce.

El Gobierno turco teme que las YPG planifiquen hacerse también con el control del territorio entre Manbech y Afrin para establecer una franja bajo dominio kurdo a lo largo de toda la frontera norte de Siria con Turquía.

fronteraActualmente, la zona al norte de Alepo, que separa los territorios bajo control kurdo, está en manos de grupos rebeldes sirios, alzados en armas contra el régimen de Damasco y respaldados por unidades del Ejército turco. Preguntado por los medios tras esa intervención si tenía pensado contactar con el presidente de EEUU, Erdogan aseguró: “No estoy pensando en llamarle. Seguimos hablando con Putin”.

Erdogan confirmó a la prensa turca tras su discurso que “grupos sirios de la oposición” participarían en la campaña contra las milicias kurdas, cuando se produjera.

Aunque el Gobierno turco lleva tiempo amenazando con intervenir en Afrin, su discurso se ha hecho más vehemente desde que Estados Unidos anunciara el domingo que estaba planificando establecer una fuerza local de unos 30.000 combatientes en el norte de Siria, en parte compuesta por milicianos kurdos. - Efe