Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
El forense compartió escenario con Dani Álvarez

La sala de Cámara de Baluarte se llenó para ver a Paco Etxeberria

El forense compartió escenario con Dani Álvarez, su compañero en el espacio ‘El lector de huesos’

Miércoles, 17 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:11h

Paco Etxeberria y Dani Álvarez entraron a la sala al más puro estilo 'CSI'.

Paco Etxeberria y Dani Álvarez entraron a la sala al más puro estilo 'CSI'. (MIKEL SAIZ)

Galería Noticia

  • Paco Etxeberria y Dani Álvarez entraron a la sala al más puro estilo 'CSI'.

pamplona- Con gran sentido del humor. Así comenzó ayer El crimen a escena. Con la sala de Cámara de Baluarte llena de espectadores que guardaron cola para acceder a esta cita hicieron su entrada el forense Paco Etxeberria y el periodista Dani Álvarez, compañeros en el programa El lector de huesos de ETB.

Ataviados con bata blanca y mascarilla y armados una linterna, entraron por el patio de butacas y bajaron las escaleras hasta el escenario hablando entre ellos. “Me han dicho que han encontrado un cadáver en Baluarte”. “La verdad es que huele a muerto”. El forense vasco demostró tener un gran sentido del humor en el inicio y durante su intervención, que inició burlándose un poco de series como CSI, que poco tienen que ver con el procedimiento que habitualmente se lleva a cabo en una escena de un crimen. También compartió el miedo que en su infancia le provocó la novela de un clásico del género, Un muerto en la buhardilla, de Georges Simenon, y cuyo argumento recordaba cuando le tocaba subir al desván a por carbón para la cocina económica.

Su charla discurrió en un tono distendido no exento de seriedad en los momentos oportunos, y finalizó con un regalo que le hizo Álvarez: un imán de nevera del Valle de los Caídos. Y es que, como contó el periodista, el sueño de Paco Etxeberria sería sacar a todos los represaliados de aquella tumba impuesta. Etxeberria sonrió. - A.O.L.

Herramientas de Contenido