Gasto social, servicios públicos e inversiones en barrios, prioridades en Pamplona para 2018

Los 3 ediles de Aranzadi votaron a favor, aunque de forma crítica
El 63% del gasto se destinará a las áreas de carácter social

K. García/M. Salvo Javier Bergasa - Miércoles, 17 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:11h

Pamplona- Por tercer año consecutivo, el Ayuntamiento dispondrá de unos Presupuestos aprobados por la mayoría municipal (14 de 27) con los que afrontar el actual ejercicio, donde el gasto social, los servicios públicos y la atención a los barrios serán otra vez las prioridades. 204,5 millones de euros reflejan las cuentas de Pamplona para 2018, la mayoría -88 de cada 100 euros- destinados a los capítulos de personal, gastos corrientes y financiación de servicios públicos, mientras que para inversiones (capítulo 6) se reservan 7,8 euros de cada 100 y el resto se dedicará a gastos y amortizaciones financieras.

Por áreas, las de marcado carácter social (Acción Social;Desarrollo Comunitario, Cultura y Educación;Participación Ciudadana y Empoderamiento;Igualdad y LGTBQI, Ecología Urbana y Movilidad, Ciudad Habitable y Vivienda o Empleo y Comercio) concentran el 63,04% del gasto.

Las inversiones contenidas en el proyecto de Presupuestos suman 15,9 millones de euros, de los que 3,5 millones se corresponden a proyectos cuya financiación viene de las IFS (Inversiones Financieramente Sostenibles) aprobadas en 2017. La partida con mayor dotación, al margen de las subvenciones para rehabilitación de edificios (2,2 millones de euros) y la reserva de transferencias a la Gerencia de Urbanismo (1,17 millones), alcanza los 1,4 millones de euros que se reservan a corredores sostenibles. La segunda partida más importante es de 868.000 euros para los trabajos de adecuación del edificio de Salesianas, en la Txantrea. En tercer lugar se sitúan los 720.000 euros destinados a completar el proyecto Plazara, en el palacio Redín y Cruzat. El ascensor para Mendillorri con 597.440 euros y la compra de inmuebles en el Grupo Oscoz (Rochapea) para la rehabilitación de la zona (325.000 euros), completan las principales partidas.

El capítulo de inversiones se completará a partir de mayo con una nueva partida de IFS, que se prevé que ronde los 6 millones de euros, que se asignará a las dotaciones para el Plan de Barrios, las inversiones en colegios, la rehabilitación del patinódromo de Antoniutti, las obras para cubrir el patio del colegio San Francisco y la consolidación de proyectos como Edusi (Milagrosa y Azpilagaña) o Erdigune (San Jorge).

sin sobresaltosLa sesión se desarrolló sin sobresaltos. Tras la bronca interna de hace tres semanas, los tres concejales de Aranzadi acabaron votando a favor, aunque a regañadientes tal y como se encargó de resaltar su portavoz Armando Cuenca, que de paso afeó a sus socios mayoritarios -EH Bildu y Geroa Bai- por no haber mantenido una actitud más beligerante con las políticas del ministro Montoro sobre financiación local, que ellos defendían. Los reproches no pasaron de ahí, salvo la contundente respuesta que recibió de Javier Leoz, y los 14 votos del cuatripartito fueron suficientes para aprobar las cuentas y rechazar las enmienda a la totalidad presentada por UPN. Tampoco salieron adelante las enmiendas parciales de la oposición: 20 en el caso de los regionalistas, por un importe de 4,2 millones;y 32 presentadas por los socialistas, de 3,2.UPN y PSN sumaron 13 votos en contra de las cuentas.

Últimas Noticias Multimedia