Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
europeo de croacia España 22 - Dinamarca 25

Una derrota dolorosa

Grupo D | España pasa con solo dos puntos a la fase principal

Javier Villanueva - Jueves, 18 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:13h

Viran Morros y Eduardo Gurbindo intentan frenar a Rasmus Lauge Schmidt.

Viran Morros y Eduardo Gurbindo intentan frenar a Rasmus Lauge Schmidt. (EFE)

Galería Noticia

  • Viran Morros y Eduardo Gurbindo intentan frenar a Rasmus Lauge Schmidt.

ESPAÑA Pérez de Vargas;Balaguer, Gurbindo, Morros, Cañellas (1), Raúl Entrerríos (4) y Valero Rivera (2, 1p) -equipo inicial- Corrales (ps), Solé (1p), Alex Dujshebaev (6, 1p), Sarmiento (1), Goñi, Dani Dujshebaev (2), Ariño (2), Guardiola y Figueras (3).

DINAMARCA Niklas Landin;Lindberg (2), Balling (8), Lauge (4), Mikkel Hansen (6), Magnus Landin (2) y Henrik Toft Hansen (2) -equipo inicial-, Green (ps), Kirkelokke, Mortensen, Svan, Rene Toft Hansen (1), Mollgaard, Mensah, Olsen y Damgaard.

Marcador cada cinco minutos 1-2, 3-4, 5-7, 7-10, 9-12 y 13-14;14-17, 16-18, 18-21, 19-22, 20-25 y 22-25.

Árbitros Zotin y Volodkov (RUS). Excluyeron por dos minutos a Cañellas, Mikkel Hansen, Lauge y Magbus Landin.

Estadio Varazdin Arena. 3.500 espectadores.

Varazdin (Croacia)- La selección española de balonmano perdió la oportunidad de encarrilar su pase a las semifinales del Europeo de Croacia al caer por 22-25 ante Dinamarca, en un duelo en el que los españoles nunca dieron la impresión de poder ganar.

Lastrados por la falta de ritmo ofensivo en el primer tiempo e incapaces de dotar a su defensa de la solidez necesaria en la segunda mitad, los Hispanos siempre se vieron a remolque, tanto en el juego como en el marcador, ante una selección danesa a la que sólo le valía ganar.

España afrontaba el duelo ya clasificada, y con dos puntos asegurados en la segunda fase, pero habría tenido muchas más opciones de pelear por las medallas si hubiera ganado ayer al equipo danés y hubiera pasado con cuatro puntos.

Concienciado con la necesidad de no perder balones para evitar alimentar el fulgurante contraataque danés, el conjunto español apostó desde el inicio por masticar lentamente cada uno de sus ataques. Todo lo contrario que el equipo danés que, de la mano de un hipermotivado Mikkel Hansen, dispuesto a resarcirse de su nervioso arranque de campeonato, apostó por la máxima velocidad en cada una de sus acciones.

Dinamarca tomó pronto ventajas en el marcador y, aunque España se acercó en él al filo del descanso (13-14), el segundo tiempo transcurrió por los mismos cauces, y terminó con una derrota que apenas deja margen de error a los Hispanos en la Fase Principal, en la que deben acabar primeros o segundos para poder optar a las medallas.

Herramientas de Contenido