La CEOE ofrecerá un alza salarial entorno al 2% más un variable del 1%

Da de plazo para acordar el pacto de convenios hasta marzo y quiere incluir temas de absentismo laboral y flexibilidad horaria

Jueves, 18 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:13h

madrid- La Junta Directiva de la CEOE acordó ayer presentar a los sindicatos una propuesta de subida salarial para 2018 del entorno del 2%, sin suelo y con una parte variable del 1% ligada a factores como la productividad, la flexibilidad o la jornada.

Lo confirmaron fuentes conocedoras de la reunión de la Junta Directiva, si bien la CEOE se limitó a comunicar oficialmente que la propuesta salarial estará “en línea” con la planteada para el año pasado (que fue de entre el 1,2% y el 2% más medio punto adicional) y que se otorgará “especial importancia a la parte variable”. En un comunicado, la patronal añadió que las cifras concretas se irán precisando conforme avance la negociación del acuerdo, que esperan tenga una duración no inferior a dos años, y para cuya firma se han dado de plazo hasta finales de marzo.

CEOE y Cepyme van a plantear a los sindicatos UGT y CCOO en la reunión que mantendrán el próximo 25 de enero que el acuerdo no se limite a una negociación de las bandas salariales. Quieren pactar también todos los temas relacionados con la productividad, que consideran “imprescindibles para la mejora de la competitividad de las empresas”.

Así, entregarán en la próxima reunión los temas que consideran necesarios para la mejora de la competitividad de las empresas, aunque muchos ya fueron tratados en negociaciones anteriores, como el absentismo, la flexibilidad en la jornada o las formas de contratación. Fuentes conocedoras de la reunión explicaron que, a diferencia de la pasada Junta Directiva, en esta ocasión no ha habido discrepancias dado que las posturas ya se habían cerrado previamente “entre bambalinas”.

La decisión de no plantear una subida mínima dentro de una banda salarial obedece a la reclamación de las patronales de servicios que trabajan para el sector público, que dicen que las empresas no pueden repercutir en sus precios las subidas salariales. - Efe