Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Música

‘Briolbilly’

Por Javier Escorzo - Jueves, 18 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:13h

Concierto de brioles

Fecha: 13/01/2018. Lugar: Toki Leza. Incidencias: Primera visita de los catalanes Brioles a nuestra ciudad, que llenaron el bar de rockers y aficionados a la música en general. Hora y media de actuación, con varios bises.

Era inexplicable. No podía ser que un grupo de la trayectoria de Brioles, toda una referencia en el rockabilly nacional, no hubiese tocado nunca en Pamplona. Afortunadamente, tal dislate se corrigió el pasado sábado en el Toki Leza, uno de esos benditos lugares en los que todavía se sigue apostando por el rock’n’roll (recordemos que tras la barra está Antonio Armendáriz, organizador de este y muchos otros eventos y cantante de los Pa-rocko’s). Después de tres décadas sacando discos y recorriendo esas carreteras de Dios, ya era hora de que el trío catalán recalara en nuestra ciudad. Una banda honesta que, si bien no es muy conocida por el gran público, es una de las mas respetadas dentro de la escena nacional de rockabilly, fruto de su incesante trabajo, recogido en varios discos, epés y recopilatorios que ya forman parte de la historia del género.

Como es habitual en ellos, los rockers de la ciudad acudieron a su cita y llenaron el Toki Leza. Minutos antes de que comenzase el concierto, en la barra departían amigablemente asistentes con los músicos, hasta que Jorge Nunes, Daniel Nunes y Josep María Ruera agarraron guitarra, contrabajo y batería (respectivamente), y dieron inicio a la auténtica fiesta;porque eso es la música para ellos, una fiesta y una manera de divertirse. Lo dejaron muy claro cuando presentaron Play the fool, ese standard del rock’n’roll que grabaron hace un par de años junto a Uncle Charlie en un EP de título homónimo. Tras varios temas en inglés, se pasaron al castellano para interpretar Be Bop Ska, rescatada de su primer álbum, Brioles, publicado en 1991. Veintiséis años después, era imposible encontrar una copia de ese trabajo, por lo que acaban de reeditarlo. Incluso entrenaron un nuevo tema, Tanger, que tienen previsto grabar en los próximos meses. Curiosamente, fue esta una de las canciones que mejor sonaron, con una letra que hablaba de burdeles, encantadores de serpientes y camellos, mientras que la guitarra eléctrica de Jorge dibujaba arabescos, escapando de convencionalismos estilísticos. Del Magreb nos llevaron a latitudes más latinas con Ready to cha cha cha, para volver de nuevo al rock’n’roll más ortodoxo de I don’t wanna fight.

El público, situado a escasos centímetros de la banda, disfrutaba de lo lindo, especialmente cuando caía la barrera del idioma y llegaban canciones con letra en castellano. Así sucedió con los muy coreados estribillos de Pegado a ti o Cuando el gato no está, los ratones bailan, con una guitarra endiablada que recordó al mismísimo Bo Diddley. Otro de los momentos más celebrados fue cuando Daniel tumbó su contrabajo en el suelo y Jorge se subió para tocar sobre él la guitarra. O, ya casi al final, cuando sorprendieron a todos llevándose a su terreno el clásico de The Clash Should I stay or should I go, que desató definitivamente la locura en el Toki. Fue, como ellos suelen definir su música, una buena ración de briolbilly. Buen provecho.

Herramientas de Contenido

Más sobre Cultura y Ocio

ir a Cultura y Ocio »