Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

De frente

¿Quién sabe cuándo?

Por Félix Monreal - Jueves, 18 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:12h

No sé cuánto tiene de oportunismo y cuánto de cumplir con su papel de servicio público el anuncio por parte de TVE de recuperar el viejo formato de ¿Quién sabe dónde? con otro nombre pero con el periodista Paco Lobatón, su impulsor hace más de veinte años, en el equipo. Aquel programa dedicado a la búsqueda de personas desaparecidas estuvo en antena durante seis años en la década de los noventa y además de su popularidad y audiencia logró resolver numerosos casos. Pero cuando trató de adentrarse e investigar en la trama de bebés robados durante el franquismo (un asunto que todavía hoy colea), aseguran que el gobierno de Aznar cortó por lo sano y fue eliminado de la parrilla.

Ahora, el nuevo formato lleva por título Desaparecidos y su estreno, la próxima semana, coincide con la localización del cuerpo de Diana Quer después de dieciséis meses de búsqueda, especulaciones y espectáculo televisivo. Las incógnitas que abre la repentina salida de escena de una persona que no deja rastro y todas las preguntas que se pueden formular al aire con cualquier sospecha, dan para nutrir ese género negro que ahora mismo es objeto de atención y culto en Pamplona. Pero en televisión se sigue corriendo el riesgo, como ya pasó en su día con las niñas de Alcácer (el primer caso mediático de este género) de terminar frivolizando con la tragedia.

Cifras de marzo del pasado año elevaban a 4.162 las personas desaparecidas en el Estado, según los datos aportados por el Ministerio de Interior. En esa fecha, en Navarra había 26 denuncias por desaparición, 22 de menores. En diciembre de 2016, el ministro Zoido, anunció la creación de un Centro Nacional de Desaparecidos;un año después, este negociado ha comenzado a operar pero no tiene ni estructura orgánica, ni partida presupuestaria específica y solo nueve personas trabajando, derivadas de otros departamentos. No es extraño, volviendo al principio, que Lobatón, con su experiencia de años en estos casos, obtenga mejores resultados que un ministerio al que le cuesta reaccionar. ¿Quién sabe hasta cuándo?

Herramientas de Contenido