Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Torrent exhibe un perfil institucional y evita referirse a la República catalana

Se marca como meta restituir la soberanía del Parlament mientras la CUP le llama “traidor” y avisa de que está en riesgo su apoyo

Jueves, 18 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:13h

pamplona- “Viva la democracia y viva Catalunya”. Así cerró ayer Roger Torrent su primer discurso nada más ser elegido presidente del Parlament, en contraposición a la fórmula “viva la democracia, viva el pueblo soberano, viva la república catalana” que empleó su antecesora en el cargo, Carme Forcadell, hace algo más de dos años. La decisión de evitar referirse expresamente a la proclamación de la república catalana durante su presentación en sociedad marcó una intervención con un gran perfil institucional, en línea con la posición que ha asumido el partido de Torrent, ERC, de cara a la futura investidura del nuevo president de la Generalitat, para la que reclama realismo.

Ninguna mención, por tanto, a la declaración de independencia que el Parlament aprobó el 27 de octubre, en su última sesión plenaria antes de la aplicación del artículo 155 de la Constitución. El presidente más joven en la historia de la Cámara tampoco utilizó términos comunes entre los soberanistas como “presos políticos” para referirse a los dirigentes encarcelados y “exilio” para los que se encuentran en Bélgica, incluido el president cesado Carles Puigdemont. Sí se comprometió a defender “la esencia del republicanismo” y lamentó la ausencia de los ocho diputados electos, cuyas causas penales son a su juicio “totalmente injustificadas”.

Un tono y un contenido muy distintos a los que empleó el también diputado de ERC Ernest Maragall, que como presidente de la Mesa de Edad antes de la constitución del Parlament quiso tomar la palabra. Su discurso tuvo una gran carga política, y así arremetió contra el Gobierno, al que acusó de “humillar y castigar” a Catalunya. Maragall reivindicó el referéndum del 1-O y proclamó que “Catalunya no se rinde ni se resigna” y quiere seguir trabajando para “construir el país nuevo, libre y digno que queremos ser”.

Además de los previsibles reproches de la oposición, Torrent también fue blanco de las críticas de la CUP, que denunció que, con su primer discurso, “recula y traiciona el espíritu del 1 de octubre”, lo que pone incluso en riesgo el apoyo de la formación antisistema a una eventual investidura de Puigdemont. “Por encima de las convicciones están los principios, y yo quiero hacer de la democracia y la convivencia los pilares principales de mi mandato, quiero contribuir a coser a la sociedad catalana”, aseguró el nuevo presidente del Parlament.

Se comprometió además a “trabajar incansablemente” para que en la nueva legislatura “la política vuelta a situarse en el centro de todo”. Así, reclamó que se ponga fin “inmediatamente a la intervención de las instituciones” catalanas, en referencia al artículo 155. “Conjurémonos todos para recuperar las instituciones del país y volverlas a poner al servicio de los ciudadanos lo más pronto posible”, emplazó al Parlament.

El pleno de arranque de legislatura finalizó con los sones del himno catalán y los diputados soberanistas gritando “libertad, libertad”, aunque Torrent no se unió a ellos. - C.C. Borra

Últimas Noticias Multimedia