Álvaro Iso portero de la peña sport

“Quiero demostrar que tengo nivel para jugar en Segunda B”

Álvaro Iso, el portero con mejores números de Tercera en la primera vuelta, debutó el domingo con la Peña Sport. Salir del Iruña y debutar en Segunda B es un reto para él

M.J. Armendáriz Iñaki Porto - Viernes, 19 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:12h

Galería Noticia

pamplona- Álvaro Iso está en su mejor momento. Quiere que le valoren por su trabajo en el campo y sus números, no por ser hijo de un directivo de Osasuna.

¿Esperaba ser titular en el primer partido de Liga con la Peña Sport?

-Firmé el lunes y empecé a entrenar. El miércoles me fui con ellos a la Copa Federación. Jugó el otro compañero. Después seguí entrenando normal y el domingo me dieron la oportunidad de jugar y de debutar. Con 20 años debutar en Segunda B es una oportunidad muy buena y seguiré trabajando para que pueda haber más oportunidades.

¿Llegó a la Peña Sport por la lesión de Íñigo Calvo?

-A mí me llamaron porque necesitaban un portero, pero no sabía más. Hablaron con mi representante y al ser un equipo en Segunda B me pareció una buena opción y decidí firmar.

¿En qué se nota el salto?

-En el ritmo de juego de los jugadores, en que no cometen apenas fallos, la velocidad de juego es mayor y no hay ningún momento para estar tranquilo. Estás todo el partido en tensión porque en cuatro toques se te plantan en el área. El ritmo hace que lleguen más a puerta y tienes que estar más atento.

¿Cómo ha sido recibido por sus nuevos compañeros?

-Tuve suerte porque ya conocía a Endika Galarza, a De Frutos, a Xiker... Desde el primer día, muy bien con ellos y con el resto del equipo. Me dijeron que ellos iban a estar allí para ayudarme. Estoy muy contento.

La permanencia es el objetivo.

-Sí. No empezaron muy bien, pero ahora han empezado a coger ritmo. El objetivo es salvarnos, y cuanto antes, mejor. La Segunda B es muy complicada, porque hay jugadores de alto nivel, pero tenemos equipo para conseguir la permanencia y lo conseguiremos. Lo importante es sumar en todos los partidos y si es de tres en tres, mucho mejor. En la segunda vuelta, los equipos aprietan mucho y es muy complicado.

Mantener la puerta a cero es lo ideal para los porteros.

-Si mantienes la puerta a cero, no vas a perder. Cuantos más partidos mantengas la puerta a cero, más opciones vas a tener de ganar. Si no se puede, habrá que meter más goles que el contrario.

Llegó a la Peña Sport después de haber sido el Zamora de Tercera en la primera vuelta con el Iruña.

-Jugué casi todo en la primera vuelta y encajé cinco goles en once partido, con un penalti parado.

Al ser el Iruña filial de Osasuna, también entrenó con el Promesas y llegó a ir convocado.

-Sí, precisamente fui convocado al partido que jugaron en Tafalla. Los porteros entrenábamos dos semanas cada uno con el Promesas y el otro con el Iruña. Entrenar con el Promesas te hace coger más ritmo y experiencia, he aprendido a manejar los tiempos, a centrarte en el juego y olvidarte de cosas externas.

Entre estar en el Iruña y entrenar con el Promesas o jugar en la Peña en Segunda B, ¿qué pesó a la hora de tomar la decisión?

-Subir de categoría siempre es bueno. He estado en Tercera y lo que buscaba era hacerlo bien para tener la oportunidad de jugar en Segunda B. Me llegó la oportunidad de hacerlo y lo tuve claro.

¿Con el Promesas el camino era más complicado?

-No. Las oportunidades llegan cuando llegan y si un equipo me da la oportunidad de debutar en Segunda B, voy a decir que sí. En el Promesas había más porteros por delante, pero me llamó la Peña y consideré que era una buena oportunidad.

¿Está en su mejor momento?

-Es cuando mejor me encuentro. Estoy muy bien y con ganas de mejorar y seguir adelante. El trabajo hace que lleguen las oportunidades y siempre he intentado trabajar al máximo.

Ha perdido peso...

-Desde julio he perdido 10 kilos. Quería bajar porque me ayuda a estar mejor en la portería. Se nota mucho en la agilidad.

La del portero es una posición un tanto especial...

-Es una posición de más responsabilidad. Todo el mundo dice que tenemos algo especial en la cabeza y creo que algo tendremos.

Su padre es directivo de Osasuna. ¿Esa circunstancia abre o cierra puertas?

-Yo me he ido realmente por eso. Lo que quiero es jugar a fútbol y mi padre en el tema deportivo no está metido. Lo llevo todo con mi representante. Mis números están ahí y mi padre no es el que se pone en la portería.

¿Quería dejar de ser el hijo de Txuma Iso para ser Álvaro Iso?

-Sí. Lo que quiero es jugar a fútbol. Aunque sea hijo de quien soy, por otro lado también me han caído palos. Me ha llegado esta oportunidad y he querido salir para demostrar a toda la gente que hablaba de mí que puedo jugar en Segunda B, que tengo nivel, independientemente de quién sea mi padre. Es un reto para mí. La gente ve el nombre y el apellido, pero no está viendo los entrenamientos o los partidos y los números están ahí.