Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Un ultra del caso Zabaleta, detenido por el apuñalamiento en el Wanda

incidente ignacio racionero es el agresor del hincha del atlético en las cercanías del estadio

Viernes, 19 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:12h

madrid- Ignacio Racionero, un ultra que estuvo detenido por la muerte del seguidor de la Real Sociedad Aitor Zabaleta en 1998, fue arrestado en la madrugada del jueves como presunto autor del apuñalamiento de un aficionado del Atlético de Madrid en las proximidades del Wanda Metropolitano. El presunto agresor, que pertenece a una facción del Frente Atlético, Suburbios Firm, fue detenido a las 3.10 de la madrugada por Agentes de la Brigada de Información de la Policía Nacional. La facción Suburbios Firm fue expulsada del Frente Atletico por sus relaciones con los Ultra Sur del Real Madrid.

Ignacio Racionero, 44 años, ha pasado diez años en prisión por atracos fundamentalmente a farmacias, según las fuentes.

El herido, de 22 años, que vestía una camiseta del Frente Atlético, fue agredido en las proximidades de un bar donde suelen reunirse aficionados del equipo madrileño, cerca de la estación del metro de Las Musas.

Fue operado en el Hospital de La Paz y su vida no corre peligro, tras ser atendido de tres heridas por arma blanca en muslo, brazo y espalda, la última de carácter grave. Testigos de la agresión relataron que vieron cómo, cuando dos miembros del Frente Atlético hablaban sobre fútbol en las proximidades del bar, un hombre, sin mediar palabra, se acercó por detrás y asestó tres puñaladas con una navaja a uno de ellos. Ignacio Racionero figuró entre los 20 imputados por la juez por el apuñalamiento mortal de Aitor Zabaleta, ocurrido en las inmediaciones del Calderón el 8 de diciembre de 1998, poco antes del partido con la Real.

Racionero fue calificado en el juicio por el responsable policial de Violencia Urbana como “el lugarteniente” que “siempre” acompañaba a Ricardo Guerra, el único condenado por la muerte del joven vasco. - Efe

Herramientas de Contenido