Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

La aldea global

Como gato panza arriba

Por Txerra Díez Unzueta - Viernes, 19 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:12h

Galería Noticia

como gato panza arriba se manifiesta la mayoría de comentaristas y periodistas hispanos a la hora de posicionarse en el espinoso y difícil asunto informativo del proces catalán, que ingenuos como Rajoy, Rivera y Sánchez creían finalizado con la aplicación traumática del art. 155, que cercena, suspende e invalida autonomía de las instituciones catalanas. El amplio abanico de comentaristas y profesionales de los medios se dispara, como engrasado resorte presto a saltar, cuando aparecen sobre la mesa, temas tales como unidad de España, problema territorial español y organización del Estado. Es como el viejo grito de la ahistórica batalla de Clavijo, de “Santiago y cierra España”, en versión moderna para cercenar cualquier atisbo de desviacionismo periodístico que ponga en duda la mencionada cuestión. Cuando esto ocurre en radios o teles, se aísla al sarraceno heterodoxo y se muele a palos al apestoso hereje, de momento de manera dialéctica, que apenas buscas racionalidad y orden mental en un asunto complicado que rápidamente levanta ampollas. Razonamientos simplistas, exposiciones acaloradas y descalificaciones múltiples en cuanto aparece Catalunya por el escenario de la actualidad y su comentario. En el pasado, se han sucedido actuaciones deplorables de comentaristas cortados por un mismo patrón con similar baterías argumentales y partidarios de que todos pasemos por el aro, en un ejercicio de escasa madurez democrática, que por cierto, se la trae al pairo con tal de defender la sacrosanta unidad del actual Estado. No hay derechas o izquierdas, los comentaristas se posicionan indefectiblemente en un escenario de todos contra uno. Periodistas curtidas como Grisó o Quintana se presentan como adalides de una determinada opción política que debiera someterse a debate mediático sin carga añadida de pasión, tensión y hasta violencia verbal y no aparecer como trompeteras de una manera sesgada, manipulada y proterva de tratar la actualidad y sus conjuntos.

Herramientas de Contenido