A la contra

Más vale tarde

Por Jorge Nagore - Viernes, 19 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:12h

El PSN gobernó Pamplona desde abril de 1979 hasta 1987, UPN de 1987 a 1995, CDN de 1995 a 1999 y nuevamente UPN desde 1999 hasta junio de 2015. En todo ese tiempo, ETA asesinó vilmente a 22 personas en la ciudad, que se sumaban a las 5 que ya habían sido asesinadas entre 1977 y abril de 1979. Ayer se colocaron las 2 primeras placas en recuerdo de 2 de esas personas -Alfredo Aguirre, un niño de 14 años, y Ángel Postigo Mejías, un policía de solo 24 años- en los lugares en que fueron asesinados, un proceso que se hará con 25 de las 27 víctimas, porque las familias de 2 de ellas no han querido por no recordar el horror. En las placas se puede leer Víctima de ETA, tanto en castellano como en euskera. UPN afirmó ayer “no comprender como a estas alturas Asiron y Bildu, además de la mayoría del cuatripartito, se niegan a admitir y reflejar que estas personas fueron asesinadas por ETA”. O son ciegos o quieren seguir con el raca raca de sacarle partido al dolor, porque el dolor derramado por ETA no es de UPN. Igual creen que sí, pero no. Entra dentro de la lógica que UPN afee a parte de Bildu su tibieza con la sanguinaria historia de ETA, entra dentro de la lógica y es entendible. Lo que no es de recibo es que continúe mintiendo y tergiversando -ni por supuesto exigiendo que todo se haga como ellos estiman-, cuando durante años y años y años tuvieron libertad total en Pamplona y Navarra para rendir homenajes y recuerdos de esta clase y mucho más y ha sido precisamente con el cuatripartito cuando se ha aprobado esta iniciativa, que se irá cumpliendo conforme el Ministerio del Interior siga facilitando los contactos de cada una de las familias víctimas. Apenas hicieron nada en décadas y ahora que lo protagonizan los demás tampoco es de su gusto, lo quieren capitalizar todo para sí. Celebro esas placas y las 24 restantes cuando lleguen, aunque hayan tardado demasiados lustros.