Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Ertzaintza Un macabro y extraño suceso

Hallado muerto en Bilbao un matrimonio de 87 años con numerosos golpes en la cabeza

La Ertzaintza apunta hacia la hipótesis del robo como posible móvil del crimen

José Basurto - Viernes, 19 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:12h

Vecinos y familiares conversan en el portal de las víctimas con agentes de la Ertzaintza.

Vecinos y familiares conversan en el portal de las víctimas con agentes de la Ertzaintza. (EFE)

Galería Noticia

Vecinos y familiares conversan en el portal de las víctimas con agentes de la Ertzaintza.

Bilbao- Un macabro y extraño suceso sacudió ayer al barrio bilbaíno de Otxarkoaga, cuando se tuvo noticia de que un matrimonio de avanzada edad había aparecido muerto en su vivienda con evidentes signos de violencia. Los cuerpos presentaban varias cuchilladas, según han informado fuentes policiales este viernes. Al parecer, los agresores golpearon violentamente a los dos octogenarios, especialmente al hombre, que tenía golpes en la cara y en la cabeza.

Pasadas las dos de la tarde, el yerno del matrimonio encontró a sus suegros tendidos en diferentes dependencias del piso y bañados en sangre después de que durante toda la mañana no cogieran el teléfono. También encontró la vivienda totalmente “revuelta y desordenada”, lo que hace pensar que fueron víctimas de un robo.

Las dos personas fallecidas, Lucía y Rafael, tenían 87 años y eran muy conocidas y apreciadas en el barrio, ya que tras jubilarse ayudaron a su hija y a su yerno en un tienda de pinturas y papeles pintados que hay cerca de la iglesia, en el epicentro del barrio de Otxarkoaga.

La voz de alarma la dio el yerno cuando entró en el segundo piso del número 16 de la calle Zizeruena, donde vivían sus suegros desde hace más de cuarenta años. Según pudo saber este periódico, la única hija del matrimonio habló el miércoles por la noche con su madre, que estos días se encontraba convaleciente tras haber sido operada de cataratas. Al parecer, habían quedado en encontrarse hoy, según comentó un vecino del edificio que pudo hablar con la hija del matrimonio después de conocer la tragedia. Por eso mismo, por la falta de noticias, su hija se impacientó y le dijo a su marido que se acercase hasta la vivienda.

Las primeras investigaciones policiales indican que la mujer se encontraba tendida en el pasillo, a pocos metros de la puerta, “rodeada de muchísima sangre” y en otra habitación se hallaba el hombre, también “bañado en sangre”.

La Ertzaintza y la Policía Científica se personaron en el domicilio de las víctimas, donde realizaron un exhaustivo registro de la vivienda. La casa estaba totalmente revuelta, por lo que la primera hipótesis de trabajo de los agentes es que se trato de un robo. Durante casi cuatro horas, los agentes científicos revisaron cada recoveco de la vivienda en busca de evidencias que puedan aportar algo de luz a la investigación. Cualquier detalle puede ser importante a la hora de identificar a los autores del brutal y mortal asalto.

Por otro lado, será la autopsia la que determine el motivo de los fallecimientos, aunque a tenor de las muestras de violencia que presentaban las víctimas, es presumible que fueran golpeados con saña.

ResurgirOtxarkoaga es de esos barrios castigados por la droga y la delincuencia durante los años ochenta que supo resurgir gracias al esfuerzo de sus habitantes, gentes llegadas de varios puntos de la península con ganas de comenzar una nueva vida. Los vecinos y las instituciones han recuperado la identidad de un barrio que se formó con aquellos jóvenes que llegaron hace medio siglo a Bilbao y que hoy son las personas mayores que lo habitan, los más vulnerables. Muchos vecinos han denunciado en las últimas épocas haber sido víctimas de asaltos y robos. Nunca habían llegado al extremo de matar como a Lucía y a Rafael. Ayer, tras conocerse la noticia, con un barrio conmocionado, numerosos vecinos se acercaron al número 16 de la calle Zizeruena para mostrar su indignación y su enfado.

el dato

Camión de la basura. La Ertzaintza solicitó la inmovilización del camión municipal de basura que ayer mismo había vaciado el contenedor de la calle Zizeruena, donde residían las víctimas. El camión fue parado en el depósito de Artigas, adonde llegan los residuos domésticos recogidos en Bilbao. La Policía Científica buscará evidencias de los asaltantes, como guantes o cualquier otro elemento que hubieran usado en el crimen.