Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
PRELADO DEL OPUS DEI

La Universidad de Navarra homenajea al Gran Canciller Echeverría, quien "alentó la apertura al mundo" del centro

EP - Viernes, 19 de Enero de 2018 - Actualizado a las 14:59h

La Universidad de Navarra homenajea al Gran Canciller Echeverría.

La Universidad de Navarra homenajea al Gran Canciller Echeverría. (IÑAKI PORTO)

Galería Noticia

La Universidad de Navarra homenajea al Gran Canciller Echeverría.

PAMPLONA. La Universidad de Navarra ha homenajeado este viernes a quien fuese Gran Canciller de la universidad durante 22 años, entre 1994 y 2016, Monseñor Javier Echeverría. En este acto, el actual Gran Canciller, Fernando Ocáriz, ha destacado que "don Javier alentó con energía un rasgo constitutivo de esta universidad, la apertura al mundo entero, con la ilusión de servir, de compartir lo mejor que se tiene".

En el acto, que se ha celebrado en el teatro del Museo de la Universidad de Navarra, han intervenido el rector de la universidad, Alfonso Sánchez-Tabernero, la vicedecana de la Facultad de Medicina y neumóloga de la Clínica, Arantza Campo, y el anterior director general del IESE, Jordi Canals.

Además, han asistido al acto el arzobispo de Pamplona, Francisco Pérez, la Junta de Gobierno de la universidad, juntas directivas de centros, así como profesores, personal de administración y servicios, y estudiantes.

El Gran Canciller de la universidad ha resaltado el "interés por las personas" de Echeverría, fallecido en 2016. "Durante los 22 años en los que he presenciado su afán de almas, su sentido de misión, no dejó de sorprenderme la manera en que se ocupaba de cada hombre y mujer que pasaba a su lado", ha explicado.

En este sentido, ha remarcado que "en su corazón cabían todos, a cada uno le hacía sentirse como si solo él existiera en el mundo".

Por otro lado, Ocáriz ha señalado en su intervención que Echeverría "se esforzó para que el espíritu cristiano y el amor apasionado al mundo que se respira en la Universidad de Navarra llegara a iniciativas semejantes de otros países". "Durante sus años como Prelado del Opus Dei y Gran Canciller de esta universidad, ha seguido de cerca el nacimiento y el desarrollo de instituciones universitarias en casi todos los continentes", ha explicado.

Por su parte, el rector de la Universidad de Navarra, Alfonso Sánchez-Tabernero, ha elogiado en su discurso la cercanía de Echeverría. "Junto a don Javier no importaban las formalidades ni los protocolos, no marcaba las distancias, de manera natural establecía una sorprendente proximidad", ha comentado, para añadir que "siempre se interesaba por las personas".

A este respecto, ha recordado "el viaje que hizo a Pamplona en noviembre de 2008, poco después del último atentado terrorista que sufrió la universidad". "Nos había escrito el mismo día en que explotó aquel coche bomba, pero quería venir y saber cómo estábamos, acompañarnos y confortarnos", ha indicado.

En este viaje, Sánchez-Tabernero ha manifestado cómo Echeverría recalcó que "la cabeza y el corazón de la universidad estaban y estarían siempre en Navarra". "Nuestro Gran Canciller confirmó entonces el compromiso de la universidad con esta tierra que la acogió con los brazos abiertos en 1952 y que siempre la ha mirado con afecto", ha añadido.

Por otro lado, el rector ha destacado que "su actitud, llena de determinación y audacia, es para nosotros una extraordinaria fuente de inspiración". Por ello, ha resaltado cómo Echeverría "soñaba con una 'ciudad de la investigación' que fortaleciera la docencia y ayudara a la universidad a dar respuesta a las necesidades materiales y morales de la sociedad".

Ante esto, ha destacado que "hoy podemos enumerar seis prometedores centros, el CEIT, el CIMA, el ICS y los centros de Nutrición, Salud Tropical y Bioingeniería" y ha resaltado que "los avances se deben mucho a la magnanimidad de don Javier".

Por último, Sánchez-Tabernero ha manifestado que "a don Javier no le gustaría escuchar que ser cercano, magnánimo y agradecido fuesen rasgos diferenciales de su personalidad, ya que preferiría que afirmásemos que esas cualidad son propias de la universidad".

Durante el homenaje, el anterior director general del IESE, Jordi Canals, ha remarcado de Echeverría que "recordó con frecuencia que el IESE había nacido con el propósito claro de formar a empresarios y directivos para que desarrollen su tarea profesional en la empresa con competencia y espíritu de servicio".

Igualmente, Canals ha señalado que "su visión magnánima, junto con su aliento constante, fueron esenciales" para el desarrollo del IESE. "La magnanimidad de don Javier no se limitaba a plantear proyectos de cierta dimensión, sino que buscaba principalmente un impacto positivo en las personas", ha añadido.

Por último, la vicedecana de la Facultad de Medicina y neumóloga de la Clínica, Arantza Campo, ha valorado que "don Javier se sentía en la Clínica como en su casa". "Durante todo este tiempo, sus visitas fueron muchas para acompañar enfermos y para apoyar a las personas que trabajaban allí, abriendo horizontes, señalado lo importante", ha señalado.

Sobre la personalidad de Echeverría, ha destacado que "el trato siempre era cercano y cordial, y muy frecuentemente con algún detalle de humor".

Así pues, Campo ha concluido resaltando que "las personas que trabajamos en la Clínica y en la universidad hemos recibido un gran legado de quienes la iniciaron e impulsaron y de aquellas personas que hicieron posible lo imposible con su trabajo, dedicación y visión.