El Gobierno de EEUU echa el cierre

Trump cumple su primer año de mandato con una negociación ‘in extremis’ de los presupuestos en el Senado

Sábado, 20 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:11h

WaSHINGTON- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, telefoneó ayer al líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, para negociar por el inminente cierre parcial del Gobierno, que se produciría a medianoche si el Congreso no alcanzaba un acuerdo, indicó una fuente conocedora del intercambio.

En esa llamada, Trump invitó a Schumer a acudir a la Casa Blanca para hablar personalmente con él sobre el asunto, según informó esa fuente, quien corroboró que el senador se dirigía a la mansión presidencial para discutir el tema con el magnate. Los demócratas tienen los votos suficientes para bloquear en el Senado la propuesta presupuestaria aprobada este jueves por la Cámara Baja, la cual prorrogaría hasta el 16 de febrero los fondos federales, pero los republicanos no atienden sus demandas, sobre todo en lo relativo al alivio migratorio para los jóvenes indocumentados conocidos como “soñadores”.

Trump y Schumer mantenían sus conversaciones a menos de doce horas de que expirasen los fondos gubernamentales, lo cual afectaría a cientos de miles de empleados del Gobierno, cerraría parques nacionales y museos, y frenaría los pagos a las empresas contratistas vinculadas a la Administración.

Ante la negativa del liderazgo republicano de considerar una votación sobre el acuerdo bipartidista migratorio alcanzado la última semana por el conocido Grupo de los Seis, compuesto por tres senadores republicanos y tres demócratas, la oposición demócrata parecía haberse plantado y estaba dispuesta a bloquear los fondos presupuestarios.

Según indicaron fuentes de la Cámara Alta, el liderazgo demócrata cuenta con los votos suficientes para impedir que avance la propuesta de financiación temporal que este jueves aprobó la Cámara Baja, y que consideran insuficiente.

Ese texto solo financiaría el Gobierno hasta el 16 de febrero, aunque contiene una disposición demandada por los demócratas para dar una financiación de seis años para el Programa de Seguro Médico para Niños (CHIP, en inglés).

Los senadores demócratas han aumentado la presión sobre los republicanos y la Casa Blanca para aprobar un acuerdo migratorio bipartidista junto a los presupuestos que incluya un camino a la ciudadanía para los 800.000 jóvenes indocumentados conocidos como soñadores, cuyo alivio de la deportación expira en marzo por orden de Trump.

Esta sería la cuarta vez que se extiende de forma temporal el presupuesto en lo que va de año fiscal, y los demócratas parecen agotados de que no se escuchen sus demandas, entre las que también se incluyen fondos para la crisis de opioides que azota el país.

Los republicanos quieren evitar que el Gobierno cierre coincidiendo hoy, además, con el primer aniversario de Trump en la Casa Blanca, pero la última vez que ocurrió algo así fue en 2013, cuando ellos mismos provocaron un cierre gubernamental de más de dos semanas en sus intentos de derogación de la ley sanitaria del entonces presidente, Barack Obama.

“desacuerdos”Por su parte, tras su reunión urgente con Trump, el líder de la minoría demócrata del Senado de Estados Unidos, Chuck Schumer, aseguró ayer por la noche que aún tenían “un buen número de desacuerdos”, aunque dijo haber logrado algún progreso sobre las negociaciones para aprobar el presupuestario federal.

Schumer acudió a la Casa Blanca a petición del multimillonario para discutir con él un posible acuerdo y evitar así el cierre de la Administración. “Hemos hecho algún progreso pero todavía tenemos un buen número de desacuerdos”, dijo el senador a la salida de la Casa Blanca, a lo que añadió que las negociaciones continuarán a lo largo del día.

La falta de avances concretos implica que probablemente el Senado continúe con un voto de procedimiento clave sobre el proyecto de ley aprobado por la Cámara Baja para mantener el funcionamiento del gobierno federal hasta mediados del mes próximo.

Por su parte, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, insistió a los demócratas en negociar el acuerdo migratorio de forma separada a los presupuestos, con el objetivo de lograr una solución permanente a la situación ilegal de los jóvenes indocumentados conocidos como soñadores.

Por otra parte, el Senado de Estados Unidos aprobó el jueves un proyecto de ley para ampliar otros seis años el programa de vigilancia cibernética de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés).

La legislación no supone grandes cambios para la ley ya vigente, que se ha topado en numerosas ocasiones con las críticas de grupos de defensores de las libertades y los derechos fundamentales, que han criticado duramente la medida por socavar la privacidad de los ciudadanos estadounidenses. La legislación, que fue aprobada con facilidad por la Cámara de Representantes, pasará a hora a manos de Trump para su posterior entrada en vigor. En el Senado, la medida fue aprobada con 65 votos a favor y 34 votos en contra. - Efe/E.P.

apuntes

Partidas afectadas. La no aprobación de los presupuestos afectaría a cientos de miles de empleados del Gobierno, cerraría parques nacionales y museos, y frenaría los pagos a las empresas contratistas vinculadas a la Administración.

Antecedente. El último cierre del Gobierno, durante dos semanas, fue provocado por los republicanos en 2013, cuando intentaron derogar la ley sanitaria del entonces presidente, Barack Obama.