Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Las direcciones aplauden el traslado de exámenes a junio ya que beneficia al alumnado

El cambio mejoró levemente los resultados
En 2017, la normativa “se aprobó tarde” y generó desajustes pero este año los institutos ya están diseñando el plan de final de curso

María Olazarán | Patxi Cascante - Sábado, 20 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:11h

Alberto Arriazu y Camino Bueno, vicepresidente y presidenta de ADI, ayer en la comisión de Educación.

Alberto Arriazu y Camino Bueno, vicepresidente y presidenta de ADI, ayer en la comisión de Educación. (PATXI CASCANTE)

Galería Noticia

Alberto Arriazu y Camino Bueno, vicepresidente y presidenta de ADI, ayer en la comisión de Educación.

PAMPLONA.- Representantes de la Asociación de Directoras y Directores de Instituto (ADI) mostraron ayer su satisfacción por la decisión de Educación de adelantar, el pasado curso, los exámenes de septiembre al mes de junio, ya que “beneficia al alumnado”. Este colectivo, que llevaba varios años reivindicando esta modificación del calendario, alega razones pedagógicas y organizativas, para defender el adelanto de la evaluación extraordinaria de ESO y 1º de Bachiller. “Los resultados han mejorado, no mucho, pero lo hicieron. Y la sensación de inicio de curso que hemos tenido en todos los centros ha sido muy buena ya que hemos podido dedicar los primeros días de septiembre a preparar el curso. Y estas mejoras organizativas benefician a los estudiantes”, afirmó el vicepresidente de ADI, Alberto Arriazu, que compareció en el Parlamento junto a la presidenta Camino Bueno. Ambos reconocieron que, el pasado curso, el cambio “nos pilló de sorpresa” ya que Educación “aprobó tarde la normativa y no fue la mejor organización. No tuvimos mucho tiempo para actuar pero ahora sí lo tenemos”. De hecho, la mayoría de institutos cuenta con un equipo de trabajo para organizar un plan para afrontar el final de curso.

Los representantes de ADI, que engloba al 100% de los equipos directivos de Navarra, expusieron las razones por las que la asociación decidió en 2014 solicitar el adelanto de las pruebas extraordinarias. Tras dejar claro que “la evaluación es un proceso, no un suceso” y que “durante todo el proceso de enseñanza-aprendizaje hacemos una evaluación”, Bueno remarcó que realizar los exámenes en junio “facilita que la recuperación del alumnado sea atendida por el mismo profesorado. Y es que, con la crisis, los contratos de los interinos se hacían hasta el 30 de junio por lo que los nuevos llegaban en septiembre y tenían que calificar a un alumno al que no habían atendido”.

Otro de los motivos por los que plantearon el traslado fue el elevado porcentaje de estudiantes, sobre todo, de 1º de ESO, que no se presentaban a los exámenes en septiembre. “Igual os sorprende pero muchas familias no tenían interiorizado esta cuestión, no sabían que había exámenes y no se presentaban. En nuestros centros atendemos a todo el alumnado, y hay familias con referentes culturales diferentes ”, explicó Bueno, quien recordó que los centros públicos atienden a la mayor parte del alumnado desfavorecido y “no todas las familias pueden apoyar a sus hijos e hijas en verano o contratar a un profesor particular para preparar los exámenes”.

Por otra parte, tras la aprobación del Plan Bolonia, que supuso el adelanto de la Selectividad extraordinaria a junio, y el traslado de los exámenes de FP, se dio la circunstancia de que los únicos estudiantes que tenían la recuperación en septiembre eran los de ESO y 1º de Bachillerato. “En el curso 2013-14 hicimos una encuesta y vimos que el alumnado de ESO y 1º de Bachillerato sólo recuperaba el 25,5% de las materias presentadas (el 20,9% en 1º) mientras que el alumnado de 2º de Bachillerato, que hacía los exámenes ya en junio, tenía un porcentaje de asignaturas aptas del 36,1%”, explicó la presidenta de ADI.

aprender de los erroresEl deseado traslado llegó en el curso 2016-17 aunque, tal y como reconocieron los portavoces de esta asociación, “nos pilló un poco de sorpresa y, como la normativa se aprobó tarde, con el curso avanzado, y no tuvimos mucho tiempo por lo que la organización del final de curso no fue la mejor”. Ahora bien, tal y como aseguró Bueno, “el sistema educativo navarro es un sistema que aprende” y la mayoría de los centros “tenemos un equipo dedicado a diseñar un plan para el final de curso”. Y es que Inspección Educativa ha solicitado a los centros que presenten un plan donde expliquen cómo se va a afrontar el final de curso y cómo se va a atender al alumnado (suspenso y apto).

Además, ADI realizó una encuesta entre los centros para conocer cómo se actuó el pasado curso y así poder aprender y mejorar. Entre otras cuestiones se preguntó a los institutos si modificaron el horario del curso, cosa que sólo hizo el 27%;si organizaron actividades fuera de clase para los aptos, algo que ocurrió en un tercio de los centros;o si hubo quejas de las apymas cosa que se dio en el 24%. Una cuestión que se vio en los centros es que la mayoría del alumnado suspenso acudió a clase en junio mientras que entre los aptos la asistencia fue baja a pesar de que los centros informaron a las familias de que la asistencia era obligatoria. Por último les preguntaron si repetirían el modelo de organización realizado en junio de 2017 y sólo el 54% dijo que sí y un 45% que no. “Esto significa que ha habido reflexión en los centros, ya podía ocurrir en muchos otros ámbitos”, afirmó Arriazu, que reconoció que en su centro se dobló el número de asignaturas aprobadas.

Como reflexión final, ambos aseguraron que la convocatoria de exámenes extraordinaria “no es la panacea” y apostaron por incrementar los aprobados en la ordinaria. “Esto significará que profesores y alumnos se han esforzado durante el curso”.

los grupos

UPN: “Este trabajo lo debería haber realizado Educación”. Tras agradecer la exposición de ADI, UPN opinó que esa labor la debería de haber hecho Educación.

G. Bai: “Un cambio basado en razones pedagógicas y organizativas”. Los datos de ADI muestran que el cambio “no fue catastrófico, como se dijo”, y hay mejoras.

EH Bildu: “Los motivos son justificados y de peso”. Afirmó que las razones aducidas son justificadas y de peso. Esperamos que se corrijan los pequeños desajustes

Podemos: “El examen no es la panacea”. Defendió la idea de que la evaluación es un proceso pero cree que eso “se tiene que notar más en todo el proceso educativo”

PSN: “Espero que Educación aprenda”. Criticó al departamento por no trasladar la norma a la Mesa de Padres y Madres, y confío en que “Educación aprenda”.

PPN: “Es necesaria una estructura organizativa mínima” . Abogó por que Educación planté una estructura organizativa mínima para el final de curso.

I-E: “Agradezco su compromiso con la enseñanza pública”. Dijo que para tener la mejor educación pública se necesita el compromiso de todos y agradeció su labor.