Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Los médicos con cargos en el SNS público no podrán ejercer en la sanidad privada

Osasunbidea aplica el mandato parlamentario que les exige exclusividad a partir de 2018
La medida está pensada para nombramientos, aunque será retroactiva en la categoría de jefes de servicios
Hoy sólo 8 de los 208 directivos tienen la doble opción

Txus Iribarren | Mikel Saiz - Sábado, 20 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:11h

El personal de Osasunbidea tiene unas condiciones reguladas de base por una ley foral de 1992.

El personal de Osasunbidea tiene unas condiciones reguladas de base por una ley foral de 1992. (MIKEL SAIZ)

Galería Noticia

El personal de Osasunbidea tiene unas condiciones reguladas de base por una ley foral de 1992.

precedentes

Exclusividad y jefaturas. La ley foral de 1992 reguladora del personal adscrito a Osasunbidea ya incluía en su filosofía la idea de que el personal médico con cargos tuviera siempre esa exclusividad y no pudiera compatibilizar sanidad pública y privada, aunque daba una opción transitoria a excepciones para médicos que tenían cargo en el momento de su puesta en marcha. En 2010 se relajó este sistema de manera que era posible compatibilizar ambos campos renunciando al complemento 11.600 euros anuales por exclusividad En 2018 se vuelve al punto de partida con mayor exigencia, lo que puede complicar también la búsqueda de candidatos a cargos.

Exclusividad y médicos sin cargos de responsabilidad. Es un tema que suscita un debate social y profesional. Hoy en día, cuando una persona logra una plaza fija en Osasunbidea, lo hace con “exclusividad”. No obstante, en el plazo de un mes puede renunciar a este complemento y, por tanto, trabajar en la privada, algo que ya sería una cuestión que queda en su mano en cuanto a la organización de tiempos, cargas, ética... Según señalo en marzo la parlamentaria Bakartxo Ruiz (EH Bildu) citando fuentes oficiales, había entonces 72 facultativos/as que prestaban sus servicios en régimen de “no exclusividad”, es decir, renuncian el complemento pero a cuenta de tener la opción de ingresos con una consulta privada etc. Ruiz puso el foco en las áreas de Obstetricia, Ginecología y Pediatría. A nivel estatal apuntó una cifra del 30% de 127.000 médicos colegiados que compatibilizan ambos sectores. Otras 5 comunidades también han limitado la compatibilidad pública/ privada en las jefaturas.cHaytos

efectos a corto plazo

6 jefes de servicio afectados. Actualmente, dentro del amplísimo organigrama de Osasunbidea, hay 8 jefaturas desempeñadas por personas que no tienen exclusividad. La restricción afectaría a los 6 que son de Servicios: Jefatura de Servicio Asistencial de Oftalmología;Jefatura de Servicio Asistencial de Psiquiatría;Jefatura de Servicio Asistencia de Cirugía Maxilofacial;Jefatura de Servicio Asistencial de Cirugía Ortopédica y Traumatología;Jefatura de Servicio Asistencial de Obstetricia y Ginecología y Jefatura de Servicio Asistencial de Cirugía Plástica. Por contra, hay 2 jefes de sección a los que no les afectará esa retroactividad: Jefatura de Sección Asistencial de Polo Posterior (Oftalmología);Jefatura de Sección Asistencial ORL Rino laringe.

Pamplona- Los médicos que opten a cubrir una jefatura de servicio, sección o jefatura clínica en el sistema público de salud de Navarra no podrán ejercer a la vez en la sanidad privada. Así se recoge en la Ley Foral de Presupuestos de Navarra 2018. De este modo tendrán que ejercer en el sistema público en régimen de exclusividad. La medida, que también afecta a los directores de Atención Primaria (centros de salud), está pensada de cara a futuro, aunque en el transcurso de la tramitación parlamentaria de la Ley Foral una enmienda fijó que también tuviera carácter retroactivo para los jefes de servicio. De todas formas, de un total de 208 jefes de servicio, sección o directores de equipos de Atención Primaria (50 jefes de Servicio Asistencial, 95 jefes de Sección Asistencial y 63 directores de Equipo de Atención Primaria) son solo 8 (6 jefes de Servicio y 2 jefes de sección) los profesionales actuales que han optado -de acuerdo con la normativa que regía hasta ahora- por el régimen de dedicación no exclusiva. Por ello, los cambios de la Ley Foral de Presupuestos de 2018 sólo afectarían de hecho a 6 jefes de servicio. Estas medidas parten de una moción presentada por EH Bildu en marzo de 2017 (basada en el acuerdo programático), que fue apoyada por Geroa Bai, Podemos, I-E y PSN, y a varias enmiendas votadas a favor por los citados grupos e incluidas en el articulado de la Ley Foral de Presupuestos 2018 con el rechazo de UPN y PPN. Ahora es Osasunbidea quien tiene que implementar este mandato parlamentario mayoritario con fuerza de ley, algo que puede tener sus dificultades prácticas por efectos colaterales más allá del debate político, sindical o profesional.

acuerdo programáticoRealmente el asunto hunde sus raíces en el texto y el espíritu del acuerdo programático del gobierno del cambio firmado por Geroa Bai, EH-Bildu, Podemos-Ahal Dugu e Izquierda-Ezkerra en julio de 2015. En su punto 9º de abogaba por “apostar por la profesionalización de los gestores sanitarios, y la ampliación de las incompatibilidades. Se garantizará que los gestores sean elegidos en procesos transparentes, en base al mérito y la capacidad. Se eliminarán las jefaturas de servicio y sección innecesarias, y, en todo caso, todas ellas serán temporales, ligadas a proyectos y objetivos, y de promoción interna. Por otra parte, se establecerán medidas para favorecer la dedicación exclusiva de los profesionales del sistema público, regulando las incompatibilidades”, decía. El tema se quedó ahí hasta que en marzo de 2017, el año pasado, EH Bildu presentó una moción con dos puntos. En el primero se apostaba por “la por la profesionalización de los gestores sanitarios, por la elección transparente de las jefaturas con base en el mérito y la capacidad, y por la ampliación de las incompatibilidades para favorecer la dedicación exclusiva de los profesionales”. Dicho esto, en el segundo punto, el Parlamento instaba al Gobierno a “adoptar las medidas oportunas para actualizar y modificar, en su caso, la normativa vigente, con objeto de regular las incompatibilidades del personal sanitario en un plazo de seis meses, y garantizar que el conjunto del personal facultativo de Osasunbidea que desempeñe una jefatura clínica, de sección o de servicio, o una dirección de Zona Básica de Salud, preste sus servicios en régimen de exclusividad, siendo esta labor incompatible con la labor asistencial en la sanidad privada, sea por cuenta ajena o por cuenta propia”. La moción fue aprobada en el pleno con los votos a favor de cuatripartito y PSN, y los votos en contra de UPN y PP.

ley de presupuestos de 2018El siguiente paso -clave al pasar de una mera moción declarativa a algo que obliga como una ley- se realizó con los mismos protagonistas utilizando para ello una disposición adicional y otra transitoria en el proyecto de Ley de los Presupuestos de 2018, disposiciones a las que se superpusieron dos nuevas en el debate de la comisión de Hacienda que apretaban aún más los márgenes de las primeras propuestas incluidas por el Gobierno en el proyecto inicial mediante el cual se modificaban apartados de la Ley Foral 11/1992, de 20 de noviembre de, sobre el “régimen específico del personal adscrito al Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea”. La resultante fue que se aceleró su implementación (en un principio se barajaba un margen de tiempo) y además se intensificaba su exigencia. Así, en el caso de los directores de Servicio, se aplicaba una retroactividad, es decir, no es un requisito para nuevos nombramientos (siempre en base de mérito y capacidad) sino que afecta a personas ya nombradas que pudieran encontrarse en la situación de no tener la exclusividad. En el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea existen 8 profesionales con nombramiento de jefatura que han optado por prestar servicio en régimen de “dedicación no exclusiva”, habiendo solicitado la estancia o permanencia en dicho régimen. Dos de ellos son jefes de sección, con los que no les afectaría esa retroactividad.