La zona norte de la taconera será un gran espacio verde accesible con juegos infantiles y un kiosko

El ‘Proyecto Taconera’ se ejecutará durante tres años con una inversión prevista de 2 millones de euros

El pequeño pabellón se levantará sobre la plataforma del antiguo restaurante Vistabella

Mikel Bernués Juan Pablo Maset Mikel Saiz - Sábado, 20 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:11h

En primer término, recreación de la zona escalable realizada con troncos.

En primer término, recreación de la zona escalable realizada con troncos.

Galería Noticia

En primer término, recreación de la zona escalable realizada con troncos.Toboganes, cuerdas, una zona de grava y mobiliario junto al mirador del minizoo.Recreación del espacio comprendido entre el Portal Nuevo y Vistabella (Ámbitos 1 y 2).
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

pamplona- “Es el parque más antiguo de Pamplona y tiene un gran valor histórico, social y medioambiental”, comentó ayer Joxe Abaurrea para justificar el “cariño especial” puesto en el proyecto que se disponía a presentar. Una intervención que, con el horizonte puesto en el año 2020 y desde ya, plantea convertir el norte de la Taconera en un gran espacio verde accesible con zonas de estancia, espacios para juegos y un pequeño pabellón a modo de kiosko sobre el vacío que dejó el derribo del desaparecido restaurante Vistabella.

El edil de Ciudad Habitable y Vivienda del Ayuntamiento de Pamplona, acompañado por la directora del área de Conservación Urbana y Proyectos, Cristina Arregui, desgranó las particularidades del Proyecto Taconera, 32.000 metros cuadrados a intervenir divididos en seis áreas de actuación y con dos millones de euros de inversión estimada. “Es para la ciudadanía en general, pero tiene una enorme vocación de ser un espacio destinado de manera muy específica a la infancia y a las familias”, explicó. Abaurrea aludió también a la “evidente necesidad” de actuar en los caminos, el “abandono” de esa zona a raíz de la desaparición del Vistabella, la sensación de inseguridad y “fondo de saco” que se pretende paliar o la experiencia birjolastu, que durante San Fermín convirtió el lugar en una exitosa y nada convencional zona de juegos infantiles. “Aunque pueda parecer anecdótica, también ha influido y completó la idea de cómo intervenir en esa zona norte”.

ámbitos uno y dos

Actuación inminente

Zonas de juego

La ciudadanía no tendrá que esperar demasiado para descubrir cómo luce en el verde de la Taconera lo hasta ahora pintado en papel. Las obras del Playground o zona de juegos fueron adjudicadas a finales de año -por un importe de 300.000 euros- y está previsto que comiencen a finales de marzo o principios de abril, con un plazo de ejecución estimado de cuatro meses.

Como explicó Cristina Arregui, los ámbitos uno y dos abarcan 6.000 metros cuadrados en la zona comprendida entre el Portal Nuevo y Vistabella. En ellos se creará un novedoso espacio de juegos en la naturaleza, integrado en el parque y que no seguirá la homogeneidad de los que existen en otras partes de la ciudad. Unos juegos “a base de elementos naturales en los que el propio niño con su imaginación podrá jugar de diferentes maneras”. Toboganes, elementos como spinners, carruseles y peines de grava;una zona escalable realizada con troncos, un túnel bajo tierra o un laberinto aprovechando parte de los setos de boj que ya existen completan la sugerente propuesta para que los pequeños jueguen el libertad.

Además se crearán diferentes islas conectadas entre sí y con los caminos perimetrales, siempre con las dos encinas de la zona como elementos referenciales, así como espacios de estancia intergeneracional dotados de mobiliario urbano y un pequeño bosquecillo con jardín ornamental como elemento de interés paisajístico “que sirva como fondo del paseo/boulevarddel jardín histórico y de entrada desde el Casco Antiguo”, añadió Arregui.

ámbito tres

Antiguo Vistabella

Pabellón y aseos

En el lugar que ocupaba el Vistabella ha quedado una plataforma “indefinida y abandonada”, expresó Arregui. Por eso, en la segunda fase de intervención, estimada para comienzos de 2019, se construirá un pequeño pabellón de aspecto ligero que hará las funciones de kiosko (al estilo del pabellón que existe en el parque Florida de Vitoria). También aparecerán unos aseos para uso del parque, junto al pabellón se generará un espacio exterior con cabida para talleres, representaciones, etc. Y ahí “la urbanización reflejará y jugará con el antiguo trazado del baluarte”, dijo Arregui. Además, a medio plazo se eliminará la zona de aparcamiento que existe en este ámbito.

ámbito cuatro

Conservar y renovar

Jardín orgánico

Es, con mucho, el área más extensa de las seis a intervenir, 12.810 metros cuadrados de jardín orgánico con parterres rodeados de setos de boj y árboles de gran porte. “Aquí se hará un trabajo de conservación, de renovación de pavimentos en caminos y de mantenimiento y mejora de la situación actual. También se ve como un espacio potencial para la planificación de acciones efímeras, lúdicas, educativas, etc...”, esgrimió la directora del área de Conservación Urbana.

ámbito cinco

“Es un espacio destinado de manera específica a la infancia y las familias”

joxe abaurrea

Edil de EH Bildu

Conexión eje este-oeste

Para ciclista y peatón

Lo que se pretende en el ámbito cinco es “resolver la conexión eje este-oeste” y transformar esa calzada en una vía de doble trazado para uso y disfrute de peatón y ciclista. “Tendríamos que potenciar esa conexión y dar continuidad a esos caminos que nacen del jardín orgánico y cuya vocación es salir y asomarse hacia la muralla”, añadió Arregui. El turno para el ámbito cinco llegará una vez ejecutado el pabellón de la zona 3, en principio para finales de 2019.

ámbito seis

Juegos de bajo impacto

La verde pradera

El ámbito seis, el segundo más extenso (6.542 metros cuadrados) hace referencia a la pradera verde que vive entre el arbolado de gran porte y la muralla, “donde plantearíamos elementos de juego de carácter natural y bajo impacto paisajístico que aparecerían salpicados en esa pradera”. A comienzos de 2019 se podrían desarrollar algunos de estos juegos, que terminarían de implantarse ya en 2020, según el cronograma descrito por Cristina Arregui.

En definitiva, seis ámbitos de actuación para los próximos tres años dentro de “la reflexión general en torno a los parques y jardines de la ciudad, en esa dinámica de revitalización en parámetros medioambientales, de mayor uso lúdico y educativo”, dijo Abaurrea.

en corto

Origen en el siglo XVII. La Taconera “hunde sus raíces allá por el siglo XVII aunque a partir del siglo XIX se empiezan a diseñar esos efectos de parterre y algunos elementos que dan al parque su carácter”, explicó Joxe Abaurrea.

Experiencia ‘birjolastu’. El éxito de los juegos con materiales reciclados habilitados en esa zona norte durante San Fermín influyó a la hora de plantear esta nueva intervención.

Pensando en verde. La actuación planteada en la zona norte de la Taconera se une a otras iniciativas ‘verdes’ como el Jardín de la Galaxia de Yamaguchi, el proyecto de la segunda fase del parque de Aranzadi, el de Trinitarios o el parque Sur de la Txantrea, ahora en fase de elaboración del proyecto definitivo.

El bosquecillo después. El edil de Ciudad Habitable adelantó que también tienen en el punto de mira la calle Bosquecillo, ya convertida en zona peatonal dentro del Plan de Amabilización y que pretende integrarse como un elemento más de la Taconera.

Plazas de aparcamiento. En la última fase del proyecto (2020) se eliminarán las plazas de aparcamiento del ámbito tres, actuación vinculada a una planificación previa de restitución de estas plazas y pendiente de otras posibles intervenciones paralelas como, por ejemplo, el futuro parking de Santo Domingo.

las cifras

2

Millones de euros es la inversión prevista para el ‘Proyecto Taconera’ a lo largo de 2018-2019 y 2020. Los primeros 300.000 euros, destinados a las obras de la zona de juegos ‘Playground’ de los ámbitos 1 y 2, ya han sido adjudicados.

32.000

metros cuadrados tiene el área de intervención.