Defender un sistema público de pensiones

Por Iñaki Bernal - Domingo, 21 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:11h

El pasado día 15 de enero se realizaron en todo el Estado español una serie de concentraciones coordinadas en las que participaron pensionistas reclamando una equiparación justa de sus pensiones a las subidas del coste de vida o IPC (Índice de Precio al Consumo).

Desde IU e IE queremos acompañar a estas personas pensionistas en su reclamación, puesto que, como primer paso, supone un nuevo colectivo organizado ante las políticas de recortes de derechos y libertades a las que nos está sometiendo el Gobierno del Estado (obedeciendo sumisamente los dictámenes de la Troika europea) a la mayoría social y trabajadora de este país.

Es necesario desterrar la precariedad que se ha instalado para quedarse en la sociedad española, para ello es necesaria la organización y reivindicación en la calle. Que las pensiones se revaloricen un 0,25 % cada año, mientras el IPC se ha incrementado un 0,8 % durante 2017, deja un saldo negativo en aquellas personas que además, según los informes de exclusión social de FOESSA y AROPE, son las que están siendo el colchón y resguardo de sus hijos/as y nietos/as que también están sometidas a la doctrina del recorte y la precariedad.

Puede ser que la cortina de humo que ha supuesto el conflicto catalán a nivel de Estado, nos ha desviado la atención sobre las condiciones sociales en las que vivimos la mayoría social y trabajadora española, pero este tema de las pensiones y su pérdida de valor tiene una importancia vital para la calidad de vida de las personas que vivimos en este país.

En la Comisión del Pacto de Toledo del Senado hemos tenido la oportunidad de escuchar a representantes del Banco de España exponiendo la doctrina de la aplicación de la austeridad en las pensiones y salarios. Sobre el control del sistema financiero que ha generado una pérdida de 70.000 millones de euros no han dicho nada. Como dijo Rato hace poco en el Congreso de los Diputados “... es el mercado, amigo...”.

El tema de las pensiones y su pérdida de valor tiene una importancia vital para la calidad de las personas que vivimos en este país

Con las reformas laborales del PSOE y PP, las personas que hoy en día son trabajadores pobres, en un

Y ése es el objetivo de PP y Ciudadanos para la mayoría social y trabajadora de este país, aplicar las reglas del mercado al sistema de pensiones, privatizar el sistema, que el que tenga un buen trabajo se pague una pensión y el que no lo tenga que siga trabajando. Las reformas laborales de PSOE y PP van a tener como consecuencia esta situación, las personas que hoy en día son trabajadores pobres, en un futuro serán pensionistas pobres.

La modificación del art. 135 de la Constitución española ha supuesto que el Gobierno del Estado priorice el pago de la deuda (en la que se incluyen los 70.000 millones que se han destinado a rescate bancario) a la provisión de políticas sociales como podrían ser las pensiones, la Ley de Dependencia, una Renta Básica...

Es necesario, y desde IU e IE hemos propuesto la apertura de un nuevo proceso constituyente que nos permita escribir nuestros derechos en una nueva Constitución que blinde los derechos sociales. En la actual Constitución del 78, mediante la aplicación del art. 53.3, los derechos sociales en nuestro país quedan en una segunda categoría, y mientras el Gobierno del PP decide aumentar en los PGE la cantidad destinada a compra de armamento militar en un 30%, el aumento de las pensiones es de un 0,25 %. Y ésas son las prioridades de quienes nos gobiernan.

En Navarra, mediante el acuerdo programático firmado entre Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e IE, hemos realizado una mejora de las pensiones de aquellas personas que cobraban menos del SMI (735 €/mes). Estas personas perceptoras de pensiones de viudedad y PNC, unas 22.000 en Navarra, han visto incrementado el cobro de sus pensiones hasta un mínimo de ingresos que les permita tener un nivel de vida medianamente digno. Y eso es cambiar la política del recorte y la precariedad por mejorar las condiciones de vida de la mayoría social. Hemos pasado de 3 millones de €/año para 12.000 personas que destinaba UPN a esta cuestión a destinar 21 millones de €/año para unas 22.000 personas pensionistas, podemos decir que Navarra es la única CCAA que tiene esta garantía de pensiones mínimas en todo el Estado.

Ahora hace falta realizar ese cambio a nivel de Estado, que PP y Cs no puedan seguir aplicando políticas de austeridad, y para ello hace falta aplicar políticas de izquierdas, un sistema de pensiones público y garantizado mediante los ingresos que genera el Estado a través de impuestos aplicados a los que más tienen.

El autor es senador de Izquierda-Ezkerra en la Coalición Unidos Podemos